Jamas te olvidare

11. La guardiana del tiempo y la naturaleza

Alam:
Aun me pregunto quién es la voz que me habla , no logro entender, porque me pasa a mi todo esto. Chloe sabe algo que yo no sé, si se lo preguntará puede que no me diga la verdad.

- amigo, ya llegamos- me dice Rayan.
-¿que es esto?- pregunto.
- es tu tumba- se ríe como un desquiciado. Hace una seña para que sus amigos me agarren de los brazos.
- sueltenme- les digo enojado, se que puedo librarme de ellos fácilmente pero la verdad es que si lo hago pueden sospechar de mi o hasta odiarme y si pasa eso, cualquier problema que pase me echarían la culpa.¡diablos!
- eres muy ingenuo, ¿como te llamabas?- lo preguntó en forma de chiste.- asi Alam, claro, Alam, Alam.- repite mi nombre, pensando en lo que va a decir.
- sueltame o te irá mal- le digo, causando una sonora carcajada en Rayan.
- eres un tonto si piensas que me puedes vencer- me lo dice con una cara estupida.
- ¿como sabes?¿si ni siquiera me conoces?- le miro, con unos ojos amenazadores.

Él se queda mirándome,¿que le pasa? Su cuerpo queda "petrificado", los demás le miran asombrados por el hecho de que Rayan empieza a caer de rodillas, ellos ven hacia atrás, les sigo con la mirada, me sueltan, al ver que ahí están Karolline y Álex, los miro un momento, Karolline esta de brazos cruzados, su mirada penetrante me mata. Álex solo mira el espectáculo.

- no puedo creer que hayas caído en su trampa- me dice Álex.
- mas bien ellos cayeron en mi trampa.- le digo, un poco mortificado.
- Chloe, ¿donde esta?- pregunta Karol. Por fin se preocupa por Chloe, ya pensaba que la odiaba o algo así.
- no la he visto, puede que este paseando por ahí- le contesto.
- Aa...- lo dice pensando, en no sé qué.- bien, este Alam podrías venir un rato conmigo.

En qué lío me he metido, creo mucho en las personas, a veces siento que soy tan inocente, no se pensar en nada malo. Cuando estoy enojado sí, pero al estar tranquilo me sobrepaso de los límites de inocencia y bondad con los demás. No se adónde me lleva Karol, pero antes de irnos Axel me quiña el ojo, no creo que sea lo que pienso. Cambiando de tema aunque ellos me "salvaron" supuestamente, porque pude salvarme yo solo, pero no lo hice por piedad a estos humanos.

- Alam- para Karol y se pone frente a mi.
- ya llegamos, por fin- lo digo.
- quisiera arreglar las cosas contigo- me dice, con una cara de horrible sinceridad.
- las cosas se dijieron y no las cambiaré, además las cosas ya se arreglaron, ¿ que más quieres arreglar? Nuestra relación ya terminó, te dije la verdad ya no quiero estar contigo, yo amo a Chloe no a ti¿entendiste?- ella se queda pasmada- ¡por favor ya todo entre nosotros se terminó!

- solo por Chloe, maldita sea, porque ella y no yo, si tu mismo dijiste que era tú luna, cuando la encuentras no puedes separarte de ella por más que quieras. Entonces porque tú no haces lo mismo- me reclama, echándome en cara lo que alguna vez le dije.
- tal vez me equivoqué y no eres mi verdadera luna, perdón pero ya no quiero nada nada contigo - Me voy de aquel lugar, dejándola sola, con sentimientos rotos, siento pena por ella, pero su no se lo hubiera dicho, todo estaría mal y no podría estar con Chloe. Solo espero que ella no le haga nada. Esta demasiado furiosa, como para cometer algo que no quisiera.

-¡Alam! Maldita seas - me lo dice gritando, no la escucharía si fuera un humano normal.

Le doy una señal de despedida con mi mano.

Chloe:
Quisiera saber dónde estoy. Hay unos hombres haciendo guardia en el castillo, no sé para qué vine, solo siento que tengo que conocer a la persona que yace aquí. Creo que debería presentarme cordialmente.

Salgo de mi escondite, ya analice todos los posibles escapes.

- Buenos días señor guardia- hago reverencia.
- señorita, la princesa la llama- viene otro guardia, interrumpiendo mi saludo. Me sorprende que una persona que tal vez no me conoce, ni sabe que he llegado me este esperando, amenos que tenga algo para saber. Magia. Aunque es obvio, porque este castillo se derretería en cualquier momento con el sol que hace aquí, si, es de cristal o diamantes, el diseño, pero todo es de hielo.
- claro, señor- le sigo el paso.

Hay muchas maravillas en este palacio, pero lo único que veo son cristales, todo es de cristal, no hay ningún ser con vida, solo los humanos. En cambio afuera del castillo si hay. Aunque todo es precioso, demuestra soledad.

- ya llegamos- me dice el guardia.

Las puertas empiezan a abrirse, en un abrir de ojos, veo a una hermosa chica, es de piel blanca, su cabello, blanco, el vestido que lleva puesto es celeste pastel, con un diseño igual que del castillo. Hay demasiada hermosura en este mundo, si también lo puedo llamar así, porque ni sé, si esto es un mundo. La chica podría decirse que es mayor que yo.

- bienvenida, soy Emma, guardiana del tiempo y la naturaleza. ¿cómo te llamas?- me dice con un tono de superioridad.

- yo me llamo Chloe, un gusto conocerla- le hago una reverencia. No muy respetuosa, pero si como se saluda un japonés con otro. Supongo que se podría ver como una reverencia.

- arrodillate, esa no es la forma correcta de inclinarse ante la princesa.- me grita el guardia. Le doy un a mirada amenazadora.



Flor de Luna

#10964 en Fantasía
#4859 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: amor tristeza odio

Editado: 28.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar