La vida rebelde de Jacob.

Capítulo 6.

Suena la alarma, pero no me toma por sorpresa. He tenido insomnio desde el día de ayer que acepte trabajar con ese tipo. Solo extiendo mi mano y apago la alarma. Me dirijo a mi armario a tomar lo primero que vea. Camino hasta el comedor sin ganas de hablar con nadie, tomo solo un vaso de leche y me dirijo directo a la puerta principal. Me voy directamente a la parada del autobús y tomo el primero que pasa; total, todos pasan por el instituto. Cuando voy a mitad del camino mi teléfono celular suena. Lo tomo y veo que es el que Terrance me dio. Veo que es un mensaje de texto que dice:

Hey Thomy Jr. Este es tu primer trabajo, espero y no nos decepciones.
Esta es la dirección: Allen Park 5° avenida, cerca de la fuente. 
Se puntual o Charlotte lo pagará.

Tomo un profundo aliento, y lo suelto rápidamente. Debo cuanto antes planear algo para salir de esto y salvar a Charlotte.

Llego al instituto, pero siento que algo extraño esta pasando, siento que alguien falta aquí. Llego directo al salón y veo a todos lados y la fastidiosa rubia no esta. Vaya este día va iniciando bien.

Terminan las clases y es hora de hacer lo que Terrance me había mandado. Voy directamente a un bar llamado Kellton, entro y me anuncio con uno de los matones que se me acerca.

Soy Jacob, vengo a traer algo que Terrance quiere que entregue- digo con arrogancia ante el bulto que estaba frente a mi

¡¿Quien te crees que eres muchachito?!- me dice este con un tono de furia- Señor Terrance para ti

A mi no me importa con lo quieras llar tú, ve y hasta tu trabajo- contratado ante este

Justo cuando este se disponía a patearme el trasero, Terrance le dice a este que me haga pasar.

Llego hasta donde esta Terrance y cuando se logra disipar la nube de humo que sale de su habano, me acerco a este.

Dame el paquete, quiero terminar con esto ya- le digo a Terrance para que me facilite el paquete a entregar

¡Me encanta este chico!, siempre yendo al grano, toma, en este maletín va la mercancía, trata de no hacer lo mismo que tu padre. Y un consejo, siempre cuenta el dinero.

Tomo el maletín y le doy la espalda a mi interlocutor, salgo del lugar no sin antes recibir un golpe del guardaespaldas de Terrance.

Ya cuando llego al Allen Park justo en la fuente,miro constantemente el reloj ante la tardanza de el comprador.

Por que todos estos tipos tienen que ser tan tardados.

Veo como dos hombres vestidos de traje se sientan a mi lado. El más alto rompe el hielo.

¿Traes el paquete?- me dice este brevemente

Si- le digo yo también brevemente- y tu ¿traes el dinero?

Claro- me dice este- toma

Yo tomo el maletín que este me da y yo le doy el que tenía yo. Abro el maletín y empiezo a contar el dinero y veo que falta dinero.

¡¿Es en serio?!- le digo yo con un tono de enojo- aquí falta dinero.

Claro que no, Big T dijo que eran 1500- me dice este a la defensiva.

Claro que no, eran 2500. Hey amigo, puedes engañar a otro pero a mi no, así que o lo completas o me regresas la mercancía- le digo yo al comprador, imitando a los tipos que veía en las películas

¿A si? Atrévete- me dice este desafiante. Este chasquea los dedos y hace que el otro tipo se ponga delante de mi.

¿Tu que? - le digo a este con prepotencia- dámelo o no respondo.

Ya sabes que hacer- le dice a su guardaespaldas para que me golpee.

Pongo alta mi defensa y este, que es un poco más alto que yo, hace lo mismo que yo. Cuando este trata de acertar un golpe en mi rostro yo lo esquivo y le propino 2 golpes en el abdomen y uno en el rostro. Vaya nunca pensé que ver las artes marciales mixtas me iba a servir tanto.

Justo cuando me coloco encima de este, él me pide piedad. Yo me alejo de él, pero cometo un error; y es que le doy la espalda a mi contrincante. Este saca una navaja y alcanza a herirme el brazo, yo me doy la vuelta y le propino un patada a la rodilla, haciendo que este caiga, yo ni lento ni perezoso tomo la navaja de este y se la coloco cerca de la garganta.

Entonces me completas el precio de la mercancía o tu querido guardaespaldas parte a la otra vida- le dijo ágilmente.

Este me da lo que falta y yo lo cuento una última vez.

Fue un placer hacer negocios contigo, cuando quieras más me llamas idiota- le remato con una frase retadora.

Espero y sea de calidad, si no tu y Big T no se la acabaran- me dice en forma de amenaza

Río y tomo el maletín con el dinero. Me doy la vuelta y al ver a la persona que tengo enfrente solo puedo dar un paso hacia atrás.

¡Stevenson!- le digo tratando de romper la tensión

Con que eres un dealer eh- me dice esta con un tono de decepción- bueno no debería de sorprenderme



Ivan Alvarez

#15383 en Otros
#1884 en Acción
#2318 en Aventura

En el texto hay: enemistad, pandillas, drogas

Editado: 31.10.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar