Friendzone voluntario.

Sexto capitulo

SEXTO CAPITILO.
Hoy es domingo y mi madre y yo emos aprovechado para empezar a contratar las cosas para la revelación del sexo del bebé. A mi madre se le ocurrió la idea que por medio de soluciones cambien cuando se le agregué algún indicador y cambie el color ya sea a rosa o azul, meintras que mi padre quiere que se aroje una pelota como en el béisbol para cuándo se impacte con el bat el polvo de color salga. Ambas ideas son buenas pero los dos han decidido por la idea de mamá, haci que de eso yo me ocuparé.
A pesar de que mamá ya sabe que es le sigue emocionando la noticia, todos esperamos que la fiesta sea agradable y buena para todos los invitados.
A la mañana siguiente me levanté y me arregle para ir a la escuela, desde la semana pasada mamá ya a estado en la casa, le emos dicho que no haga mucho esfuerzo sin embargo ella es testadura, creo que de ella saque lo terca que soy.
Al salir de casa, sin motivo alguno volte hacia la casa de Lay, creo que el ya se había ido por qué su coche no estaba, a la vez desde ayer no había recibido ningún mensaje de Frank, sé que está mal lo que pienso pero él no es nadie para enojarse con migo el se beso con Alex eso fue más íntimo, Lay y yo solo salimos a pasear no es como para que se enoje.
Llegando a la escuela, Hiba a estacionar mi coche pero las Chaneles me ganaron el lugar.
- Lo siento no vimos que tomarias este lugar.- Dice Gricel mientras las demás se ríen.
Encerio que son insoportables desde que Lay llegó se han cruzado mucho en mi camino. Gracias a las chaneles me tuve que estacionar hasta la parte trasera de la escuela.
Hoy a primera hora me toca filosofía, sus libros son pesado y hacen que mi espalda duela sin embargo si ignoro su clase no me podré graduar haci que lo hago más a fuerzas que de ganas. 
- Buenos días chicos, hoy empezaremos con dos grandes noticias como saben ya a llegado la jornada de activación física ¿Si saben los que significa verdad?.- 
Todos empiezan a abuchar la noticia, la jornada de activación consiste en que la escuela pone distintos campos a cumplir y quiénes tiene que hacer todo eso somos los alumnos ya sea correr, salto o cualquier tontería tienes que participar mínimo en cualquier campo ya que de lo contrario eso restaría puntos a tu rendimiento académico.
- La jornada se realizará el día 29 de este mes... Cae lunes haci que chicos a ejercitarse y preparence bien.- Los abucheros eran más fuertes que la voz del maestro.- Vamos chicos se que no le gusta pero es algo que se tiene que hacer no hay más remedio.
- Diga la siguiente noticia.- Se eschuca una voz al fondo y con ella las demás voces empiezan a decir lo mismo.
- Bueno la segunda noticia para el día 2,3 y 4 del próximo mes tendremos un viaje iremos a visitar el museo de "las siete artes" y antes de que empiezen a abuchear el hotel donde nos hospedaremos tiene sauna y una área para esquiar, lo sé su maestro es geñal.- Dice mientras levanta sus brazos para llenarse de gloria por parte de sus alumnos.
- Wow, eso es geñal, perfecto, por fin algo bueno.- era todo lo que se escuchaba en el salón.
- Después de la jornada les daré los permisos y los entregarán al principio de la semana día límite es el jueves, de acuerdo chico.- Dice el maestro mientras saca su libro.- Ahora continuemos con la clase.
Todo es día de clases estubo normal, Vi a todos a excepción de Frank no lo e visto desde la mañana. La hora del almuerzo llegó y apareció Frank pero con Alex tomados de la mano, mis ojos quedaron impactados, me dolía un poco al saber que fácilmente me sustituiría si es que en algún momento ya no me llegará a necesitar o simple me quisiera sacar de su vida. Los chicos de la mesa se quedaron en silencio por dos motivos: Sabían qque entre Frank y yo había algo más que una amistad y la segunda razon fue que Mark aún sentía algo por Alex y verla con alguien más le dolía y sobre todo si ese alguien es Frank. 
Ellos se iban hacercando hacía la mesa; Alex se sentía realizada su mirada solo se dirigía hacia mi, ella sabía que me estaba lastimando y por otro lado Frank solo miraba el suelo. Hani se hacerca un poco hasta toparse con mi oido.- Nena, vámonos de la mesa esa víbora va a empezar a sacar su veneno.- 
Lo que decía Hani tenía sentido pero esta vez quería ver cómo terminaba está escena.- Espera, quiero quedarme.- Digo mientras coloco mi mano en su brazo.
- Hola chicos, ¿Está llena la mesa?.- Pregunta Alex mientras se sienta enfrente mío.
- Aunque dijieramos que la mesa está llena no te irias ¿verdad? arrimada .- Dice Hani mientras mira a Álex con ojos de odio ella solo le sonríe y echa su pelo hacia atrás.
La mesa quedó un poco en silencio hasta que los chicos en pesaron a platicar sobre su entrenamiento de hoy, Mark solo estaba sentado mientras intentaba reírse de las estupideces que decían los demás, se le veía incómodo sin embargo no hacía nada por cambiar eso. Yo por mi lado seguía sujetando el brazo de Hani y mi mirada seguía en mi comida, hoy estaba segura que no valdría la pena darle mi comida a Frank.
- Nataly ¿me permites un momento? Necesito hablar contigo.- Atrás de Frank y Alex se encontraba Lay, la mirada de él se veía un tanto seca.
- Aún no acabo....- Nisiquiera me dejó terminar mi oracion cuando me interrumpió .
- Ahora.- Dice mientras coloca su mano en la mía y me saca de la cafetería, todos se nos quedaron viendo pero nadie dijo nada.
Llegando a la puerta principal de la cafetería me suelto de su agarre, al ver mi mano se me veía las marcas de su mano, el coraje que invadió mi ser al ser sacada tan ala fuerza de la cafetería, hizo que Nisiquiera sintiera el dolor a su fuerte agarre. Quien se cree el para sacarme y jalarme haci.
- ¿Que carajos te pasa?.- Le digo mientras veía solamente como subían y bajaban sus hombros ante su respiración agitada.- ¿Quien crees que eres para jalarme y sacarme haci?.- Estaba enojada por la forma en que me sacó.
- ¿Que no tienes dignidad?¿Por qué estabas ahí adentro mirando en primera fila?.- Dice Lay mientras se pasa la mano por su pelo y tranquiliza un poco su respiración.
- Eso a ti que...Te debe de dar igual si quiero pisiotar mi poca dignidad.- Mi cara estaba roja del coraje, me importaba poco que todos se nos quedarán viendo necesitaba gritarle a Lay.
-¿Es encerio lo que estás diciendo?¿Te estás escuchando?.- Claro que lo estoy haciendo pero simplemente lo que haga o no es algo que a él no le debe de importar.
- Si, ¿Y?.- Está conversación no Hiba a tener fin haci que decidí empezar a avanzar no tenía ni motivos para quedarme a seguir discutiendo con Lay.
- Nataly, ¿A dónde vas ? No hemos acabado de hablar.- Lay me estaba siguiendo, su voz mientras me decia que me detuviera solo me hacía enojar más.
- ¿Que Lay? Lo que haga o no eso a ti no te importa, eres solo un vecino, un amigo de la infancia y que no se te olvide que esa regla la pusiste tú, no yo.- Su mirada parecía llamas al fuego vivo y por su expecio mi rostro era mucho peor que el de el.
- Perdón okey, no debia averté hablado ni sacado haci es solo que... - Su mirada parecía que tenía a un perrito bajo la lluvia pidiendo hacilo por una noche. Lo malo es que ese perro mojado era yo.
- ¿Que me veía lamentable ahí adentro?. Si no hice nada y me quedé a observa era para saber si le importaba un poco a Frank pero simplemente no hizo nada, el trato finalizó concluí que no vale la pena exponer mi corazón a personas haci.- Digo con un nudo en la garganta, me estaba matando que Frank no hiciera nada que simplemente se quedará ahí, no la esquivo, no la evadio.- Todo lo que dijo ese día mis oídos jamás lo escucharon esas palabras para mí ya no existen.- Lo más doloroso que pude decir.
Me di la media vuelta y empeze a caminar, me sentía herida, no entiendo por qué si Hiba hacer haci con migo vino a mi casa y me confesó sentimientos que no existían, que eran falsos, no puedo creer que esa persona quién jure conocer bien ahora simplemente lo desconozco. 
Las clases continuaron normal, llegó la clase de química pero ni Lay, Dan o Frank nos dirigimos la palabra, Dan lo intentaba pero solo se quedaban en intentos fallidos, deseaba con todo mi corazón salir ya de esta maldita clase he ir a mi casa y llorar un buen rato. La hora de la salida llego y prácticamente fui la primera en salir; recargada en mi coche estaba Hani quien al verme me extendió sus brazos como todo una madre abrazaría a su hijo. No soporte más, mis lágrimas empezaron a brotar hacia mis mejillas.
- Ya Carillo, no vale la pena llorar por el.- Los abrazos de Hani  siempre me habían reconfortado pero hoy sentía que necesitaría más que un abrazo para reconfortarme.
- Por primera vez me quise arriesgar, no quedarme estancada y solo resivi un corazón herido.- Me siento tan estúpida.- Que idiota soy, incluso doy pena.
- Nunca digas eso nena.- Dice mientras toma mi rostro entre su manos y seca mis mejillas.- Vámonos de aquí que no puedes alimentar el veneno de esa perra.- Dice mientras habré la puerta del copiloto y me pide las llaves, no tenía ganas ni de manejar.
Hani y yo tenemos un lugar secreto desde pequeñas en dónde si queríamos llorar, gritar o golpear algo era el lugar correcto para hacerlo. El lugar era un lago que se encontraba a las costas de la ciudad, nuestros padres nos llevaron ahí cuando teníamos cinco años y desde Hai se a quedado la tradición de venir cada vez que nos sentíamos mal con la única condición de venir juntas nunca solas.
Nos sentamos a la orilla del lago con nuestros pies desnudos hacia el lago, el poco sol que hacía ayudaba un poco a que el clima no estuviera tan asqueroso, casi siempre en esta ciudad está lloviendo y nublado.
Estando ahí me tranquilise y empeze a pensar en lo que había visto, solo era Frank y Alex tomados de la mano no era como si tomarse de la mano con cualquier persona quisiera decir que ya son una pareja.
- ¿En qué piensas?.- Dice Hani mientras estira su cuello hacia atrás para que el solo le de el la garganta.
- En Frank y Alex, solo los vi tomados de la mano, no es como si indicara que estan ya en una relacion.- Volteo a ver a Hani esperando una alegre sonrisa respecto a mi pensamiento sin embargo su jesto fue todo lo contrario.
- Creí que por eso estabas llorando, creí que sabías que ellos empezaron a salir hace dos días.- Dice Hani mientras me mira de la misma forma que lo hizo Lay.
- Mierda.- Mi estúpido pensamiento fue en vano, quería mentirme para que no doliera tanto pero ahora no hay ni una maldita mentira que me sostenga.
- Nat... Solo...
- Yo sabía que era imposible pero me pasé soñando un final feliz, ahora ya no tiene caso que me atormente.-
Y tenía razón, quise creer en algo que nunca existió solo fueron palabras nunca hubieron echos haci que ahora ya no tiene caso, de todo lo que me a pasado hoy puedo concluir que estoy cansada de tres cosas; La primera siempre quedarme estancada por miedo a lo que dirán o mis inseguridades, la segunda que la gente siempre me mira como si fuera un perro mojado y la tercera que siempre me e visto yo misma con lástima y pena. Si quiero que la gente vea lo que soy primero me tengo que mirar con buenos ojos. Esta vez voy a riesgar pero a mí forma sin dañar mi corazón, está vez será distinta.
Mire hacia el cielo e ignale fondo, estaba cansada y esta vez quería hacerlo distinto.- Hani esta vez voy a hacerlo distinto, me voy a riesgar a mi forma, sin miedo.- La cara de Hani era de pánico y de ingenuidad.- Y para eso me vas a ayudar.
- No sé lo que planeas pero cuenta con migo nena.- Alsa su mano y la coloca encima de la mía.
- Lo que planeo es aplastar a Álex, mostrarle a Frank lo que se perdió y demostrarle a los demás que no soy un perro mojado que se encontraron en medio de la calle.- Digo con voz fuerte y firme
- Esa es mi chica.- Sus brazos me abrazan y me mira con atento.- No sabes cuánto esperaba que saliera está Nataly.



yaz_cori2001vazquez

#18699 en Novela romántica
#12071 en Otros
#1812 en Humor

En el texto hay: friendzone, amor adolecente, tringuloamoroso

Editado: 27.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar