La Elegida (en Edición)

Capítulo 86

POV. Narradora.

Es ese momento en el que sientes que te asfixias, que deseas desaparecer aunque sea por un momento.
Alejandote de todo lo que te hace daño y buscar tu propia tranquilidad en tu interior. Y es que a veces es tan difícil entender el por qué del sufrimiento, por que sufrir sin medidas, por que llorar sin medir reparos..

Muchas veces intentamos reparar a otros cuando nuestro interior se desmorona constantemente, no nos gusta sentir que damos lastima pero a su vez anhelamos tener a alguien a nuestro lado que comprenda nuestra situación.

Pero..Tu estas para todos pero ¿Quién está para ti?

Una pregunta tan verdadera, damos todo por personas que no merecen ni un centavo y cuando nos encontramos a la deriva de nuestros propios sentimientos; nadie de encuentra a nuestro lado para sostenernos por si nos debilitamos.

Alice se sentía sola alrededor de miles de personas, su corazón se encontraba roto al igual que su alma. No había nada por que sobrevivir exceptuando por cada una de aquellas personas.

Su mundo cada vez se desmoronaba ante sus ojos y esto causaba que la confusión le invadiera constantemente.

¿Cómo aceptar que nada es igual que antes de un momento a otro?

El descubrir secretos que le habían sido ocultado toda su vida.

Pero... Había mucho peor que ello.

¿Podría luchar ante un secreto jamás revelado en toda su existencia?

¿Podría aceptar entender el hecho de que su edad no era la verdadera?

¿Podría descubrir que se encuentra hace más de cien años existiendo sobre el mundo humano?

Muchas veces lo que descubrimos nos mata por dentro, pero a veces.. Sólo a veces estos secretos nos salvan.

***
POV. Alice Camberleck.

-¿Prefieres salvarlos a ellos aún sabiendo todo lo que te han causado?- el rostro de la anciana mostraba sorpresa.

-Si- exclame sin emoción alguna.

Me había despedido de todos dentro de aquel salón para luego tomar aire recorriendo el hermoso jardín de flores.
Pero antes de siquiera llegar a mi destino una extraña anciana se situó a mi lado caminando junto a mi.
Sus ojos me observaban sin emociones mientras una suave sonrisa se encontraba en su rostro.

Gire mi mirada hacia la mujer con intriga.

-¿Eres nueva por aquí?- exclamó repentinamente.

Asenti- Hace poco tiempo he llegado con mis amigos- comente.

-Tienes mucho valor para encontrarte en este lugar- reí negando ¿Se necesitaba de valor para encontrarse alejada de tu propia família ?- ¿Por qué has venido a este pequeño pueblo?

-He querido alejarme de todo por un tiempo quizás- murmure observando el camino repleto de rosas de diferentes colores adornando el suelo de aquel impresionante jardín- He venido para salvar a personas que no merecen ser acechadas por la maldad.

Su risa causó molestias en mi interior- ¿Por qué una joven como tu querría salvarnos?- negó con frenesí.

-Para que personas como tú no tengan que vivir cerca de personas con buen corazón- le reproche sin pensarlo.

-Tienes un buen corazón, querida- río de manera sarcástica- Es una lástima que termine roto a causa de personas equivocadas.

-Tu no decides que sucederá, no puedes venir y decirme todas estas cosas sin siquiera tener el mero respeto al hablarme- gruñi enfadada.

-Creedme princesa, yo se quienes dicen ser lo que no son. - me sorprendí ante su llamado.

-¿A qué quieres llegar con esta conversación?- anuncié.

-Quiero conocerte, no me importa tu poder, quiero ver la persona que eres en tu interior y no dejas ver por miedo a la dura realidad- la mire abrumada.

Reí a carcajadas de un segundo a otro- Es tan patético que tan siquiera se absolutamente nada de ti y vienes a pedir conocerme.. ¿Quién eres y por que estas aquí?

-Para ser una princesa eres bastante insegura en cada persona, me agradas- añadió ignorando mis palabras anteriores- Te propongo un trato, me dejas ganar tu confianza al igual que conocer tu verdadera personalidad y prometo ayudarte a encontrar que es lo que realmente esconden cada una de la personas que te rodean- le observe perpleja.

-Te diré tres simples cosas- me acerqué a su rostro de manera desafiante- No necesito fingir ser una persona completamente diferente a los demás, mi personalidad es y siempre será la misma ni más ni menos. Segundo- enumere sin esperar respuestas- No suelo confiar en nadie ¿Piensas que tu lograrás obtener mi confianza con estas palabras tan cínicas?- rei negando- Y tercero, puedo lograr desenterrar cada uno de los secretos que me ocultan sin la ayuda de nadie ¿Has entendido? ¡Jamás! Intentes conocerme hablando de manera tan prepotente por que lo que más detesto son a las personas que actúan así.

-Wow- respondió sorprendida- Lamento haberte echo enfadar, Alice. No fue mi intención.

- No vengas con disculpas falsas, ya bastante tengo con todo lo que sucede a mi alrededor.

Un tenso silencio nos rodeó para minutos después ser cortado por Michel observando mi rostro emocionado

-¿Lista para entrenar, princesa?- pregunto haciendo una leve reverencia.

Reí acariciando su cabello- Llámame Alice, cariño- sonreí ante su rostro sonrojado- Estoy lista para ganarte- reímos fuertemente.



GiuliGarcia

Editado: 21.04.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar