Hey Quitate Enana

Capitulo 17 Locos impulsos

Parpadee varias veces para no llorar, Callan cargo al niño y se lo llevó.

¿Por que le dijo hermano? ¿Quien era ese niño? Estoy segura de que Callan oculta algo pero ¿que es?

Me senté sobre una banca y mire hacia el frente. Luego de un buen rato de estar en el parque decidí regresar a casa. Subí a mi habitación, me acosté y comencé a pensar.

Mi vida es tan patética.
Tu eres patética.
Aveces solo desearía que todo acabara.
Acaba con todo.
La vida es tan difícil.
Tu eres difícil.

Me levante y baje a la cocina a comer algo y recordé lo que había pasado la noche anterior. Mas bien estaba recordando a Callan. Sus hermosos ojos, su pose de chico malo, su risa, su... Su.. Su....

¡Alto! Alto, alto ¿por que estoy pensando en Callan? Esto esta mal no debo de pensar en esa abominación.

Salí de la cocina y entre a la sala y coloque una película.

—¡Solo dile que lo amas!— le gritaba a la televisión— ¡No dejes que se valla! ¡No! No, no, no, no, no, no, no ¡Por favor no! ¡Corre y dile que lo amas! ¡Se va a ir! ¡No por favor no! ¡Ustedes son el uno para el otro! ¡Corre y dile lo que sientes!— lleve un puño de palomitas hasta mi boca— ¡El es el amor de tu vida que no te importe la clase social solo corre y dile lo que sientes! ¡Quitate esos estúpidos tacones y corre tras el!— seguía gritando como si me fueran a hacer caso.— ¡No! No, no, no, no ¿Por que? ¿¡Diganme por que!? Ellos tenían que estar juntos ¡Esto no es justo!— exclame y comencé a llorar dramáticamente.

La película termino y no tuvo el final que esperaba y yo seguía gritando "la vida no es justa ¿por que? ¿Por que? Si ellos se amaban" hasta que tocaron la puerta y me tuve que levantar a abrir.

¿Quien demonios podrá ser?

Abrí la puerta de mala gana—¿¡Que!?

—¡AAHH!— gritaron unas niñas que tenían cajas de galletas e inmediatamente salieron corriendo.

—¡No! Esperen no se vallan ¡Quiero galletas!— muy tarde las niñas ya se habían ido corriendo y gritando. Maldita suerte la mía. Cerré la puerta y segundos después volvieron a tocar. ¡Si! Regresaron.

Abrí la puerta con una sonrisa forzada, todo sea por galletas— quiero de chispas de chocolate— dije— y también de...—No termine de decir nada mas cuando vi quien era.

—¿podemos hablar?

— ¡No!—grite y rápidamente iba a cerrar la puerta pero la detuvo.

— por favor necesitamos hablar.

—yo no tengo nada de que hablar contigo.

— tengo que explicarte lo que paso.

—no me interesa saber que paso.

— por favor, lo que viste no era lo que parecía.

—yo los vi... La estabas besando... Creí que eras diferente Jason, pero veo que me equivoque.

—ella me beso— claro.

—y tu le seguiste el beso, creí que eras diferente, me dijiste que yo te gustaba.

—y me gustas mucho, pero es que ella me dijo que a ti te gustaba Callan.— ¿¡Que!? No yo si la mato.

—vete Jason.

—entonces es verdad. Te gusta Callan.

— no puedo creer que hayas creído eso, el y yo nos odiamos. —mire el suelo— vete por favor.

—Yamileth...

—quiero estar sola— levante la vista y el seguía en la puerta — ¡Que te vallas! ¡Quiero estar sola! ¡Dejame en paz!—cerré la puerta con fuerza sin importarme si le pegue o no. Me senté en el suelo y las lágrimas comenzaron a salir.

Maldita pelos de elote.

Se hizo de noche y me fui a mi habitación, me acosté y espere a que el sueño se apoderara de mi.

*****

La luz del sol comenzó a entrar, abrí los ojos y me levante, me bañe, me cambie, me hice una coleta, acomode mi cama y baje, tome un jugo, me cepille los dientes, cogí el celular, los audífonos y las llaves y salí directo al parque.

No quiero ver a Layla ni a Liliana ya que de seguro ellas le dijeron a Jason que lo vi con la pelos de elote, y a Jason tampoco lo quiero ver, no quiero ver a nadie que conozca solo quiero ver a esos pequeños niños corriendo por el parque.
Pedófila.
Sabes perfectamente por que los veo.

Llegue al parque e iba cantando Crazy de simple plan.

something is wrong 
Is everybody going Crazy? 
Can anybody tell me what's going on 
Tell me what's going on 
If you open your eyes 
You'll see that something is wrong.

Termino la canción y seguí caminando hasta que choque con alguien.—lo siento.

— parece que te encanta chocar enana— levante mi vista.

Genial no quería ver a nadie de estos ¡Si de estos! ¿Como se le ocurre al destino pensar que voy a querer verlo a el?

—¿que quieres?— pregunto de malhumor y me cruzo de brazos.

—¿que no puedo venir al parque?

—claro que puedes, pero no entiendo por que la maña de decirme enana.

—¿por que la maña de chocar conmigo?

—eres un imbécil.— baje los brazos y seguí caminando hasta que sentí que me cogió del brazo—¿que demonios quieres?— pregunte enojada.

—¿que demonios te pasa?— pregunto confundido.

—no me pasa nada.— me solté de su agarre y lo mire a los ojos.

Maldita sea ¿que tienen sus ojos que parece que me hipnotizan? ¿Porque rayos me parecen lindos sus ojos? ¿Desde cuando demonios me esta pasando esto?

Mi estomago comenzó a producirme un cosquilleo.

Esto no es normal. ¿Que es esto?
Mariposas en el estomago.
¿¡Que!? ¡Que alguien me las saque me van a comer!
Así se le conoce a los sentimientos cuando te estas enamorando.
Estúpidos sentimientos... Espera ¿¡Que!? ¿¡Que rayos!? ¿Enamorando? ¿De que hablas?
––––
Claro ignorame, no, esto no puede estar pasando ¿acaso me estoy enamorando? O ¿acaso me gusta Callan? No esto no puede estar pasando ¡No! No, no ¡A mi no me puede pasar esto!

—¿en que piensas?— me pregunto en susurro al oído sacandome de mis pensamientos.

Maldito Callan te odio, Malditos locos impulsos ¡Esperen! Esperen, esperen ¿impulsos?



LuzCR

#894 en Otros
#257 en Humor
#2389 en Novela romántica

En el texto hay: humor, romance, amor

Editado: 30.09.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar