Inmarcesible

Capítulo 17

Llegó 20 minutos tardes al consultorio de mi psicóloga. 
Toda la culpa la tiene el pendejo de Ángel, según él, no puedo salir de casa antes de comer algo.

-señorita, buenas tardes. La doctora  Falcon todavía está en su consultorio?

-usted es la señorita De la Garza?

-si.

-la Doctora la está esperando, lo hace igual que aquel joven que siempre la acompaña.

Connor.

-gracias.

-para servirle.

Caminó rápido hacia el consultorio. Al llegar a la puerta tocó y espero a que me den pasó. Al entrar veo a la Doctora hablando muy amena junto a Mi Connor.

Calma tus celos, solo hablan.
Además él ya no es tú Connor.

-te lo dije Tammy, ella al final vendría-dice un muy sonriente Connor.

-me asompras Connor. Ya no tenía esperanza de que la señorita De la Garza volviera.

-pues aquí estoy. Doctora Falcon. ya no vendré más con usted, ya no tiene caso superar algo que ya no me está matando, pero si quiero darle las gracias por toda su paciencia y dedicación.

-esa es mi función, pero las gracias también las debe de llevarselas Connor. Vivian tienes un magnífico novio, la semana que no llegaste el vino todos los días a la espera de que tú llegarás, pero sabes una cosa, el único que te a ayudado es él-toma de las manos a Connor, y automáticamente mis manos se forman en puños-cuidala es una gran mujer, y si vez hoy en su mirada que darás cuenta que te amo como una loca, aunque sus manos también lo demuestran.

Connor mira mis manos. No las libero, por lo contrario lo miro fijamente y levanto mi ceja derecho con superioridad y arrogancia.

-voy a dar por notificado el final de nuestras terapias. Sabes que puedes buscarme si te pasa algo?- me pregunta con una gran sonrisa.

-claro.

-bueno yo las dejó, fue un gusto conocerte Tammy- Connor le da un abrazo y un beso en la mejilla. Al pasar por mi lado susurra muy bajo-te veo a fuera celosa hermosa.

Sin tiempo de decir nada sale del consultorio.

Duro alrededor de quince minutos con la Doctora. 
Al salir veo a Connor muy entretenido en una revista de moda.

-no tenía idea que te gustara la moda?

Connor de asunta y pode de inmediato la revista en una pequeña mesa que está a su lado derecho.

-no me gusta, pero mi celular se apagó y tú te demoraste mucho.

-claro. ¿Vamos?

-claro.

Salimos y damos directamente con el párking. Connor en ningún momento me dedica una mirada-Co..

-¿En que llegaste?- mis palabras quedan cortas por su pregunta tan repentina.

-en taxi-miento, ya que Ángel fue el que me trajo, y no quiero darle explicación de porque mi hermano me trajo. 

-vamos-dice.

No lo dudo y lo sigo, no voy actuar berrinchudamente solo para que él me ruega. Soy muy realista, se que me toca hacer lo posible y imposible para que él me perdoné.

Llegamos a su moto, el me da el casos, lo tomo sin titubear.

Abrazarlo, tenerlo cerca, poder sentir su cuerpo. Dios como lo amo.

-llegamos.

No fui consciente del lapso de tiempo. No quería soltarlo, lo necesito junto a mi, que me abracé y me diga que me ama.

Y ahí tras su moto lloro mientras me bajo de esta. 
Me da igual si me ve llorando, si mis sollozos son fastuosos.

-gra.. gracias  por todo.

Le doy el casco. Caminó hacia la puerta de mi casa a paso lento, entre llantos. Pero lo que provoca que caiga al suelo es escuchar como el motor de su moto pierde sonido cada vez que se aleja más de mí.

-ayúdame padre, por favor- elevó mis ojos al cielo donde creo que está mi padre, él tendría las respuestas a todas mis frustraciones.

No sé cuánto llevo llorando con la mirada en el suelo, tanto es mi desconsuelo que no siento a mi hermano a mi lado.

-Connor te entenderá. Solo dale más tiempo-me susurra Damon, mientras me ayuda a parar del suelo.

-lo amo.

-lo se.

Caminamos hasta llegar a la puerta principal, la cual se abre de repente por una Salome corriendo con lágrimas en mis mejillas. Ellas nos ve pero no detiene su corrida, a los pocos segundos sale Marco en ropa interio.

-Salome espera-grita desesperado muestra corre detrás de ella. No cabe decir que sin mucha dificultad ya la esta tomando de la mano.

-no me toques, jamás en tu puta vida me vuelvas a tocar-le grita con mucho odio.

-déjame te explico por favor- ruega Marco.

-y que me dirás, que aquella despampanantes mujer no es tú prometida, porque el anillo que tiene lo dice muy bien- me quedo sorprendida por sus palabras -Por favor dime la verdad de una buena vez, te lo suplico- le ruega poniendo sus manos en su pequeño como si este le doliera.

Marco no dice nada, solo baja la cabeza-habla por favor-pide ya en un tomo muy calmado, tanto que me da miedo su cambio tan drástico de su tono de voz.

Marco da un largo y profundo suspiro-si. Ella es mi prometida.

Salome suelta una gran carcajada, al calmarse Pregunta algo que me deja muy impactada- ¿ Que se siente decirle a una niña, que es el amor de tu vida, solo para quiterme aquel tejido celular con el que nacen todas las mujeres, o mejor dicho mi virginidad y luego decirle que está comprometido?- Marco no responde, pero ella si lo hace por él- yo sé, te sientes el rey del mundo, él hombre que puede hacer lo que le da la gana con todo lo que tenga. Te deseo lo mejor en tu vida Marco De La Garza-hace una pequeña reverencia y corre a su carro el cual no había notado.

Salome nos deja a los tres en shock. Dios que tiene esta mujer en la cabeza para afrontar las citaciones de esta manera.

-esa si que es una mujer, la cual no será párate de mi familia por qué ya mi hermano escogió la que cree correcta. Te felicito Marco De La Garza, eres el un hombre indescriptible-Damon le hecha más sal a la herida-koala entremos a que te cambies antes que pesques un resfriado y para conocer a la prometida de este imbécil.

no se en que momento comenzó a llover de esta manera.



karen torres

#6674 en Joven Adulto
#17384 en Novela romántica

En el texto hay: amor, amor a la familia, superación

Editado: 12.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar