Lágrimas de Sangré

Capítulo 4

La tarde con Connor había sido muy entretenida.

El se había mostrado muy cariñoso en todo momento.

Incluso dijo que yo era su novia, así yo no lo aceptara.

Ahora íbamos rumbo a mi casa, según el, tenia que descansar para ir a la escuela.

—Muy bien hermosa, llegamos— dijo bajando del auto y yo hice lo mismo.

Tomo mi mano y me llevo dentro de mi casa, subió las escaleras hasta entrar en mi habitación.

—Duerme, mañana vendré por ti— dijo y el sonrió.

—¿Que planeas?— le pregunté.

—Hacerte muy feliz, ese es mi propósito— dijo acercándose a mi.

Me abrazo de la cintura y beso mi frente.

—Haré que te enamores de mi, a si como yo lo estoy de ti, yo te haré feliz, te protegeré y te cuidare de cualquier cosa— dijo.

Quería creerle, tal vez tenía que arriesgarme un poco para saber.

Te Romperán el corazón Cielo.

Tenia que arriesgarme, tenia que intentarlo.

Tímidamente, me acerque mas a el y lo abrace fuertemente, el beso mi cabeza.

—¿Me lo prometes?— le pregunté en voz baja.

—Te lo prometo Cielo, yo mataría por ti— dijo y asentí.

—Y yo moriría por ti...

 

(Al Día Siguiente)

 

Eran las ocho de la mañana, Connor no tardaría en pasar por mí.

Baje a la sala y mi padre aun no llegaba.

El timbre sonó, supuse que era Connor, fui y abrí la puerta y en efecto, era el.

—¿Lista Preciosa?— me pregunto y asentí— Vamos— dijo tomando mi mochila y dándome un beso.

Subimos al auto y el emprendió marcha hacia la escuela.

—¿Quieres hacer algo hoy mi Reina?— me pregunto tomando mi mano.

—No se, mi papá hoy estará en la casa y no se si pueda salir— le dije y el asintió.

—Ya encontrare la manera de vernos— dijo haciéndome reír.

—Estas loco— le dije a lo que el solo se encogió de hombres.

—Si estoy loco, es por ti— dijo sonriendo.

Llegamos a la escuela y yo baje primero ya que el iría a estacionar el auto y me alcanzaría en mi casillero.

En cuanto llegue a mi casillero y deje algunas cosas, alguien muy conocida para mi llego a mi lado.

Catalina.

—Hola Cielo— dijo llegando y pasando su brazo por mis hombros, y acercándome mas a ella— ¿Que te parece si continuamos lo que se quedo pendiente ayer?— dijo y comenzó a jalarme, solté mi mochila mientras ellas me llevaban hacia el patio trasero.

En cuanto estuvimos en el patio, me empujó con la suficiente fuerza para tirarme al suelo.

Y justo cuando iban a llegar los golpes, el llego.

—Tocan a Mi Novia y las mato a todas ustedes— les advirtió a todas.

—¿Tu novia?¿Enserio Connor?— le pregunto Catalina riendo— Pero que podía esperarse del Chico que salio de un manicomio, ¿a ella también la matarás?— le pregunto acercándose a el.

Connor sonrió de una manera muy diferente a la que me mostraba a mi.

—O te alejas de mi novia para siempre o tu y todas tus amiguitas se arrepentirán— les dijo Connor sin dejar de sonreír.

Catalina retrocedió hasta que todas se fueron.

Connor se acerco a mi y me ayudo a levantarme.

—¿Estas bien mi Reina?— me pregunto y asentí, el me abrazo y me dio un beso en la cabeza.

—Gracias...

—No tienes que darme las gracias, yo te prometí que siempre te cuidaría y te prometo que cada una de ellas lo pagara muy caro, ahora tienes que ir a clases.

 

(*******)

 

Extraño.

Por fin tuve clases normales, sin insultos, ni agresiones.

Catalina había corrido el rumor que Yo era novia de Connor y que el las había amenazado.

El director no hizo nada, ya que sabia las cosas que Catalina me hacía.

Al finalizar la última clase, Connor ya me esperaba para irnos juntos.

—Vamos hermosa, te llevare a comer— dijo tomando mi mano y llevándome al auto.

En todo el trayecto íbamos conversando de como nos había ido en las clases.

Y por primera vez en mi vida me sentí feliz.
Y el causante era Connor.

Llegamos a una pizzería, y Connor estaba mas que contento.

—Nuestra segunda cita...

Mientras comíamos, conversábamos y nos conocíamos mas.

Ahora sabia que su pasatiempo favorito era la cacería y su color favorito era el rojo y que su mayor deseo era estar conmigo, viviendo juntos.
Era algo loco.

Al terminar de comer, tomamos camino hacia mi casa.

Connor se estacionó unas casas antes de llegar a la mía, por que yo se lo pedí.

—Esperame en la noche en tu habitación— dijo de repente.

—¿Iras en la noche?— le pregunté a lo que el asintió.

—Te dije que iba a buscar la manera de vernos— dijo haciéndome reír.

—Esta bien...

 

(Narrador)

 

Cielo se despido de Connor y salió del auto y camino hacia su casa.

En cuanto llego y abrió la puerta de su casa se llevo una sorpresa.

Connor iba a dar la vuelta cuando vio que a  Cielo se le había olvidado su celular, apago el auto, tomo el celular de Cielo y bajo del auto.

Antes de llegar escucho gritos...

Gritos de su Reina.

La rabia lo cegó y abrió la puerta de una patada.

Había un hombre y trataba de abusar de su Reina.

El padre de Cielo estaba solo mirando mientras ese hombre trataba de violar a su hija.

Connor entro y tomo el cuchillo que estaba en la mesa de centro de la sala, que estaba junto a varias cervezas.

En cuanto estuvo atrás de el, lo tomo de cabello y aprovecho para cortar su garganta.

La sangre broto de la garganta de ese hombre y parte de ella cayo en el rostro de Cielo.

Connor lo quitó de encima de ella y siguió apuñalándole.

Cielo lloraba mientras veía a Connor asesinar a ese hombre.

En cuanto término, el se acerco a ella y con sus manos ensangrentadas tomo sus rostro y la beso.

Cielo sin dejar de llorar beso a Connor.

Y cuando su beso finalizó, Connor miró al padre de Cielo.

—Te arrepentirás —le amenazó el, pero él hombre, estaba tan borracho que no hizo nada.



The crazy lady

Editado: 14.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar