jugando con la virgen

toda persona guarda secretos 4/4

Narra la madre de emely :

Esperamos llegar esta semana con mi esposo para ver a mi hija porque la e tenido abandona junto a mi hijo.

(**)

saliendo del aeropuerto nos fuimos para nuestras casa luego de unos minutos el chófer paro en la entrada mientras mi marido bajaba las maletas yo me adentraba a la casa subiendo las grandes escaleras para dirigirme a la habitación de emily espero que le guste la sorpresa que le tenemos.

emely :

como detesto el sol no veo la hora de salir de aquí mas si scott no para de estar casi cerca fastidiando.

- cállate un rato.

digo al borde de no golpearlo es estresante iba a dar play nuevamente a mi música pero mi móvil suena lo desconecto de los audífonos contestando la llamada.

- ¿halo?

- emily soy jose ven a casa.

- ¿que por?

- llegaron nuestros padres.

- ¿llegaron? y para que.

- no lo se pero tiene que venirte no me agradan que estén en la casa apúrate enana.

sin mas corto mierda ahora tienen que venir mis padres nunca se preocupan si estamos vivos además siempre están de viaje resople tomando mis cosas scott me miraba extraño acercándome donde los besucones interrumpiendo de inmediato mi amiga se soltó de su novio para acercarse a mi.

- lo siento por interrumpir clai pero surgió un problema familia.

- te acompaño.

- tranquila yo veo como me voy y ¡no quiero tener sobrinos a tan temprana edad!

le grite a claire viéndola roja como un tomate despidiéndome camine a la salida pero una mano me debuto el paso.

- ¿eme te puedo llevar?

si era el fastidioso de scott pensándolo mejor acepte que me llevara ya que conseguir un taxi me demoraría mucho mas.

(***)

scott estaba aparcando en mi casa le di las gracias bajando rápido y entrando por la puerta recibiendo un abrazo típico de nana ella es la única que se preocupa por mi ni mi madre que supuesta mente llego me saludo ¿que lindo no?

mi nana se fue a la cocina dirigiéndome al comedor principal escuchando voces ,entre viendo a mis padres conversando con mi hermano para luego posar la mirada en mi.

- hija estas mas grande de la ultima ves que te vi.

hablo mi madre mostrando una sonrisa que hipócrita pensé.

- ¿claro madre sera que nunca me cuidaste tu?

respondí acomodándome en la mesa mirándolos con enojo.

- buenos decidimos que nos quedaríamos aquí desde ahora su madre no podrá viajar por unos meses.

- ¿ y eso por?

pregunta jose con curiosidad.

- porque la familia se agrandara su madre ¡esta embarazada!

no puede ser claro ahora se vienen esto solamente es por ellos parándome bruscamente de mi asiento mire a mi padres con todo el odio posible.

- ¡felicidades padres espero que este bebe no lo dejen solo como a mi y a mi hermano nos dejaron por muchos años!

respondí casi con la voz quebrada mi hermano se paro y se acerco al lado mio estrechándome en sus brazos cayendo lagrimas de mi rostro.

- ¡emily no le hable así a tu madre mas respeto señorita!

- ¿ahora te importa mi madre? ¡no te importaba revolcarte con tu secretaria cuando eramos pequeños respetable padre!

hable porque esto lo vi cuando tenia 9 años mi madre me dijo que podría darle una sorpresa a mi padre entrando yo a darle un beso en la mejilla por el día del padre pero la gran sorpresa se
esfumo entrando con mi peluche en la mano mirando a mi padre como tenia a una mujer rubia sentada en su regaso besándola sin hacer ruido salí de ahí calladamente y desde ese día nunca pude sacar de la mente ese imagen.

-¡emily!

dijo mi padre caminando a paso apresurado a mi levantando su palma cerré mis ojos esperando lo peor pero nunca llego la cachetada así que abrí mis ojos asustada y mi hermano le tenia la muñeca sostenida para que no me llegara el impacto.

- ¡mi propio padre casi pegandole a emily como es posible me desespcionas eres un hombre asqueroso acostándote con tu secretaria mientras mama nos cuidaba estando estresada por los llanto de los dos y tu mama le aguantaste a mi padre todo .esto es la gota que derramo el vaso estábamos mejor sin ustedes no los considero una familia y tu menos padre!

dicho eso sentí una palma pegandole a mi hermano supe que tenia toda la razón nunca fuimos una familia unida siempre hubo secretos que jamas se revelaban por miedo ahora entiendo mi padre nunca nos quiso.

 



mari

Editado: 02.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar