Jamas te olvidare

5.- Mis sentimientos II

Chloe:
Me levanto y sacudo mi pantalón.

¿Que haces? - me dice la niña.
- No te preocupes, yo sé lo que hago- le digo.

-Te lo dire- me dice Axel, sacándome de la telepatía.

-¿Para que me digas mentiras? No gracias- le respondo.

La niña se enoja conmigo.

- te diré la verdad, no te preocupes- me dice.

- Esta bien, adelante dilo- le digo.

- no conocía esa faceta de tí, Chloe- me dice con una voz burlona, yo le miro molesta- ya, ya, lo decía de broma, prepárate para saber mi realidad- lo dice en voz baja, pero apta para escuchar.

No debería presionarlo, tampoco me importa, pero a ella si le interesa, así que no puedo hacer nada. Un trato es un trato.

-Adelante, dilo - le digo una vez más para que hable.

- bueno la verdad es que no se casi nada, solo recuerdo que había mucha gente corriendo, todo estaba de llamas y había una niña, con un vestido blanco, parecía una princesa, ella corría mientras que un señor la perseguía, la niña tropezó y el señor la agarró, ella lloraba, tratando de que él la soltara, pero por más que peleará contra su agarre no podía, quise ayudarla pero el estado en que estaba no me lo permitía, ademas recién tenía 1 o 2 años, a pesar de que poseía una fuerza increíble, no pude. Paso un largo un tiempo, horas, y la niña salió corriendo, ella iba a mi dirección, sin darse cuenta que yo estaba allí, me vio y me dijo que no le hiciera nada, ya me habia recuperado y estaba sentado junto a un árbol, tal vez sabía nuestra naturaleza y por eso lo dijo. No dije nada se acercó a mi, pero la espante con mi mano, haciendo señas para que se vaya, ella no me hizo caso.
La niña toco mi rostro y recuperé mis fuerzas, no sabía cómo lo había hecho pero me alegro no sentir dolor. Vi a un hombre que se acercaba, el me hizo una seña de que haga silencio.
Le susurré a la niña que se vaya, porque un señor se acercaba, ella miro atrás y se sorprendió al ver al hombre. Me pare y protegí a la niña, la resguarde a mi atrás y el me dio un golpe, que pude resistir, luego yo le propicie un golpe en sus genitales, el aulló de dolor, le cogí de la mano a la niña y corrimos, pero sin darme cuenta, alguien me golpeó en mi espalda, saliendo disparado en un árbol, ya no supe más pues mi cuerpo no reaccionaba.- me dice el haciendo un paré.

- y que tiene que ver,  con tu madre.- le digo confundida.

- espera aún no termino- me dice él.

-bien, continua- le digo haciendo una seña para que continúe.

- Cuando desperté, vi a una chica que me atendía, limpiaba mis heridas y mi cuerpo. Le pregunté quién era, pero ella no respondió, vi a otros dos niños. Al levantarme estaba sin ropa, me miro, sin embargo, me paso un polo y un short. Cuando justamente le iba a decir gracias, desapareció,  nunca más la volví a ver, los demás despertaron y nos conocimos, luego nos mudamos al lugar ahora que conoces, nadie la habitaba y nos quedamos a vivir, después de un tiempo encontramos a Dorian vagando por los al rededores y lo llevamos a la casa. Nunca nadie reclamo esa casa.

- ¿pero y tú madre?- le digo aún sin entender.

-¿Aun no deduces? ¡Nunca la conocí! Al menos eso es lo recuerdo,por eso te cuento lo que yo recuerdo, de lo que te conté, es lo único que recuerdo.- me dice exaltado.

- ya cálmate, lo único que haces es repetir lo mismo - le digo fastidiada.

- Lo siento, solo que no me entiendes.

- Por eso mismo, no quiero estar contigo, no logro entenderte.- creo que lo dije al azar, siento que el lo va a malinterpretar.

Él me mira tristemente y me abraza. Me besa el cuello y yo me muevo a un lado para darle más acceso, nos besamos lentamente, toqueteando su cuerpo me incorporo en el césped, el esta encima mío, lame mi cuello, me da un cosquilleo y me retuerzo un poco. Siento que me está tocando debajo de la blusa, pero su mano va hacia abajo, sobando suavemente mi parte íntima, él se quita el polo, se iba a sacar el pantalón, pero lo detengo. Cogiendo su cuerpo y echándolo hacia el pasto. Ahora yo estoy encima de él, me saco la camisa y Axel parece asombrarse con lo que hago, me echo encima de él y empiezo a mover mi cuerpo de arriba hacia abajo, provocando en el una erección, meto mi mano en su miembro y empiezo a acariciarlo, el hace un gemido y sonrió, luego aprieto mi mano, junto con su genital, pero evitando ocasionarle dolor.

- Eres muy buena en esto - me dice con una sonrisa pícara.

No le respondo y sigo haciéndolo, el coge el broche de mi sostén y lo suelta, dejo de tocarle, Axel me mira con deseo, yo acerco mi pecho a su cara y el los lame, coge mis senos con sus manos, haciéndome gemir, pasa toda su boca por mi pecho. Me detengo y cojo mi blusa.

-¿Que pasa?- me pregunta.
- podríamos hacer esto en un lugar más privado- me pongo mi sostén y mi camisa.

No es que no quiero, pero al parecer vienen vampiros,¡ Diablos ! Que mas existe, brujas y sirenas.

también existen- me dice la niña telepáticamente.



Flor de Luna

#11031 en Fantasía
#4889 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: amor tristeza odio

Editado: 28.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar