Juliette origins

Parte IV

Cuando llegó la pequeña salió del automóvil y fue a su habitación
A cambiarse y realizar los deberes mientras su padre preparaba el almuerzo, ella se dispuso a hacer los deberes y cuando saco una libreta color azul claro callo una carta, observó el sobre color beige y tomó con cuidado para poder abrirla, vio que estaba escrita con tinta azul, no le tomo importancia este dato pero, en cuanto comenzó a leer las lágrimas salieron nuevamente de sus pequeños ojos, cerró la carta y guardó bajo su almohada, y se acercó a su escritorio a pensar en quién habría podido ver como la maltrataban, tal vez podría tener un amigo, nadie sabe lo que puede ocurrir en un futuro, pero ella estaba convencida de que así sería

Escucho el grito de su padre que la llamaba para almorzar a lo cual ella se emocionó, siempre que su padre cocina hace las comidas preferidas de Julieta, bajo apresurada Y vio a su padre preparando la mesa para 2 al parecer su madre llegaría tarde eso era algo normal ya que era una abogada muy ocupada y casi no tenía tiempo libre,
Por otro lado su padre era policía y él disponía de más tiempo para estar junto a su hija,

a julieta no le importaba el que su madre no estuviera para el almuerzo ya que la disfrutaba de noche mientras su padre trabajaba y los fines de semana disfrutaba en familia los 4 juntos, su madre preparaba una canasta de alimentos su padre preparaba el automóvil y julieta buscaba cosas para mostrarle a su hermanito, el más joven de la familia los esperaba en el hospital, muy ansioso por ver a su familia. cuando entro a la cocina vio que había salsa de tomate mayonesa y pan, eso solo podía indicar que eran hamburguesas, ella amaba las hamburguesas se dirigió al sanitario a limpiar sus manos y se acercó al comedor dando saltitos al parecer el olor a carne y pan había aliviado el dolor que tenía instalado en gran parte de su cuerpo, se acomodó sobre una silla y esperó a que su padre le dijera que podía comenzar y cuando este lo hizo ella asintió y comenzó, comió 2 hamburguesas se levantó agradeciendo a su padre y llevó su plato al lavabo tomó su vaso de gaseosa y subió a su habitación se acercó a su escritorio y se acomodó para terminar los deberes de matemáticas, por alguna extraña razón las matemáticas eran pan comido para ella, pero aun así ella odiaba las operaciones fuese la que fuese.  Al término de estos se dispuso a dibujar ella amaba dibujar según su madre era muy buena en eso, comenzó a dibujar un pequeño cachorro ella quería uno al igual que su hermano pero no podían tener 1 ya que su padre era alérgico al pelo de estos animales, dibujaba y mientras lo hacía imaginaba que su hermanito estaba sano y que su padre no eta alérgico a los animales peludos, imagino que estaban jugando en un parque, pronto su padre interrumpió esa paz,

-tengo que ir a trabajar princesa mamá llegara pronto no le abras a nadie entendido *dijo mientras abría la puerta*

-si papi *asintió sonriente*

 

Su padre la abrazó y le dio un beso en la mejilla Julieta lo acompañó a la entrada y él cerró la puerta por la ventana Julieta veía como el pequeño automovil color rojo desaparecía, sin más se fue a la cocina tomó una bolsa con papitas y llenó un vaso con más gaseosa, los dejó sobre la mesita del comedor y se acercó a revisar que la puerta y ventanas estuvieran cerradas una vez que se aseguró tomó sus golosinas y subió a su habitación se acercó a su ordenador y comenzó a ver una película,

Si bien se sentía mal por lo que le decían no podía hacer nada no tenía a nadie sus más íntimos amigos no estaban para apoyarla, y en su nueva escuela no tenía a nadie las gemelas del mal eran las únicas que entre comillas le hablaban, en ese preciso momento recordó la carta y su contenido, sus palabras que a pesar de ser solo un simple texto hacían que ella se sintiera bien, será cierto habrá alguien que ¿quiera ser su amigo? Nadie lo sabe, pero una cosa si es cierta la vida de Julieta está a punto de cambiar con la llegada de su nueva amiga.

Julieta se quedó profundamente dormida, mientras ella dormía las pequeñas niñas tramaban más formas de torturarla.

☆ ☆ ☆ 

 

Carta.
Mi querida Julieta yo sé por lo que estás pasando y sé que es horrible no te preocupes yo puedo ayudarte pero no por el momento, ahora ay muchos impedimentos y solo he podido tratarte una vez pero cuando vi cómo te lastimaban en los vestidores algo en mí sé rompió en mil pedazos, no me explico cómo alguien puede ser tan cruel y lastimar a una niña tan bonita como tú, solo concuerdo en algo con ellos
Si eres una hermosa muñequita de porcelana a la que estoy dispuesta a cuidar y proteger 
Con mucho amor tu futura amiga.

☆ ☆ ☆

 

 

 



Gisela M.

#6628 en Thriller
#1698 en Terror

En el texto hay: miedo, golpes y lagrimas, psicópata

Editado: 19.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar