Hilo Rojo

CAPII

Hay amores crueles, hay amores bellos,se acordarán de ellos en aquellos desvelos donde una noche fria sea su único abrigo

Hay amores que desgastan, pero donde las ganas nunca faltan, donde cada beso robado y cada lágrima es una historia 

Hay amores distanciados , de esos que  cuando sus cuerpos se rozan ,en la que sus almas se encuentran  no encuentran otra manera de existir sin ese otro corazon

He visto tantos pasar frente a mi ...

Su amor. ...su amor dolía y era al mismo tiempo tan bello era de ganas y desgastes eran noches  frias y horas llenas de besos y caricias . 

Su amor me parecía el más bello de todos,no me pregunten por qué ,la respuesta la sabrá quien alguna vez los haya visto, la sabrá quien entienda la diferencia entre un querér y un amor. 

 

Su amor era de meses sin verse , era de encuentros y desencuentros.

Yo seguía sus corazones y veía la desesperación por unirse de nuevo, por encontrarse , por superar la distancia.

Yo escuchaba sus planes por escaparse y verse una vez más 

Yo escuchaba el miedo de sus corazones ante la perdida, yo escuchaba sus llamadas a escondidas ,y sus llantos amargos por las noches.

 

Yo hablaba con sus corazones, ellos lloraban lágrimas de sangre , me contaban que sufrían , que muchas noches el simple recuerdo de su voz o de ya llevar meses sin verse dolía; que la distancia los estaba superando.

Otras veces me contaban sus sueños en aquellos donde amanecían felices , esperanzados y donde las fantasías y los anelos los  hacían más fuertes.

Veía llegar sus corazones y sentarse frente a frente pero siempre con una barrera , observaba las largas horas de conversación y como ellos siempre ,luego de horas de hablar se acostaban y repasaban todo en su mente me lo contaban, veáis su alegría su emoción, su tristeza y desgracia .

 

Luego de meses veía como iban perdiendo la esperanza , como su amor se hacía trite, y yo en búsqueda de ayudarlos les enviaba su recuerdo con el viento.ttrataba de avivar su amor , pero parecía undirce en la melancolía.

 

Sentía tristeza por ellos y ya nompodia hacer nada , pobres corazones , pensaba .

 

Esa noche de noviembre no había parado de llover . Todo estaba frío  y oscuro , sus corazones se ahogaban en melancolia y lagrimas de sangre mientras que su amor cada vez más fuerte hacia que sifrieran cada vez más.

 

 

 

 

Escuche como el reloj en mi muñeca pitaba anunciando las 11:11

Mi deseo fue por ellos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



lasmenco

Editado: 12.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar