Finalmente Luci

palo/mesa

Está afuera de la puerta, por debajo puedo notar la sombra que crean sus pies ¿por qué no pasará? ¿Qué es lo que le impide abrir esa maldita puerta? ¡Quiero salir de aquí!

Abre la puerta y enciende la luz.

-¿No pudiste dormir?- me pregunta

-¿Por qué lo dices?- le cuestiono yo

-Logré escuchar en la noche algunos golpes, ¿intentabas encender la luz?

-Tal vez- le dije evitando mencionar el hecho de saber que estaba atrapada

-Es lógico que no sabes qué hora es, pero ya es tarde, ¿no quieres desayunar?

Por un instante mi estómago pensó que esa era una buena idea, pero luego mi cerebro intervino

-No, creo que es mejor que ya me valla, no quiero molestarte más tiempo, además como ya lo has dicho, es tarde y, tengo algunos asuntos pendientes por resolver.

Le dije, pero creo que no se lo tomó muy bien

-No- me dijo casi gritando, y al darse cuenta bajó su tono – tú no te preocupes, no tienes que irte, puedes quedarte el tiempo que quieras, además podré responderte todo lo que me digas, no vitaré ninguna pregunta, créeme, puedes confiar en mí.

No sé si sus palabras sean ciertas, ¿enserio puedo confiar en él?, ni si quiera lo conozco, no sé si sea buena idea el quedarme aquí, pero algo me dice él no me dejará salir tan fácilmente de este lugar.

-Creo que necesito ir al baño- le digo mientras pienso en cómo salir de este lugar

No me responde y solo se acerca a la pared y empieza a palparla, de ahí sale una gran puerta y la abre señalando que me meta, al yo hacerlo me doy cuenta de que es un baño, justo lo que le pedí. El baño no está feo, aunque claro, tampoco es algo súper lujoso, es simple pero bonito, con unos azulejos azul cielo, y como complemento un simple inodoro y lavabo, creo que nadie ha de venir por acá, ¿será este el único baño que tenga la cueva? Pero eso no tendría sentido, si su “casa” solo tiene un inodoro y un lavabo significa que solo puede miar, cagar y lavarse las manos. ¡¿Será que no se baña?! , de ser así tiene que pasarme su secreto, cómo le hace alguien para no bañarse en años y aun así oler a rosas (literalmente).

Entro al baño y parece ser más pequeño de lo que esperaba, pero me he dado cuenta de algo

-¿No tendrás algo de papel?

Se asoma para cerciorar que enserio n hay papel higiénico dentro, al darse cuenta de que no miento se aleja, sale de la habitación, y al regresar me da lo que le pedí, pero no entiendo por qué no me ha dicho nada desde que me subió el tono de su voz, ¿será que se siente avergonzado? Volvió a salir de la habitación para dejarme en el baño. Creo que más que nada necesito un cepillo de dientes, mi hedor es terrible, -no solo el de la boca- y si es momento de estar pidiendo cosas en mí cabeza, también me gustaría un jabón para mi cara, resulta que me salen muchos granitos al no bañarme.

Ya he hecho del baño -todo salió bien-, trataré de pensar en que este joven (Marco) jamás viene a aquí por lo que el jabón de manos está limpio, lo cual e da oportunidad de lavarme la mano, y en cuanto a mi boca y mi cuerpo, creo que solo me enjuagaré la boca, y lo de bañarme será un buen pretexto para poder salir de este maldito lugar.

Salgo del baño y me voy al cuarto para después dirigirme a donde está Marco.

-¿Entonces quieres desayunar?- me dice con una voz suave

-Creo que enserio tengo que irme, quizá no lo llegues a notar pero mi aspecto ya no es el de una princesa, ahora parezco más una mendiga-

Creo que se ha tragado mi cuentito, pero no parece muy convencido, y claro que no lo está, vamos, yo soy hermosa me veas por donde me veas. En fin….

-Claro, lo entiendo, pero es que no quiero volver a estar solo en esta cueva

-¿Y por qué no te vas de aquí?

Un silencio total abunda en este momento, pero yo no me puedo quedar con la duda, Marco dijo que me respondería todas mis preguntas y tiene que cumplirlo.

-Dijiste que me responderías todo lo que te preguntase- le reclamé

-Lo sé, lo sé- me dice, hace una pausa, y continúa –es solo que se me es complicado contarte todo lo que sucede.

No lo entiendo, a qué es lo que se refiere, no debería ser complicado si yo no estoy incluida ¿será que tiene algo que ver con mi vida y todo lo que no recuerdo?

-Creo que es mejor ir poco a poco, primero tengo que decir, sí, si conozco a tus padres, Lizet es mi hermana, y a ti, a ti te conozco de toda la vida.



Sofia Gallo

#8851 en Fantasía
#11930 en Otros
#1725 en Aventura

En el texto hay: romance juvenil, aventura, lgbt

Editado: 01.02.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar