Karlie's nightmare

VENI, VIDI, VICI.

Lunes, 15 de febrero del 2022

Camino de un lado de la habitación al otro, mis tacones se haciendo eco al encontrarse con el suelo. El peso de la noche finalmente cae en mis hombros. Cierro los ojos y muevo mi cuello arriba y abajo y luego a la derecha e izquierda para relajar los músculos allí. Un globo explota en algún lugar cerca de las mesas afuera y salto un poco. Me sudan las manos y también la frente. Sólo un enorme par de cortinas de color púrpura me esconde de las personas en la habitación.

¿Por qué demonios estoy tan nerviosa? 

¿Es que acaso no me he preparado para está noche los últimos tres años de mi vida?

Sacudo la cabeza, intentando sacudir mis miedos. No tiene caso ni relevancia como me sienta. Esto es lo que quiero hacer. Es por lo que he trabajado y por lo que he arriesgado la vida de todos los que me importan al aceptar la herencia hace tanto tiempo. Inhalo de nuevo, esta vez percibiendo el olor de los panquecitos de fresa a unos metros de distancia y mi estómago comienza a rugir. No he comido nada desde está mañana, pero tan pronto termine con la inauguración pediré un banquete de comida si eso deseo.

Miro hacia arriba por un minuto, pero solo encuentro el techo encima de mí. El arquitecto que encontré para la fundación hizo un excelente trabajo. El edificio está más allá de cualquier cosa que pudiera imaginar, pero aun así se ve cómodo y acogedor, que es exactamente lo que buscaba.

Le insté a hacer lo que quisiera, pero usar solo tres colores: crema, blanco y marrón para el diseño exterior. También quería asegurarme de que el edificio fuera lo más amigable posible para la tierra. Los sistemas ambientales incluyen; Almacenamiento y reutilización de aguas pluviales, ventilación natural, masa térmica, iluminación de bajo consumo, altos niveles de aislamiento mediante un sistema de panel aislado, doble acristalamiento, por supuesto, todo esto costo muchísimo más.

El edificio tiene muchas habitaciones y todas serán utilizadas por nuestro personal y asesores, cada habitación cuenta con una ventana de vidrio tan grande como las paredes. Una querida amiga me aconsejó que los espacios abiertos podrían llevar a mentes abiertas.

También quería tantos árboles como fuera del lugar, así que elegí una parte de la ciudad que está rodeada por ellos. Sé que el aspecto del edificio traerá calma y paz a todos y estoy feliz por ello.

Estoy a punto de amarrarme el cabello en una coleta, cuando la escucho.

—¡Karlie, ¿Qué crees que haces? Déjate el pelo suelto, pasaste horas con la estilista.

Jasmine. Joder.

Giro sobre mis pies para verla, pero ya está detrás de mí, arreglándome el pelo.

—Estás genial así, ¿Qué pasa, te encuentras bien?

Asiento, suspirando.

Ella hace una mueca con los labios y me toma de la mano.

—No, es así. Estás nerviosa, ¿verdad?

—Sí, pero es normal. No importa, solo ignorare el sentimiento y listo.

Jas niega con la cabeza, sonriéndome. Me conoce mejor que nadie. Mi mejor amiga ya no es una pelirroja. Se ha teñido el cabello hace tan solo unos meses, pero le color negro luce tan bien como el rojo.

—Sé que estás inquieta, pero todo ha ido increíble hasta ahora. Los reporteros están contentos, los fotógrafos no paran de tomar fotografías del edificio y del interior de la sala y no he escuchado nada más que cosas buenas sobre ti y lo que estás haciendo.

—Es solo que ... tengo miedo. ¿Qué pasa si estas personas y el hecho de estar en los medios durante tanto tiempo han hecho de mí nada más que una celebridad, algo falso? ¿Y si ninguna persona aparece mañana en las puertas? No quiero decepcionar a nadie, Jas.

Mi amiga es rápida para negar con la cabeza y la boca.

—No. Eso no va a pasar. Recuerda: cada vez que una mujer se defiende, sin saberlo, posiblemente, sin reclamarlo, defiende a todas las mujeres.

Mi corazón siente calma de manera instantánea.

—Maya Angelou...

Maya Angelou es, por mucho, la mujer que más me inspira después de mi propia madre y Jasmine lo sabe, es por eso que cada vez que me encuentro así de nerviosa, ella me regala una de sus frases.

—Creo que es muy humilde de tu parte tener tantas dudas y miedo hacia algo que cambiará tantas vidas. Estás personas ... las que están afuera esperando escucharte, ya te has ganado sus corazones. Ahora, con la ayuda de tus palabras, solo tienes que dirigir sus corazones hacia está fundación.

Ella suelta mi mano para caminar hacia el atril que se encuentra detrás de una de las cortinas y regresa con el micrófono vocal que debí haberme puesto hace cinco minutos; lo coloca sobre mi oreja y acomoda el micrófono directamente sobre mis labios.

—Me quedare aquí detrás. Si te sientes frenética, solo mira hacia tu izquierda e intentare hacerte una cara divertida. Puedes hacerlo, Karlie.

No le agradezco porque sé que el micrófono ya está encendido así que, en lugar de eso, tiro mis brazos sobre su cuello y le doy un abrazo.



Arelis Acosta

#528 en Thriller
#267 en Misterio

En el texto hay: misterio, secuestro, romance prohibido

Editado: 08.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar