Fea.

Fracaso épico del plan Anti-Klein

Sería el plan perfecto si solo cierta persona no estuviera sentada a mi lado justo en este momento hablando de futbol americano como si fuera el tema más interesante de conversación

- Entonces… - continuó después de hacer una pausa para tragar el bocado de manzana que había mordido hace poco. - … yo le di el pase a Trevor porque estaba solo, ¿pero como iba a imaginar que Trevor tenia manos de espagueti? Cuando la practica terminó el entrenador me regañó por no haberle pasado el balón a Logan. Y yo le dije ``No solo Logan puede hacer un Touchdown´´ y el me dijo ``Me gustaría ver que tu lo hicieras mejor´´ y ya sabes, lo dijo con sarcasmo, porque sabe que no puedo. Ah, no, pero fui al campo y le pedí al Coreback que me diera un pase largo.

- ¿Hiciste el Touchdown? – pregunté con algo de interés.

- Pues no… pero se sintió bien – admitió.

No pude evitar reír con algo de simpatía.

-Que bien – murmuré.

-Gracias – sonrió – bueno, como te seguía diciendo; el entrenador…

-Ok, espera, Alex – lo interrumpí antes de que empezara a hablar y quedara absorta en su historia otra vez. El se quedó callado y me miró esperando que continúe – no es que tu presencia me moleste ni nada, pero… ¿Qué haces aquí?

-Como mi almuerzo – respondió con simpleza

-No, yo me refiero a aquí, conmigo.

-Te estoy contando sobre la práctica de hoy en la mañana.

-Eso ya lo sé – repliqué – lo que yo pregunto es; ¿Por qué?

-Porque ya era hora de tomar un descanso de esa ruidosa cafetería, así que salí y te vi aquí y me acerqué.

Decidí mantenerme callada por un minuto aprovechando otra gran mordida a su manzana para pensar bien esto.

Bueno, ¿Qué tan malo puede ser?

- ¿y después que te dijo el entrenador? – incité a que siguiera hablando

Y esta vez Pude observar sus hoyuelos cuando sonrió.

- Me dijo que estaba loco si creía que superaría a mi hermano y que yo estaba en mi posición de Wide Receiver por una razón; ``para darle pases a Logan´´

Siguió hablando sin para hasta que el descanso terminó; habló y habló como si no pudiera hacerlo durante todo el día. Pero no me aburrí. Escuché atentamente cada una de sus historias porque son verdaderamente interesantes, reí varias veces por sus ocurrencias, hice varias preguntas en algunas partes e incluso le conté un par de cosas similares que me habían pasado a mí. El nombre de Logan sonó mucho en la conversación, pero no me sorprende, después de todo es su hermano mellizo.

Usualmente los 25 minutos de la hora de descanso se me hacen interminables, como en 5 y el resto me la paso mirando a las personas caminar. Pero ahora esos 20 minutos de sobra se fueron en 1 segundo y me sorprendí a mi misma deseando que el descanso se alargue por otros 20 minutos más. Porque quería seguir hablando con Alex.

Alguien por favor golpéeme con un bate.

Me obligué a mí misma a desaparecer ese pensamiento; no es como si el me haya buscado, solo me vio por casualidad, días como estos no se van a repetir.

- Vaya, acabó tan rápido – murmuró poniéndose de pie.

Recogí mi caja de almuerzo y la guardé en mi maleta. Cuando levanté mirada de nuevo, su mano estaba extendida hacia mi. La tomé casi por inercia y de un solo halón ya estaba de pie. Incluso di unos pasos hacia adelante.

Jamás subestimen la fuerza de un jugador de futbol americano.

Una vez de pie imaginé que se despediría y seguiría su rumbo, pero en su lugar solo me miró expectante.

- Bueno… adiós – murmuré aventurándome a lo que el esperaba.

Primero me miró como preguntándose; ``¿es en serio?´´ pero terminó sonriendo y los hoyuelos se hicieron presentes de nuevo.

- ¿te llevo a tu siguiente clase? – propuso

- ¿por qué?

¿Era lo que la gente normalmente respondía?

- ¿Por qué no?

- Porque es raro

- Me hieres, June.

Hizo una mueca un poco graciosa antes de pasar su brazo de manera casual por mis hombros y comenzar a caminar.

Solo di dos pasos antes de sepárame de el de un salto.

- Wow. Puedes acompañarme a clases si quieres, pero existen ciertos limites de rareza que puedo tolerar – dije totalmente en serio pero el terminó riendo una vez más.

- Lo siento – ladeó la cabeza aun con esa sonrisita impregnada en el rostro – es mi manera de tratar a las personas.

- Como digas. Se hace tarde.

Comencé a caminar y el se igualó a mis pasos unos segundos después, de una manera despreocupada.

Bueno, si bien esto ya es lo suficientemente raro, las miradas de todos, que Alex parecía ignorar completamente, en mi tenían el efecto contrario, se clavaban como dagas en mi estómago.

Tal y como dijo, Alex no dejó de caminar junto a mi hasta dejarme en la puerta del salón.

- Nos vemos – se despidió con una sonrisa.

Como pude le devolví la sonrisa y no esperé nada más antes de dar media vuelta y sentarme en mi escritorio. El tampoco esperó nada más; cuando miré, él ya no estaba en la puerta.

Suspiré y me dispuse a sacar mi cuaderno de apuntes antes de que la clase inicie. Al apoyarlo sobre el pupitre tomé mi estuche y me asusté como la mierda cuando vi mis dedos bañados en tinta roja. Rápidamente elevé el cuarto y abrí los ojos de par en par cuando vi el causante. La letra estaba deformada y quizá necesite arrancar un par de páginas de mi libreta, pero aún se leía a la perfección.

``aléjate de Alex maldita fea´´

Miré boquiabierta la bonita caligrafía en tinta roja sobre mi pupitre. Dudo mucho que haya sido Logan. Pero él es el único que me hace estas cosas.

Ay, no.

Miré alrededor con algo de disimulo hasta dar con mi objetivo. Un grupo de chicas reían mirando en mi dirección. Aparté la vista rápidamente.

Esto no es bueno. No necesito que más personas me conviertan en su pequeño animal de circo. No cuando estaba comenzando a pensar que finalmente mis días de paz habían llegado.



Kity

#1192 en Novela romántica
#356 en Otros
#115 en Humor

En el texto hay: comedia, romances, complejo

Editado: 12.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar