Friendzone voluntario.

Segundo capitulo

SEGUNDO CAPITULO.
Llegando a casa está Hani, Dan y Frank sentados en las escaleras de la entrada esperando a que llegara. Cuando me ven todos me analizan con la mirada, no saben si hablar encerio, en broma o simplemente no decir nada.
- ¿Pueden dejar de verme haci?, estoy bien.- Abro la puerta para que pasen ala casa. 
Se pasan a la barra que está en mi cocina, Hai siempre hacemos las juntas o platicas casuales.
- ¿Cómo está tu mamá? ¿Fue muy grave?.- Dice Frank mientras me mira con preocupación, el aprecia mucho a mi mamá ella lo apoyó mucho cuando sus padres se separaron.
- Ya está mejor, tal vez mañana la den de alta.- Digo mientras sirvo jugo para todos
- ¿Entonces que pasó?.- Dice Dan mientras toma su bebida.
- Este... Lo que pasó... Fue..- no sé cómo decirlo, incluso yo me siento rara diciendo esta noticia.
- Vamos nena, confía .- Dice Hani mientras toma su bebida.
- Mi mamá tiene 7 meses de gestación, está embarazada ¿ De acuerdo?.- Hani y Dan casi se ahogan con el jugo mientras que Frank solo me mira. El silencio volvió a aparecer.
- Valla... Tu padre aún la da... Quién lo diría .-mi mirada parece acesinar a Hani, estoy hablando encerio y ella solo hace sus bromas estúpidas.
- Vamos Hani, deja tus estúpidas bromas para después, es algo serio.- Dice Dan mientras me mira con tranquilidad.- ¿ Y cómo te sientes?.- 
Ni siquiera yo se como contestar a esa pregunta.- No lo sé, es raro, ¿Si me explico?, si empre habíamos Sido tres y digo siempre e estado sola no sé cómo raccionar al saber que compartiré mi espacio y lo más importante y  ¿Si no doy el ancho? Ya saben, en dar buen ejemplo, corejirlo y cuidarlo. Es algo nuevo para mí y tengo miedo.- Es todo lo que digo para después acabarme mi jugo de un solo jalón.
- Tranquila, al principio es cansado y desesperante pero después te vas acoplando, abra peleas, diferencias y disgustos pero es parte de tener hermanos, creeme te lo digo por experiencia y aunque te sientas cansada recuerda que aquí estamos para apoyarte. Nunca has estado sola.- Dice Frank mientras coloca su mano encima de la mía y clava su mirada en la mia provocando que mi corazón se agite. Quito mi mano antes de que no pueda controlar las pulsadas en mi pecho.
- Gracias chicos.- Digo ya más tranquila.
Tiempo después se van Dan y Frank, Hani se quedará en mi casa ya que mi papá se quedará con mi mamá en el hospital. Hani sabe que odio quedarme sola por las noches en mi casa, por el día es soportable pero por la noche no tanto. 
Toda la tarde estuvimos platicando sobre la noticia nueva.
- Por dios, viste como te miro, yo digo que el sentimiento es mutuo entre tú y Frank.- Dice mientras se sube a mi cama para pintarse las uñas de los pies.
- Ho no, no!  Ya sabes que al sillón si quieres pintarte las uñas, a mi cama no.- La última vez termino por manchar mi colcha y me costó mucho desmanchar la.
- Hay que horible, me corres como un  perro.- Toma su varnis y se pasa al sillón.- Bueno continuemos, yo digo que le gustas a frank.-
- Claro que no, solo somos buenos amigos.- acomodo mis cosas para meterme a bañar.
- Por dios Nataly, ese es tu problema, siempre crees lo que quieres creer, abre más tu panorama y analiza mejor las cosas.- Infla sus cachetes para que su varnis se seque.
- ¿Y que si fuera haci? Le digo, el me dice, andamos, felicidad y amor pero después discusión y rompimiento y aque ya linda relación de amigos se va. Mejor lo dejo haci.-  Y es la verdad, lo e visto personas que se llevaban muy bien en el pasado después de andar y romper la relación no vuelve hacer como antes, no lo e experimentado pero prefiero quedarme con esa pequeña espinita a después arrepentirme y querer cambiar todo.
- Hay niña, que tienes en esa cabeza.- Su cara y voz es de aburrimiento.- Si no prestas más atención la pordiesera te va a ganar.
La pordiesera es prima de Hani y mejor amiga de Gricel. Alex, a ella le gusta Frank desde que lo conoció una vez se le declaró pero Frank le dijo que sólo la veía como una hermana y que estaba enamorado de alguien más, en su momento llegue a pensar que era yo pero no fue haci.
- Como sea me voy a meter a bañar, no te subas a la cama hasta que eso se seque y no hagas tus estupideces.- Digo con mirada autoritaria
Cuando cierro la puerta me grita átra vez de ella.- Oye quien se va a mudar, el cartel de venta ya no está.- Realmente no había puesto a tensión de que ya no estaba ese cartel.
- ¿Encerio?, No lo había notado.- Digo gritándole desde el otro lado.
- Hay Nataly podría pasar un elefante rosa montado en un hombre desnudo y tú ni encuenta.- Poco tiempo después se escucha música. Las palabras sarcásticas de Hani y su humor negro es lo que me gusta, dicen por ahí que polos opuestos se atraen y es verdad ella es más extrovertida y yo por mi parte soy más tranquila. Me sorprende que seamos buenas amigas.
Saliendo de bañarme está en medio de mi cuarto haciendo sus estiramientos antes de irse a dormir, según ella regula la digestión.
- Oye por cierto, los chicos dijieron que ya no vas a trabajar sola en laboratorio, ya tienes compañera.- Dice mientras intenta alcanzar sus pies.
- ¿Encerio? Hasta que se digna ir esa tal eva.- Es una buena noticia por qué es cansado hacer las prácticas yo sola .
- No, no es ella, me ayudas empujarme hacia delante.- coloco mis manos sobre su espalda para que pueda llegar a tocar sus pies.- Los chicos dicen que mañana que veamos a la persona nos vamos a ir de espaldas supuestamente lo conocemos.- Dice con mucho esfuerzo.
-¿De verdad?.- Me quito para que pueda respirar.
- Si, ¿Tu quien crees que sea?.- Se levanta del suelo y sujeta su pelo en una coleta.
- Ni la menor idea, mañana veremos por el momento apaga la luz y vente a dormir que mañana si llego tarde por tu culpa te mato.
- Bla, bla, ya lo sé.- apaga la luz y se habienta hacia mi cama.
A la mañana siguiente me levanto y hago mi rutina de siempre, solo que esta vez yo me preparo mi desayuno y el de Hani ya que mi mamá no está, antes de levantar a Hani salgo a revisar que mi coche este bien, sin ningún rasguño o intento de cubrirlo, confío en Hani pero solo era para asegurarme que mi bebé estaba intacto. La voz de Hani paso por mi cabeza cuando me decía del cartel de venta, mi mirada ve a la casa de alado y tal como dijo ella el cartel de venta ya no está.
Cada vez que Hani se queda en mi casa la tengo que cuidar como si fuera su madre ya que por su cuenta no sé para ni se baña. Después de levantarla y casi arrastrándola al baño para que se duchara baja y desayunamos juntas, mientras ella acomoda sus cosas yo voy recojiendo la mesa, tiempo después baja ya lista para irnos a la escuela, como es nuestra costumbre pone música a todo volumen y como siempre empezamos con nuestra canción favorita " Dance to this", es lo único que compartimos similar ella y yo, la música ambas somos del género fresa.
Llegando a la escuela vamos a la clase de literatura, esta es la única clase que comparto con Hani. Las clases pasan normales y llega la hora de almuerzo. En la cafetería todo se divide de la siguiente forma:
Las mesas de atrás para las ratas de laboratorio, chico y chicas que estudian hasta que sus cerebros se cansen.
Las mesas de en medio donde se sientan personas comunes y corrientes que no estudian tanto pero les gusta el relajo, mesas en las cuales Hani y yo nos sentamos.
Las mesas de enfrente chicas y chicos con dinero y líderes de los clubs que la escuela forma,  mesas donde Hani y yo tambien pertenecemos junto con los chicos.
Y la única mesa del balcón donde se sientan las Chanel, que son Rubí, Madison, Charlot, Alex y Gricel son las hijas de Papi, bastante dinero pero poca cabeza, son la envidia de la escula y su regla número uno es " No te metas con nosotras ni nosotras con Tigo" justo y equilibrado. 
Hoy Dan, Frank y su equipo de joki se sentarán con nosotras, según ellos somos como sus hermanas pequeñas.
- ¿Que tal chicos?¿ Cómo les fue en su entrenamiento?.- Dice Hani mientras golpea la mesa con sus manos haciendo un sonido de tambores.
- Bien, el chico nuevo sabe jugar muy bien, si sigue entrenado con nosotros llegaremos a las finales.- Dice Mark líder del equipo.
- ¿Chico nuevo?.- Digo mientras le ofresco agua a Frank, solo me mira y me da una linda sonrisa.
- Si, sabe jugar muy bien, creí que Hani te había comentado de el.- Dan mira a Hani con cara de duda.
- Si, le dije.- Alsa sus manos para señalar que nunca presto atención.
- Hola chicos, Nat lamento interumpir tu almuerzo otra vez pero tienes que pasar con luky para que te dé tu justificante y puedas presentar la práctica de hoy.- La práctica... Se me había olvidado.
- Gracias Raquel. Bueno chicos los veo después, Hani ¿Me esperas o te vas?.- Pregunto mientras recojo mis cosas y le doy mi plato a Frank para que se lo termine.
- Me voy, después paso a tu casa.- Alsa su dedo meñique en frente de su cara.
Saliendo de la cafetería voy con luky, hubiera ido antes ya que en esa área es muy tardado y si llego tarde a clase de química la maestra se va a enojar. Faltan cinco minutos para que empiezen las clases y luky a penas va a llenar mi  justificante.
-Ten querida, que tengas buen día.- Solo le doy una pequeña sonrisa y salgo corriendo.
-Gracias luky, lindo día.- El salón de química esta en el segundo piso y son como 5 o 8 minutos corriendo, yo solo tengo 2 antes de que empieze la clase.
Corriendo por el pasillo chocó con un chico, hojas, cuadernos, todo salió volando. Diablos lo que menos tengo es tiempo como para perderlo aquí.
-Perdon, lo lamento mucho.- Digo mientras intento alzar rápido las cosas.
- Ya van dos veces, ¿Esta es tu forma de decir bienvenido?.- No puede ser,  esa voz se me es tan familiar.- La otra vez solo me ayudaste a alzar un cuderno.
Al alzar la mirada, me quedé conjelada, no podía creerlo, esos ojos color verde almendrado, nariz fina, labios carnosos, sus pequeños oyuelos que se le forman en su rostro cada vez que sonríe  y esa cara tan afilada que siempre lo a echo único ¿Es el? Claro que es el, pero ¿Que hace aquí?¿Cuando regresó ala ciudad?.
- ¿Cómo has estado Nataly?.- Su voz a madurado ahora es gruesa y ronca no puedo creer que si sea el.- ¿Has cambiado mucho?.- Dice con una sonrisa tan.... Carajo ya voy tarde.
- Hola.-  Digo con voz tartamudean te mientras recojo los libro para darselo.- Es lindo volverte a ver Lay, quisiera seguir platicando pero voy tarde.- Me levanto y le doy el último cuaderno del suelo.- De verdad que lo siento.
Terminando de decir esas simples palabras salgo corriendo por dos simples razones, voy tarde a clase y mi corazón se volvió a inchar junto con mi cara. A pasado tiempo y mis sentimientos solo se habían guardado creo que al volverlo a ver me di cuenta que todo a dentro de mi sigue siendo igual, nunca cerré siclos respecto a el solo lo archive y ahora que a regresado se a vuelto a abrir el archivo sin que yo se lo pidiera.
Llegando al salón tocó la puerta, no hay respuesta. Pero se escucha unos tacones dirigiéndose hacia la puerta. ¿Me irá a regañar?  Ella odia la impontualidad.
- Señorita Brow, pensé que ya no Hiba a venir, pase después hablaré con usted.- Dice mientras buscaba algo afuera del salón.
Lo que más me incomoda es tener que hablar con los maestros. Dejando eso de lado mi corazón seguí ajitado no sé si era por qué corrí aunque es raro por qué mi respiracion ya no es ajitada o  por qué la única persona por quien nunca pude calmar mis sentimientos está de nuevo aquí. 
Los chicos me habían dicho que alguien ya había llegado y que no tendría que trabajar sola. Pero mi mesa seguía vacía como siempre.
- ¿Por qué tan tarde señorita?.- Dice Dan mientras me sonríe.
- Inconvenientes durante el trayecto, Pero ustedes chicos mentirosos ¿En dónde está mi compañero? ¿Que acaso es invisible?.- Me siento en mi banco y me volteo hacia el banco básico para empezar hablar como si hubiera alguien ahí.- Buenos días persona misteriosa yo soy tu compañera de mesa y espero llevarnos bien.- Digo con voz sarcástia y mientras lo combinó con movimientos muy bruscos.
La puerta se abre y entra la persona que menos esperaba, por qué de todas las personas existentes del mundo tiene que ser Lay, se hacerca hacía la maestra y ella habla con él y tiempo después se acercan a mi mesa. No puede ser. 
- Señorita Brow, el es Lay Wong y apartir de hoy será tu compañero. Lo coloco con Tigo porque eres la más avanzada de mi clase y espero le enseñes bien lo que hasta el momento llevamos.- En estos momentos prefería a mi amigo imaginario.
- ¿ Que tal chicos?.- Dice mientras saluda a Frank y a Dan.
- ¿Que tal hombre creía que ya no veríamos tu cara?.- Dice Frank con una gran sonrisa.- ¿Verdad Nat?.- Sigo sin creer la noticia haci que solo acento con la cabeza.
Lay acomoda sus cosas para empezar a trabajar.- ¿Crees que puedas cuidar de mi?.- Dice mientras me mira sentado en su banco.
- Te intentaré enseñar lo que se.- Digo mirando mi cuaderno mientras hago mis cálculos para las soluciones.
- Bien, eso me tranquiliza.- Dice mientras me regala una sonrisa de media luna y a su vez resalta su lindo hoyuelo
La clase continuo normal, fingi que todo estaba bien y que no sentía que mi corazón saldria corriendo. Lay por su parte actuó como si fuera cualquier otra persona, al hablarme su tono de voz era seca y fría. Realmente cambio, recuerdo que antes cuando conocía personas era muy amable y amigable pero ahora es simplemente una persona que no muestra mucho interés por los demás, respecto a la química se le da muy bien fuimos la mesa en acabar rápidamente al menos en ese aspecto me alegro que lo hayan emparejado con migo.
Algo que no me gustó y que ala vez me llamó la atención fue que Gricel por primera vez miraba mucho a mi mesa y no exactamente a Lay quien fue su ex novio sino que Ami, su mirada es muy pesada y penetrante.
Al término de la clase todos empezaron a tomar sus cosas y a salirse. A excepción mía ya que tenía que reponer mi práctica.
- Bueno ya nos vamos ¿Tú te quedas verdad Nat?.- Dice Frank mientras se quita su bata.
- Si, tal vez Hani les pida que la lleven aún no recupera su coche.- Digo mientras veo a Lay de reojo guardando sus cosas, a su vez sigo sintiendo la mirada de Gricel.
Los tacones de Gricel dirigiéndose hacia nosotros resonaban por el salón para después escuchar su desesperante voz.- ¿ Que tal chicos?¿ Cómo están?.- Sabía que su mirada no era solo por qué si, ya se había tardado en atacar.
- ¿Que tal Lay? Creo que no me viste, yo estoy....- La voz de ella es interrumpida por la voz fuerte de Lay .
- Si te Vi pero no me interesó hablarte.- Dice Lay interrumpiendo la y contestando de forma cortante. Todos nos quedamos callados y mirando hacia donde fuera menos hacia ellos dos.
- Bueno como sea ¿ Que tal si hacemos una fiesta para darte la bienvenida? Podría ser en mi casa, al fin y al cabo que ya sabes en dónde está no ¿Lay?.- La mirada de Lay y Gricel se cruzaron, mientras que la de él decía " te odio" la de Gricel decía "No me Retes, tenemos cosas que platicar"
- No, gracias pero agradezco tus negras intenciones de que te vuelva hablar pero recuerda el acuerdo en que habíamos quedado.- Toma sus cosas.- Chicos me pueden dar un aventón.
- Claro, Nat... Después pasamos a tu casa.- Dice Frank y yo solo acento con la cabeza.
Saliendo los chicos solo nos quedamos Gricel y yo pero simplemente se va como si yo no existiera, de echo desde un principio solo saludo a los chicos. Termine de hacer mi práctica sin problema alguno y la maestra me felicitó por qué casi no le pregunte nada. Saliendo al estacionamiento donde mi coche se veía tan solo. En cima de la puerta estaba Hani. Cuando me ve salta y me saluda de un lado a otro.
- Creí que te tardarias más ¿Cómo te fue?.- Dice mientras se pasa del lado del copiloto
- Yo creía que no me esperarías ¿Por qué cambiaste de opinión?.- Coloco mis cosas en la parte de atrás de mi coche.
- Me Hiba a ir con los chicos pero al plan se les pego Gricel y la estúpida de mi prima, creo que ya están atacando, de verdad que ya se habían tardado.- Dice mientras coloca música, por mi parte no podía creerlo.
- Por dios, ¿encerio?.- En mi cabeza imagine a Frank con Alex y a Gricel con Lay, por una parte me tranquiliza por qué mis sentimientos se irían. Pero por otra parte me dolía el pecho.
- ¿Nat?¿ Si me escuchaste?¿En qué pensabas?.- Hani analiza mi cara, es difícil ocultar algo a una persona que te conoce tan bien.
- En nada, en mi mamá se supone que hoy la darán de alta. Si no es haci ¿te quedarías en mi casa?.- Intento distraerla cambiando el tema.
- Hay nena claro... para eso estamos las amigas.- Me abraza y me dice que empieze a conducir.
Al llegar a mi casa, estacionado estaba el coche de mi papá, y del otro lado había una mudanza sacando varias cosas, tal y como había dicho Hani alguien se estaba mudando. Hani y yo entramos a la casa, en la parte de la cocina se escucha la voz de mi papá hablando por teléfono cuando me ve me hace una seña de que espere un poco y que me atendería después; al parecer su jefe le estaba preguntando por la salud de mamá, su jefe el señor Jonson, es una persona muy sercana a mis padres, a mí me conoce desde que mamá estaba embarazada de mi y ahora será tan sercano como el bebé que está por venir. 
- ¿Que tal chicas cómo les fue?.- Dice mi papá mientras me da un beso en la frente.
- Bien ¿Que tal mamá?.- Pregunto mientras sirvo un vaso de jugo para Hani y para mí.
- Bien, ella y el bebé están bien hoy las darán de alta pero será en la madrugada ¿Está bien si te quedas sola por hoy?.- Pregunta mi papá con cara culpable.
- Traje a mí refuerzo.- Digo mientras señaló a hani.- Voy a estar bien.
- Oye por cierto... Tengo una noticia.....- El timbre de la puerta suena haciendo que lo que mi padre quería decirme fuera interumpido.
- Yo voy.- Le digo mientras le hago una seña de que me espere.
Al abrir la puerta veo a una señora de aproximadamente unos 34 años, rubia, ojos verdes, piel blanca y delgada acompañada de un señor igual de su misma edad, alto, cabello oscuro, ojos café oscuro, piel clara y formido. Por alguna razón siento que ya e visto a estas personas.
- Wow, cómo has crecido... Hola querida ¿ Recuerdas quienes somos?.- La sonrisa de la señor me recuerda a la de alguien más pero no recuerdo a quien. 
La voz de mi padre sé escucha mientras camina hacia la puerta .- ¿Que tal? ¿Les agrado la casa?.- Por la forma en que mi papá habla con ellos son conocidos de hace tiempo.
- Claro, pero y Sara ¿Donde está ?¿No la e visto?.- Dice la señora mientras me mira.- Se parece tanto a ella.
- Verdad que si... Sara está en el hospital, vine a recojer unas cosas para ella.- Dice mi padre con una gran sonrisa.- ¿Pero como has estado Wong?¿Por qué tan callado?¿Y tú hijo?.
¿Wong? ¿Dijo wong? No puede ser, devi de escuchar mal, o tal vez es otra persona, ¿pero? entonces por qué si es otra persona, las dos personas aquí enfrente de mi casa ¿ Se me hacen tan conocidas?.
- El está aquí... Chicos saluden.- Dice el señor haciendo espacio para que pasen al frente.
Al ver a sus dos grandes y hermosos hijos que el señor presumía mis ojos se abrieron como plato, el apeido y mi vecino era nada más y menos que Lay, geñal. Al otro chico de aproximadamente unos 11 años a el nunca lo había visto aunque tiene un gran parecido a su padre.
- Como ya sabes el es Lay mi hijo mayor y el es Mark mi hijo menor.- Dice el señor con mucho orgullo en su voz.
Ahora recuerdo quienes son, casi siempre cuando nos juntabamos todos ( Lay, Frank, Dan, Lian, Gricel, Alex, Hani y yo) jugábamos en la casa de Lay y su madre nos hacía fruta picada y jugo para cuándo terminaramos de jugar. Cuando el se fue, la mamá de Lay apenas se había enterado que estaba embarazada. El niño que estaba ahí era esa pequeña pansita que algún día Vi.
Cuando Lay y yo cruzamos miradas se podía sentir que por ambos lados estábamos inquietantes y sorprendidos pero por de alguna manera también estábamos felices por la coincidencia.
- Mucho gusto señor Brow hace tiempo que no lo veo, haci como a Nat.- Su voz hace que mi corazón empieze a saltar y latir de una forma rápida.- Ya tendré tiempo para saludar ala señora Carson.
- Me alegro que hayan crecido mucho y sobretodo que me hicieran caso con lo de comprar esa casa.- ¿La culpa de que me vuelva loca es de mi padre? Geñal.
- Bueno es agradable verlos tan bien, Nat y Lay creo que van en la misma escuela, si no es mucha molestia te encargó a mi hijo.- Dice la mamá de Lay mientras me giña el ojo.
Más tarde mi papá se fue y le informe a Hani sobre la noticia de mis nuevos vecinos ella enloqueció y dijo que el destino estaba conspirando en nuestra contra y que por alguna razón el regreso o más bien regresamos los dos. Eso me dejó pensando mucho ¿Será bueno su regreso?¿Cambiara mucho mi vida por su culpa?¿Que prepara el destino para mí con este pequeño cambio?. Son preguntas que poco a poco se irán resolviendo por si sola



yaz_cori2001vazquez

#18662 en Novela romántica
#12051 en Otros
#1812 en Humor

En el texto hay: friendzone, amor adolecente, tringuloamoroso

Editado: 27.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar