Fea.

De piscina.

- Te vi caminando de la mano con el - canturreó Abery.

- nuestras pulseras se pegaron

- ¿sus dedos también?

La mande a callar y ella soltó una larga carcajada.

- como sea. ¿te invitó a su fiesta?

- Sip.

- ¿irás?

- tal vez, pero no pienso meterme a la piscina.

Ella hizo una mueca.

- ¿tampoco tienes confianza en tu cuerpo? - repuso con cansancio.

- estoy pasada de peso - acepté - no quiero andar por allí mostrando la grasa que me sobra.

Ella bufó, pero terminó riendo.

- bueno; entiendo, si una mujer no se siente segura está bien; creo.

- ¿tu irás?

- así es; Connor también. Deberías nadar un poco... ¿no sería un lindo regalo de cumpleaños para Alex ver a su novia en traje de baño?

- no soy su novia. Y sería una sorpresa muy desagradable.

- como digas... Sólo te recuerdo que van a haber muchas chicas allí...

Ignoré su comentario y seguí caminando de largo aun cuando sabía que tenía que doblar en la izquierda en la entrada anterior.

¿y adonde iba?

A comprar un traje de baño.

Agh. Estúpida Abery que me mete gusanos a la cabeza.

Ella si dobló en la calle correcta y se despidió de mi con in beso volado.

Tome un bus directo al mall.

Tal vez en cosas así era mejor pedir la ayuda de Abery; pero aún hay algo de crédito en la tarjeta de papá y me daba mucha vergüenza ir a comprar esta clase de cosas con alguien.

Entre a la tienda de verano y pasee la vista por algunos trajes en la percha.

La mayoría era de dos minúsculas piezas así que me centre en los que eran de una sola pieza de inmediato.

Tomé un par que me llamaron la atención y corrí al vestidor. Mientras más rápido termine esto más rápido podré salir de aquí. Observé las piezas algo dudosa; ¿desde cuando June Danner usa algo que no sean sus camisetas grandes?

Me probé el primero con algo de vergüenza y una vez puesto me volteé para mirarme en el espejo del vestidor.

Ok; esto de la confianza es algo nuevo para mi así que sólo lo diré Una vez; no se me ve mal.

Es decir; no lo usaría enfrente de nadie a voluntad propia pero no era tan desagradable como creía.

Suspire tocando mis flácidas piernas. Quizá debería hacer más ejercicio.

Me probé el otro sólo por curiosidad, pero al final me decidí por el primero. Si; compre un traje de baño, pero sólo para decir que compre un traje de baño.

Al llegar a casa no fue difícil obtener el permiso de papá y finalmente sólo quedaba una cosa.

Yo: ¿Alex?

El chico de mis sueños: ¿Nena?

Abrí los ojos de par en par.

Yo: ¿¡Cuando rayos te guardaste con ese nombre!?

El chico de mis sueños: ¿de qué hablas? :)

Rodé los ojos.

Yo: la dirección. ¿cuál es?

El chico de mis sueños: ¿viebes?

El chico de mis sueños: ¿vienes? *

Yo: ajá; sólo unas cuantas horas.

El chico de mis sueños: te iré a recoger.

Yo: no es necesario.

El chico de mis sueños: Av. Woldstreet. Mz 640 v 20. La fiesta empieza en una hora.

No le respondí después de eso y revisé la hora.

Corrí a mi habitación a "prepararme" como lo hubiera dicho Abery.

De nada servía maquillarme ni arreglarme el cabello ya que iba a una piscina y aunque no fuera a entrar quedaría como la única que se maquilla para ir a la piscina.

Ok. La verdadera razón es que no me se maquillar ni peinar.

Recogí un moño como siempre.

Me puse el traje de baño y por encima una Camiseta playera. Por abajo opte por un Capri y unas zapatillas playeras.

Metí en un bolso mi celular, billetera, bloqueador y un libro por si acaso.

- me voy, pa.

- no llegues después de las 7.

- claro.

Miré la hora. Eran apenas las tres.

Tome un bus hasta villa aniñada como le llama papá; en la Garita de la urbanización me pidieron mi nombre y después de confirmar con la listas invitados; un chico en bicicleta me guío hasta la entrada de la casa.

Vaya; y yo que pensabas que un candado ya era mucha seguridad.

La puerta estaba abierta así que no espere nada más y entre.

Apenas puse un pie en la casa me invadió un aire de popularidad innata.

Al menos no estaba fuera de lugar puesto que los chicos estaban vestidos igual que yo. Pero las chicas llevaban todas un corto vestido de playa de colores vivos dejando a la vista las esbeltas piernas.



Kity

#1923 en Novela romántica
#635 en Otros
#184 en Humor

En el texto hay: comedia, romances, complejo

Editado: 12.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar