Guardianes:azulina

CAPITULO 20: MASQUERADE

“Ahí está de nuevo, Se queda viéndome, iguala mis pasos, me sigue donde yo valla, e inclusive puedo sentirla si no la veo.

Su rostro es borroso y sin forma, distingo su silueta oscura, puedo verme reflejada en ella como igual.

Pero no está sola, hay alguien más y me han sujetado de mis hombros y muslos, ya casi no puedo moverme, forcejeo sin resultado alguno, su fuerza es superior e intentan arrancarme las extremidades una a una.

Una de ellas me ha tomado del mentón intentando dominarme, sus manos son lánguidas y filosas. Me han sometido por completa.

Estoy inmovilizada y sus manos recorren mi pecho, quema, quema mucho. Qué es? Que quieren de mí? Porque yo?, quiero escapar...

Han rasgado mi pecho en dos y  puedo ver mi corazón latir dentro, lo tiene en sus manos, aun puedo ver como late entre sus dedos espigados.

-Ya basta!!! – grito sobre mi cama asustada y sudada. Finalmente he despertado.

Han pasado dos semanas desde lo ocurrido en el poblado abandonado, las cosas se han puesto un poco extrañas desde entonces. Por momentos me siento observada y  tengo pesadillas por las noches, que se repiten una y otra vez. No sé qué significan, con Iván hemos tratado de descifrarlas, el cree que  son miedos reprimidos. Yo siento que es algo más.

Viscent fue invitado a la mansión Leinard por la noche, el sr Normand hará una celebración por su cumpleaños y ha invitado a sus más allegados. Dijo que sería un agasajo pequeño pero formal y él me ha pedido que lo acompañe.

Me negué a su petición pero el insistió, quizás la idea de conocer gente nueva y distraerme un rato no sea tan mala idea. Después de todo no puedo ser tan descortés con mi amigo guardián, me ha guiado y ha hecho mucho por mí en este último tiempo.

Ya había terminado mis entrenamientos, de hecho me sentía algo cansada, desde q tengo esos extraños sueños no puedo descansar por completo.

Para mi sorpresa sobre mi cama hay una caja muy bonita y es algo grande con un lazo decorándola. También hay una nota-

”gracias por acompañarme”

v.

 

**

El sol ya casi se ocultaba. En el patio principal del castillo de la orden donde se encuentran dos caballeros muy bien vestidos, teniendo una charla amena.

-sr Hugo,  sr Viscent  el carro ya llego los esperan en la puerta.-hablo el cochero desde la puerta.

-gracias!!  -respondieron al unísono.

-te noto un poco nervioso, esta noche .te encuentras bien?- el director se dirigió al joven.

-si de hecho, espero a Rowena, me tome el atrevimiento de invitarla a la celebración.

-está bien, ambos trabajan mucho por esta orden, se merecen una noche de ocio.

Viscent asintió con una mueca de aprobación, mientras que por el rabillo del ojo vio una silueta aparecer. Voltio la vista por completo e enmudeció al ver a una mujer de inigualable belleza viéndolo tímidamente desde la entrada.

-ammm….Creo que me adelantare, los espero en el carro-hablo el director a Viscent, sacándolo de su embobamiento por la muchacha.

-si si claro..-respondió mientras la muchacha se acercaba.  Volvió a verla pero esta vez  de pies a cabeza.

Traía puesto una fina capa azul con terminaciones de piel de lobo negro, sobre sus hombros. Llevaba un sutil recogido  dejando ver su rostro tan delicadamente maquillado y unos pendientes de brillante pequeños que conservaba de su hermana Rosalíe.

-ya estoy lista…-hablo un poco ruborizada, no acostumbraba a vestir elegantemente.

- estas preciosas Rowena!!- fue lo primero que dejo salir el guardián en un largo y sincero suspiro.

- espero no haber arruinado el vestido, con el sobre todo, Pero la noche es fría.- era cierto las copas de los arboles estaban casi desnudos.

-no no, luces muy hermosa igual…- la veía maravillado que ya había olvidado, lo más importante de la noche.

-ya nos vamos? –

-si claro, vamos…ha lo olvidaba, es una fiesta de máscaras – mientras sacaba de sus ropajes, dos antifaces que parecían combinar entre sí .de color plata, con finos calados y pequeños cristales lo adornaban el de ella  y un poco más varonil el de él. Pero igual de bellos ambos.

-son muy lindos...

-me permites? – el se colocó a su espalda para amarrarlos suavemente a su cabeza.- listo , aún más bella!!.-Ella asintió con una mueca, tomo el antifaz de él y lo coloco del mismo modo. El giro a ella quedando muy cerca uno del otro.

Ambos se miraron por unos segundos hasta que el tomo coraje y la beso suavemente en sus rosados labios. fue tal el atrevimiento de él que no le importo si era o no lo correcto.

Ella lo recibió asombrada, era confuso a tal modo que despertaba ciertas emociones que no conocía en ella. Cerró sus ojos  tomando el rostro de el y continuo besándolo. El sentimiento, al parecer Hera mutuo.

- amm amm… – carraspeo la garganta y continuo - el sr Fornes los espera…- hablo el guardia de la entrada. Irrumpiendo el beso de la pareja. Ambos sonrojados se separaron.

Viscent la vio con su iluminado ojos, la tomo de la mano y se la llevo.

**(rowena)

El viaje fue un poco largo, pero al fin habíamos llegado a aquella gran mancion,bajamos del carruaje y caminamos por una alfombra roja en medio del gran jardín ,hasta la entrada principal. Dos caballeros de la servidumbre nos recibieron muy amablemente.

No éramos lo únicos, continuaba entrando mas invitados, damas con sus lujosos vestidos y sus fabulosas máscaras, caballeros con fracs y costosos accesorios de bolsillos. No conocía a nadie ya que todos traían sus rostros cubiertos.

Pasamos a un  hall principal muy bien decorado con telas en tonos dorados y arreglos florales. Había una enorme escalera y junto a ella se divisaba al sr Leinard. El no tenía el rostro cubierto.

-bienvenidos a mi humilde morada!

-muchas felicidades Normand, sesenta décadas no son nada!!- hablo Hugo



ARIAD.C

#8951 en Fantasía
#5450 en Thriller
#3070 en Misterio

En el texto hay: principes y reyes, magia y hechiceria, seres oscuros

Editado: 26.06.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar