Infierno

22. Porque ya no duele...

Narrador omiso:

-ASHTON!!!- grita Sam a todo pulmón colocándose en medio de su novio, antes de que algo le llegara a pasar a este. La chica siente como la bala le penetra el cuerpo, haciendo que sintiese un estruendoso dolor en la zona afectada. Sam logra sentir como su piel es rasgada y como la bala es expulsada por la parte trasera de su cuerpo, todo ocurre de repente en cámara lenta. Sam, cae de rodillas al suelo, pero Ashton fue más rápido y logra atraparla entre sus brazos antes de que su cuerpo diera contra el suelo.

A lo lejos se escucha el sonido de un bate de beisbol dando contra un cuerpo. Kiara y Leila habían llegado, pero lo que no sabían es que era muy tarde. Leila había golpeado a Margaret en la nuca con el bate, logrando así que callera al suelo.

-ESO ES POR THOMAS, MALDITA DESGRACIADA!!!!- grita Leila y comienza a golear el cuerpo inestable de aquella mujer tan repulsiva y desagradable- te prometí que ibas a pagar por lo que le hiciste a Thomas- comenta entre cortadamente y saca del bolsillo de su pantalón un encendedor, pero antes de que se atreva a hacer algo de lo que después se arrepentiría, Kiara logra detenerla.

-Leila, no, mira!!!- exclama la chica con los ojos cubiertos en lágrimas señalando a Sam. Leila se voltea de inmediato al escuchar las palabras de su amiga y cae al igual que Kiara de rodillas al suelo. Leila se unió al llanto y solo pedía porque Sam estuviera bien y que todo lo que está ocurriendo sea una farsa.

Mientras, Ashton seguía sosteniendo a Sam entre sus cálidos brazos; así describía Sam los abrazos de Ashton, cálidos y re-confortadores. Ella sentía que tenía todo a su alcance cada minuto que pasaba con Ashton, ella lograba tener esperanza y eso la hacía sentir totalmente completa sin importar que.

-Sam, no, no, por favor NO!- le susurra Ashton con la voz entrecortada.- ¿por qué?- le pregunta el chico muy angustiado- ¿Por qué te interpusiste entre la bala y yo? ¿Por qué?

-Porque tenía que pasar así...- aclara Sam mirando hacia el techo mientras coloca su mano en la herida que le había provocado la bala, la cual se sumaba a sus otras heridas. La bala le traspaso el abdomen y era muy difícil de ver o de aceptar para Ashton.

-La vida puede acabar contigo cuando menos te lo esperes...- dice el con los ojos cubiertos de lágrimas.

-Y en verdad que se puede convertir en el mismísimo infierno...- ella le contesta algo forzada y él no logra entender como hasta en momentos tan críticos como ese, ella puede lograr sacarle una pequeña sonrisa.

Entonces de un momento a otro, esa sonrisa cambia por una expresión de tristeza y de los ojos de Ashton, cae la primera lagrima. El chico toma a Sam de las mejillas y limpia una pequeña lagrima que amenazaba con salirse del rostro de Sam.

-Te amo, ¿lo sabes, verdad?- Ashton le dijo derrumbándose en llanto- ¿Por qué esto me tiene que suceder a mí? ¿Por qué el mundo quiere acabar con lo único que me hace feliz en la vida?

-Oye, amor, no llores- Sam sostiene la mejilla del chico y con su pulgar limpia una de las muchas lágrimas que caen del rostro de Ashton- n-no llores- le responde forzadamente; pero, de un momento a otro Ashton la mira confundida por la forma tan repentina en que Sam cambia su expresión de dolor.

-¿Qué pasa? ¿Por qué cambias tu expresión?- pregunta un Ashton muy confundido.

-P-Porque ya no duele- tartamudea Sam en un pequeño susurro, pero aun así Ashton llego a escucharlo y esto solo consiguió que su corazón se rompiera en mil pedazos.- N-no, no te preocupes, no te preocupes, cariño- le dice Sam para intentar calmarlo, aunque él sabía que todo estaba mal.- esto es perfecto. Siempre imagine el día de mi muerte como algo más doloroso que esto, pero esto es perfecto...- dice la chica con una muy débil sonrisa al chico y respirando entrecortadamente- e-es perfecto porque...estoy en los brazos de la primera persona que llegue a amar de verdad. Tu Ashton E-Edwards, fuiste y siempre serás la primera persona que llegue a amar, tú fuiste mi primer amor y e-eso es perfecto. Ashton...te amo.- Sam se expresaba mientras Ashton sentía como una parte de él se iba.- Debes decírselo a papá, tienes que decírselo- el asiente frenéticamente y a Sam se le escapa una pequeña lágrima, mientras escucha sus últimas palabras.- "te amo" Ashton Edwards- le dice la chica mirándolo directamente a sus hermosos ojos azules, los cuales se oscurecían poco a poco- Te a...- y ahí quedaron sus últimas palabras. La mano de Sam cae lentamente hasta tocar el frio suelo. Ashton se echó a llorar en el hueco del cuello de Samantha, pero antes le dio un beso en su pálida frente como señal de despedida.

Sus amigas cuando vieron lo que estaba ocurriendo, no dudaron ni un segundo en salir corriendo donde se encontraba Sam.

-Samie, no por favor no!- decía Kiara frenéticamente, mientras Ashton estaba completamente solo en su mundo, arrepintiéndose de todo lo que había ocurrido.

El pobre Ashton se sentía derrumbado y no quería soltarse del cuerpo de Sam. Él no lograba ni quería aceptar lo que acababa de pasar con su novia.

Sam al contrario de todo, en el momento en el que moría, se dio cuenta de algo muy importante. La vida no es para nada injusta, al contrario, es demasiado justa. Nosotros Tenemos demasiadas oportunidades en la vida las cuales no logramos ver. Nuestras Acciones son las que nos definen como personas, son aquellas las cuales definen como nos tratara la vida. Sam entendió ese mensaje tan importante; si ella se hubiera detenido a pensar positivo, tal vez se hubiese dado cuenta de las cosas tan maravillosas que le brindaba el mundo. Tal vez, el mundo o sus acciones le quitaron a su madre, pero Dios perdona y es un Dios de misericordia y nunca llego a darse cuenta de aquello hasta que paso los últimos minutos de su vida. Esos últimos minutos que vivió junto a Ashton. La vida le quito a su madre, pero también le otorgo a Ashton. También aprendió un mensaje muy hermoso y que puede llegar a tocar los corazones de las personas. Ama a tus padres con todo. Demuéstrales a diario que los amas, aunque sea con un "te quiero" o un "te amo", también con un beso; porque, esos simples detalles, pueden lograr cambiar a una persona. Ella aprendió que decirle un "te quiero"o un "te amo" a una persona que aún vive, una persona de carne y hueso, es mejor, que ir, darle flores y decir cuánto te arrepentiste... a una tumba;porque, la vida es corta y tenemos que aprender a aprovecharla al máximo. Sam murió agradecida por todo lo que la vida le dio. A Kiara, Leila, Thomas, Ethan, su padre entre otras cosas y así Sam logro cambiar su vida de un 'infierno' y la transformó en el 'cielo'.



Focus_lgv14

#369 en Thriller
#181 en Misterio
#146 en Suspenso

En el texto hay: suspenso y drama

Editado: 02.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar