Finalmente Luci

igual que a mí

Y regresamos a lo mismo, genial, hola quién sea que lee esto, -aun no entiendo si escribo esto para mí o para alguien más, en fin…- de nuevo, por SEGUNDA vez, estoy encerrada en una estúpida caja, qué acaso nunca se cansan de encerrarme. No te lo alcancé a contar, pero me encontré a un señor en el bosque, y también a un osito, pero eso me hizo regresar a Liz y a Marco, los cuales al parecer, como hermanos unieron sus fuerzas y me encerraron.

-¡¡Liz!! –Después de gritar, guardo silencio para poder escuchar si hay alguna respuesta de ella- ¡¡Marco!! –pero nadie responde, y ahora que lo pienso tampoco siento que me mueva en el piso, sé que suena extraño, pero se siente como si estuviera flotando, es raro, como que si estuviera en una carreta, pero en una camino súper, súper liso, sin ningún bache o roca.

-Ya despertó -dijo por fin alguien del cual no reconocí la voz

Alcancé a escuchar a Liz hablar, “genial” dijo ella

-Solo falta que lleguemos con los líderes de esta misión, al fin podré cumplirles y podremos ver a nuestros padres- dijo con su voz quebrada, casi llorando

¡Espera! ¡¿Qué?!, podrán ver a sus padres, me da mucha felicidad el saberlo, pero creo que seguirá con su misión de matarme, así que eso no me emociona mucho

Toc, toc, toc, hizo mi caja, al parecer alguien quiere hablarme

-¿si?

-Bueno bella durmiente, por fin estás despierta, ¿ya te podemos bajar o quisieras salir de ahí?- No estoy muy segura de si fue sarcasmo o si era enserio, pero creo que esa era la voz de Marco, porque siendo sincera sonaba muy amistosa y amable, cosa que jamás haría su hermana conmigo.

-Como no contestas te sacaremos de ahí, no te vayas a asus…

-Ya sácala y no seas mamón, solo nos estás demorando- esa sí era Liz

Bum, ladearon la caja y caí al piso junto con mi mochila y mi libreta, a lo que ella se empezó a reír y burlarse, como siempre.

-¿Estás bien?- me preguntó el

-Claro- le respondí

-Todos vamos a descansar un rato, además vamos a preparar la comida, quizá quieras comer con nosotros- Liz nos volteó a ver y después puso los ojos en blanco como si la hubiéramos empalagado o hartado de tanta charla, pero:

-¿Todos?- le pregunté a Marco

-Sí- me respondió y apunto a donde estaba la caja

Y ahí me di cuenta de el por qué me sentía tan liviana y extrañamente como si estuviera suspendida en el aire, habían hadas, ellas le habían ayudado a Liz antes, al parecer ahora también.

Ahora estoy sentada, comiendo un rico arroz blanco preparado por, no lo dé, quizá un hada, escribiendo en mi libreta, manchando una que otra hoja.

Creo que me le acercaré a Marco, veré si puedo averiguar a quién me entregarán, o cómo es que ellos se encontraron, sé que le podré persuadir, al fin y al cabo parece que yo le gusto, puede que no sea tan difícil, pero haré lo posible.

Escribiré las preguntas, las memorizaré y después, al preguntarle todo y tener respuestas las apuntaré, será como si nunca hubiese dejado de escribir. Primero, una corta plática como si me importase su vida:

Hola, lo siento por haberte golpeado y todo eso, pero es que estaba muy asustada, no sabía qué hacer y pues sucedió lo que sucedió, enserio lo lamento, (le mentiré).

1. Pero dime, ¿cómo es que tú y tú hermana se encontraron?, es una enorme noticia… el me respondió lo siguiente:

Si, créeme que yo también lamento lo que pasó, y te puedo afirmar que estoy arrepentido de haberte encerrado, soy consciente de que lo único que me gané fue tu desconfianza, pero solamente no quería que ella te encontrara -me dijo bajando el tono de su voz con esas ocho últimas palabras-, lo cual n me aclaró para nada mis dudas, pero no quise insistir.

Lo siguiente que hice fue el fluir con la conversación lo más normal y menos sospechoso posible:

Bueno, eso ya no importa, está todo en el pasado, no te preocupes, pero oye, me sigue aterrando el saber que Liz me quiere entregar, ojalá alguien me dijera quién me está buscando, estaría en deuda con ese alguien (una indirecta súper directa, era imposible que no la entendiera)

2. ¿Tú no sabes de casualidad quién puede ser esa persona que quiere matarme? La verdad esperaba por fin alguna respuesta, estaba emocionada por averiguar todo y poder destapar el misterio y esto fue lo que él me dijo:



Sofia Gallo

#8932 en Fantasía
#12002 en Otros
#1739 en Aventura

En el texto hay: romance juvenil, aventura, lgbt

Editado: 01.02.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar