Jade

"Miedo"

1

Caminaba sobre mis talones a toda rapidez. Llegaba tarde a mi clase de Aleman y tenia que haber estado hace 25 minutos, pero nooo...tuve que ir al baño primero. Para poner las cosas mas interesantes la puerta de este se quedo atorada, por el cual, tuve que salir arrastrandome por debajo de la entrada de los inodoros. Asqueroso, lose, pero agradezco el simple hecho de que sea una escuelo lo bastante limpia, por que pude haberme arrepentido despues de eso...

Ajuste mis guantes hasta la altura de mi muñeca, acomode mi falda y peine unos cabellos que cayeron en mi cara,¿Por qué rayos tenia que irme mal este dia?.

Cuando llegue a la puerta del salón con un estruendoso golpe, todos voltearon a verme. Yo para tapar la pena de mi rostro subí mas la bufanda, esa era mi rutina, subir guantes, acomodar la falda y subir mi bufanda.

--Señorita Mcnimor, a que se debe su llegada tarde?.--Menciono mientras sostenia el libro sobre su mano.

El señor Sánchez era de una apariencia algo un poco fuera de lo normal, llevaba siempre sus innumerables pulseras de la suerte en sus muñeca derecha, su afeitada barba consistia en una línea demasiado perfecta para mi parecer y tenia muy buenas facciones, parecería uno de esos profesores que son guapos y asi, pero este usaba trajes mas viejos que mis padres juntos, una capirotada muy extraña.

--Pues yo..--Inhale y solte el aire contenido, antes de decir la mentira.--tuve cita con mi doctor, sigo mala de mi resfriado.-- Esa nunca fallaba, no iba decir por ahi que me habia quedado atrapada en un cubiculo del baño de mujeres, oh claro que no.

-- Pues en ese caso señorita, puede pasar-volteo de nuevo al pizarrón y empezó hacer unas ecuaciones.

Me adentre en el salón pero como siempre las miradas no se hicieron esperar. Esto era lo mas incomodo del mundo, pasar a mitad de clase con todos mirándote.

Me senté atrás en donde se encontraba mi asiento y saque mis libros lo mas rápido posible, saque un lápiz y un borrador.

--Que? De nuevo enferma -Rode los ojos, ahi vamos otra vez...--Nose, corre el rumor de que te acostaste con alguien y te contagio de una enfermedad venerea.

--Que estupideces dices Brenda! Como ella va tener sexo con alguien, si no tiene ningún amigo.

Apreté mis puños alrededor del Lápiz aguantado la furia que tengo. Recuerda Jade lo que dice tu psicólogo "controla tus emociones" "no te dejes llevar, puedes lastimar a alguien". Sólo este semestre y ya no las verás, sólo este semestre y ya no tendrás que estar aguantando sus caras y sus labios de silicona...

--Cierto, hmm.. tal vez ¿no se? Tal vez no sea una enfermedad lo que tengas-acerco más su mesa contra la mía-A lo mejor toda esa rareza que eres te hace una bruja de las que tanto hablan en nuestra familia.

Estrelle mis puños contra la mesa y todo el salón volteo a verme.

--Sucede algo por ahí chicas?-pregunta calmado el profesor.

--No profe-continuo Camila-Es que nos preocupamos por Jade y le preguntamos Brenda y yo el como seguía del resfriado que pesco como hace...1 semana?

Mas ingenuas no se pudieron ver? No, mejor mas estúpidas. Si quieren ser actrices hasta un cerdo lo haría mejor que ellas.

Este tipo de fama no era un problema para mí, pero si un problema para mis padres. Ellos son los que gobiernan este lugar y si... soy la hija del gobernador. Todo este estilo de vida es de lo más frustrante, no me gusta cualquier tipo de atención o falsas amistades por tener poder en una ciudad ¿porque no puedo ser una persona normal?

--Eso es cierto Jade?-Volví a la realidad al escuchar la voz de mi profesor.

--Sí, puede continuar la clase profesor.

--Está bien-agarro la tiza y empezó a poner algunas instrucciones.

Suspire.

Al menos con esta llamada de atención las mantendría por un rato alejadas, es lo que más necesito en este momento. Concentrarme...

--TODOS ABAJO!

La puerta se estrelló contra la pared tirándola casi a la mitad del lugar Entraron tres hombre en trajes de color negro con armas y con una marcaras de cuervos en la cara, a todos nos pusieron en el piso y el profesor se mantuvo de pie.

--DIJE QUE TODOS ABAJO, ¿QUE ERES SORDO?-agarro su arma y la apunto contra su cabeza.-O QUIERES QUE ESTA BALA PASE POR TU CABEZA.

--Chicos-volteo a vernos el profesor, a todos nos recorrio con su mirada y por un momento se detuvo en donde yo me encontraba,pero luego la aparto para continuar con el asaltante.-Conserven la calma todo estará bien, no se muevan de sus asientos y quédense en el piso.

--ABAJO, PEDAZO DE MIERDA!.-Apunto el asaltante en el entrecejo del profesor.

Y luego ocurrió algo que jamás nos imaginábamos.

El profesor hizo caso omiso a su instrucción y se lanzó contra el hombre armado. Que rayos estaba ocurriendo?, el segundo hombre trato de inmovilizarlo pero fue más rápido el profesor y tomo los dos brazos de los chicos lanzándolos hacia delante de el y causando que sus armas cayeran al suelo, les hizo una llave que les hizo gritar del dolor.

--Chicos huyan.--Dijo con una voz pontente hacia nosotros-Corran!

Pero antes de que alguien pudiera levantar un pie, una bala sono por todo el salón. Poco a poco el profesor se fue desvaneciendo, la herida se vio reflejada justo en el lado del corazón.Cayo con un sonido ensordecedor y todo el aire fue succionado del lugar.
En la entrada del aula se encontraba una figura muy fornida y espeluznante.



AndyDuGu

#10927 en Fantasía
#23198 en Novela romántica

En el texto hay: poderes, amor, accion

Editado: 14.10.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar