¡hey Flyn!

CAPITULO 5

Pasaban las horas, mientras esperaba a que llegara Jesse ordenaba las pocas cosas que tenía, hace unos días fui por el resto de mis pertenencias a casa de mi tía obviamente cuando no había nadie en ella.

Siento llegar un auto a la casa así que bajo las escaleras corriendo, al llegar a la puerta me sorprendo ya que estaba Jesse con Flyn a un lado, bueno estoy un poco confundida ¿Que hace él aquí?, ambos me miran serios solo entraron, al pasar por mi lado me saludan:

—Hola bebe —dijo Jesse besándome la frente.

—Hola —susurre.

—Hola pequeña —me dijo Flyn, wow un momento me acaba de decir pequeña, pero quien se cree este, hace unos días me estaba diciendo zorra y mírenlo ahora, ¿además porque lo trajo Jesse a su casa?

—¿Qué haces aquí? —pregunte sin rodeos.

—Ailee yo lo traje, necesitamos hablar —me dijo Jesse.

—Jesse necesito hablar contigo a SOLAS —dije mirando a Flyn— te tengo que dar una gran noticia.

 —Ok, ok yo esperare afuera —dijo Flyn entendiendo la indirecta.

—Jesse —dije llamando la atención de mi mejor amigo— Tengo algo importante que decir.

—Dime bebe, ¿Qué es?

—Bueno hoy en la mañana mientras revisaba que mi traslado es....

—Espera un momento de que traslado hablas.

—Bueno yo..... yo volveré a Los Ángeles.

—¿Que? —dijo un poco exaltado— ¿Cómo? ¿Por qué?

—Jesse cálmate un poco si.

—Como me pides que me calme —me grito exaltado Jesse.

—Jesse yo lo siento... Es una decisión que ya está tomada y no la cambiare.

—Ok, Al discúlpame tu a mí, te entiendo —guardo silencio un momento y luego hablo — ¿Qué era lo que me tenías que contar?

—Bueno Jesse, yo ho... hoy recibí una llamada del Sr. Gerard Lutterberger, él es el abogado de mis padres y también era su amigo.

—¿Y para que te llamo ese Sr. Al?

—Ahora se viene lo mejor —le dije sonriendo— veras…

—Anda Al dime —me dijo riendo.

—Jesse, mis padres dejaron una herencia......

—¿Que? ¿Y tú no sabías nada?

—No Jesse no sabía nada, mi hermano ya recibió su parte, por ser mayor de edad y bueno no me habían dicho nada, creo que si el Sr. Lutterberger no me hubiera llamado jamás me habría enterado de la existencia de la herencia.

—Ohhh Ailee —me abrazo— no sé qué decir en estos momentos.

—No es necesario que digas algo, con que me entiendas está bien Jesse.

—Mi Al, después de que me explicaras te logro entender, pero lo que no entiendo es porque debes irte a Los Ángeles, ¿Por qué debes viajar a los Estados Unidos?

—Jesse debo viajar porque es allá donde mis padres vivían y también porque es un requisito para recibir mi herencia.

—¿Por cuánto tiempo te iras Ailee?

—Jesse no lo sé, pero prometo estar en contacto contigo —le sonreí.

—Bueno mi Al —me abrazo y beso mi frente— Vamos que debemos hablar con Flyn.

—Ohhh por cierto ¿Que hace él aquí? hace unos días me decía Zorra y ahora quiere hablar conmigo.

—Bebe él solo quiere hablar, pedirte que lo disculpes y que lo escuches.

—Jesse solo lo haré por ti, el tipo me cae mal.

—Ok bebe vamos Juntos llamamos a Flyn para que entrara a la casa.

—Flyn puedes entrar —le dijo Jesse a Flyn que estaba apoyado en su auto

—Ok, ¿Ya podemos hablar?

—Si ya podemos hablar.

Pasamos a la casa y nos sentamos en los sillones del living, Jesse y yo juntos en uno de los sillones y Flyn en el sillón frente a nosotros, solo nos mirábamos y ninguno hablaba, se está volviendo un poco incómodo el ambiente, hasta que Jesse hablo.

—Ems bueno yo los dejare solos para que hablen tranquilos —lo mire con los ojos bien abiertos y él sabía que le estaba preguntando qué ¿Que hacia al dejarme sola con Flyn?, y claro mi amigo solo me guiño un ojo y se fue, maldito desgraciado.

—Bueno yo —hablo Flyn— Ailee quería hablar contigo para disculparme por cómo te trate el primer día que nos vimos, fui un verdadero idiota, que digo fui más que un idiota, pero luego de que vi y escuche lo que paso aquella noche me di cuenta de que tú no eres la culpable de nada y toda la culpa la tiene tu tía Alice y tu hermano Henry, también sé que no es excusa por la manera en que te trate sin conocerte, pero por favor vuelve a casa.

—Flyn yo no quiero volver a casa y no lo haré, yo quiero olvidarme de todos.

—Y tú no piensas en cómo se siente mi papá.

—Tú no sabes nada de mí y más te vale que te vayas ya —dije todo esto gritando y apareció Jesse— Jesse que se vaya por favor.

—Bueno Flyn es mejor que te vayas Flyn no dijo nada y se marcho.

—¿Que paso Al?

—Quiere que vuelva a casa.

—¿Y qué le dijiste Al?

—Que no voy a volver, que me olvidare de todos y él me dijo que yo no sé cómo se encuentra mi tío, entonces le dije que él no sabe cómo me siento yo y que se fuera. 

—Ay mi Al —me abrazo Jesse— tranquila bebe, todo pasara —me dijo acariciando mi cabello.

—Te quiero Jesse.

—Y yo a ti Al.

Luego de eso nos fuimos cada uno a su habitación, ya en la mía me quede pensando en lo que dijo Flyn, ¿Será necesario quedarme? No, no lo haré, si lo hiciera solo seguiría sufriendo y yo no quiero sufrir más ¿Pero y mi tío? Quizás deba ir a despedirme de él y darle las gracias por cuidarme y quererme.

Pasaron unos minutos y Jesse me vino a buscar para que cenáramos, la cena fue muy amena, nos reímos mucho, sus padres son muy simpáticos, me siento una integrante más de esta familia, después de la cena nos fuimos a ver televisión y me recosté en el regazo de Jesse, estábamos viendo una película pero cada que pasaban los minutos sentía mis parpados pesados y poco a poco se fueron cerrando hasta dormirme y escuche unas palabras que dijo Jesse:

"Te amo Ailee"



Vali_Queen

Editado: 04.07.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar