La casa de las hojas

Parte II

Se podía observar a grandes cantidades el musgo que caía de las ramas de varios árboles y había mucho más a medida que nos sumergíamos a las profundidades del bosque. Pero llegamos a un punto donde se veía muy bonito para detenerse a acampar, parecía el centro del bosque. Aunque también tenía sus toques tétricos y espeluznantes.

Todos: ¡Woow!.

Hiko: Hey chicos que les parece si nos detenemos a acampar aquí, parece un lugar bastante cómodo para hacerlo, aparte hemos caminado mucho, y casi se hace tarde, ¿Qué opinan?

Hatake: bueno. . . yo digo que esta bien supongo.

Ángela: ehm b-bueno, ¿por que no?

*Una suave brisa fría se abre paso por la nuca de Ángela*

Ángela: .. uuhm..

Sora (Sonriendo): Estupenda idea me apunto

Rin: ¡GENIAL!, este lugar se ve excelente, muy bien, ¡Yo me quedo!

Decididos todos, empezamos a desempacar las cosas que trajimos en la mochila. Armamos nuestra tienda de campaña y pusimos la madera artificial a unos 4 metros, frente a la tienda, Pues queríamos calentarnos y cocinar no encender la tienda como pirómanos. Saque la cámara y documente lo que pasaba a nuestro alrededor, no era mucho solo documente lo que habíamos echo hasta el momento, para así tener una data en video de lo que se hacia. En la ‘’Excursión’’.

Empezó a oscurecer, pero la madera artificial duraba más que la normal en encender, por lo que decidí mandar a Hatake a buscar la madera, eso sí con la cámara para ver que cosas interesantes captaba.

Hiko: hey Hatake, amigo esta madera no quiere encender, que dices si nos haces el favor de buscar un poco de ramas de árbol por si acaso.

Hatake: e-es enserio hiko?, por que yo!? , mejor manda a Sora.

Sora: Claro, puedo ir yo.

Hatake: ¿Ves?

Hiko: bueno, si quieres perder aquel miedo y empezar a ser valiente mejor es que lo hagas tú.

Hatake: ¡Serás cabrón! ¡Argh! Está bien iré yo. . .

Hiko me mando a buscar ramas por si acaso, (Que cabrón), yo acepte enojado. Pero que se le iba a hacer Hiko es un rebelde sin causa.

Había encontrado varias ramas en el camino, Hiko también me ofreció la cámara de reemplazo que tenia en la mochila para ver si captaba algo interesante en la búsqueda de madera para la fogata. Pensé de forma escéptica que obviamente no encontraría algo. Pero lo que encontré me dejo sin palabras. . .

A la distancia, en un árbol se podía observar alguna clase de persona, que estaba mirando hacia el otro lado, me puse pálido por los nervios, y lo primero que pensé fue en sacar la cámara, Por alguna razón existencial no decidí echar a correr, por lo que rápidamente tan pronto tuve la cámara empecé a grabar a aquella cosa.  Decidí en hacer ZOOM para ver a más detalle esa cosa. Pero a medida que lo hacia la cámara empezaba a fallar hasta que en un momento la cámara se apago. . .

Rápidamente pensé en encenderla pero esta no quería, mire hacia el árbol, esa persona, no. Esa cosa seguía mirando hacia atrás pero pude ver que estaba moviendo su cabeza hacia un lado de una forma muy, muy, muy lenta. La giro con vista hacia el árbol, lo que pude ver me helo la piel. La cámara encendió rápidamente intente grabar al espectro pero en lo que apunte hacia el árbol. . . Este. . . Ya no estaba.

Pronto una brisa muy fría paso de una forma suave por mi nuca, y escuche un susurro de una voz aguda y suave, parecía de una niña, Esta voz me dijo ‘’Lárgate de aquí, tu y tus amigos, están en completo peligro, ¡LARGATE!’’

Al oír eso, mi mente quedo totalmente en blanco no sabía muy bien como reaccionar, solo me sentía inmóvil por el miedo que sentía en aquel momento. No podía hacer absolutamente nada. No sabía que hacer. NADA!. Pronto un grito horrible y perturbador me hizo reaccionar, y lo primero que hice fue echar a correr, corrí tan rápido como mis piernas dieron en solo 1 minuto ya había corrido 140 metros. Opte por detenerme. Me quede parado, pronto me tire arrodillándome al piso y empecé a llorar por miedo. Cosa que no acostumbro a hacer nunca, pero ese grito, ese ¡MALDITO GRITO!, me dejo marcado para siempre. . .

  • Sora, Rin, Hiko y Yo estábamos contado algunas historias de terror para reírnos un rato, todos dimos historias muy buenas, pero nos reíamos igual. La mejor historia fue la de Hiko. Poco después pensamos, por que hatake estaba tardando tanto. Todos optamos por ir por la lógica y decir que a lo mejor no consiguió ramas y se fue un poco más profundo. Pero pronto a la distancia se escucho la voz de Hatake gritando, pero algo raro se oía en su voz, parecía que estaba llorando, pero pensé ¿Por qué Esta Llorando Hatake? Que le sucedió. Rápidamente vimos como se acercaba corriendo a toda velocidad y se le veían los ojos cristalizados con algunas lágrimas que recorrían sus mejillas. Cuando lo vimos no lo pensamos 2 veces y nos acercamos corriendo a el.  Le preguntamos por que esta así que fue lo que pasó, que le sucedió. Hatake no podía ni hablar. Tenía una voz temblorosa y casi quebrada, lo acompañamos hasta la fogata para sentarlo y tranquilizarlo, y al poco tiempo se tranquilizo. Y También nos contó lo que le sucedió. . .



Frey Brooks

#6648 en Thriller
#2848 en Suspenso
#1697 en Terror

En el texto hay: novela ligera, japoneses, amateur

Editado: 10.10.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar