La Elegida (en Edición)

Capitulo 9

Mis ojos pesaban y un fuerte cansancio me invadio, lo unico que podia escuchar era el silencio infernal que invadia mi habitación.

Me encontraba en las profundidades de un bosque, la oscuridad era abrumadora y lo unico que podia apreciar era los pequeños destellos de luz que era proporcionado por la luna.

Mis pasos eran un poco torpes, debido a la poca visión que tenia en este momento, el silencio se hacia presente, y a segundos se escuchaban los crujidos de las ramas bajo mis pasos, mi respiración se hacia cada ves más pesada a medida que avanzaba.

Tenia un leve presentimiento de que alguien me estaba siguiendo, pero no queria voltearme hacia atras para comprobarlo.

No sabia cuanto tiempo habia pasado mientras avanzaba buscando algun lugar donde pasar la noche, sentia que mis pies no aguantarian ni un minuto más, el cansancio se estaba apoderando de mi.

No entendia como habia aparecido en este bosque, lo unico que podia hacer era seguir caminando sin retorno alguno, la noche era fria y silenciosa.

Sentia que el aire me faltaba, pero no queria detenerme, temia que algo sucediera. 

Mis pasos fueron más cuidadosos mientras trataba de no hacer ningun ruido, solo podia escuchar el sonido de mi respiración, intentando no perder el control y descontrolarme.

Durante un momento senti un gelido soplido sobre mi mejilla, automaticamente todos mis sentidos se activaron, mi corazón comenzo a palpitar demasiado rapido devido a la adrenalina que sentia en este momento, mi piel se erizo por completo haciendo que tiemble levemente.

Cerre mis ojos rapidamente insentivandome a girar mi cabeza hacia ambos lados, para poder escuchar de donde provenía aquel extraño soplido.

Lentamente fui abriendo mis ojos, mientras giraba mi cabeza hacia la derecha intentando encontrar quien fue el que lo provoco.

Con la poca visibilidad que tenia intente poder ver algun rastro sospechoso e extraño.

Cuando pude adaptar mi vista sobre la poca luminosidad que se encontraba, pude apreciar una sombra que se encontraba parada a unos cuantos metros de mi, fueron segundos los que pase observandolo, cuando se dio cuenta que lo observaba, corrio rapidamente con movimientos agiles, intentando salir de mi vista.

Pero cuando pensaba que se habia marchado, rapidamente se devolvio hacia mi corriendo en una manera sobrehumana. Mi cuerpo no actuaba y cuando quise correr fue demasiado tarde, ya que el espectro estaba sonriendome de manera demoniaca y escalofriante.

"Esto recien comienza, deberías cuidarte" susurro con voz maliciosa, luego de eso todo se volvio oscuro, dejandome asi en un profundo sueño en donde la oscuridad se adueñaba de todo inculso de mi.

Desperte rapidamente mientras intentaba lograr estabilizar mi respiración.

Un pequeño pero audible sonido hizo que rapidamente levantara mi vista, encontrandome con la mirada inexpresiva de la mujer desconocida que me conto aquella historia en la biblioteca.

Abri mi boca para hablar, pero la cerre rapidamente ya que no sabia que decir.

-Necesito que me acompañes a un lugar, y no acepto un no como respuesta- sentencio, mirandome fijamente.

Pero antes que pudiera hablar, rapidamente palabras sin sentidos salieron de su boca haciendo que mi vista se nublara rapidamente y mi cuerpo se durmiera.

Haciendo así que rapidamente me desmayara.



GiuliGarcia

Editado: 21.04.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar