Las Dos Lunas

LA PROFECÍA DE LAS DOS LUNAS

Hay mucha vigilancia- Jack vigilando por una ventana de su casa
- Pues de alguna manera debemos salir de aquí- Amelia
- y si nos vamos por atrás, por el lado del lago, digo los túneles llegan a la capilla abandonada, ¿o no?- Greta
- Eres un genio amiga, ¿que dices? Jack- Amelia
- Es peligroso pero es la única idea que tenemos, vamos entonces, hay que darnos prisa- Jack
Desde afuera los vigilantes, que son seres alados una extraña mezcla de hombre y demonios despliegan sus enormes alas para rodear el perímetro del pueblo, desde lo alto de la colina esta la mansión negra atentamente observando unos ojos rojos, por el camino al pueblo hay varias estatuas de piedra con sus rostros desencajados, aterrados, de los aldeanos que no lograron escapar a tiempo de su ira.

Detrás de la casa tres chicos avanzan entre las sombras de los enormes abetos hasta el lago, para llegar a los túneles hasta la capilla abandonada que los sacaran del pueblo sin conocer que han entrado casa por casa a buscar a todos los integrantes de las casas y han dado la voz de alarma ya descubrieron que faltan ellos tres.
- Creo que ya nos descubrieron- Greta
-Hay que ser mas rápidos, solo faltan unos metros corran- Jack tomando las manos de Greta y Amelia
-Ya lo veo ahí esta, ahí está el lago, y allá se ve el túnel- Amelia
- falta poco- Jack
Cruzando por el túnel, seis antorchas se ven desde la oscuridad tres son de los amigos y las otras tres de los que van tras de ellos para detenerlos y entregarlos a Cerbero quien esta mas furioso desde que sus fuentes fueron confirmadas, Amelia y Jack son sobrinos de Constance la bruja del pueblo, hermana de otra bruja que fue asesinada junto a su esposo la misma noche en que los errantes aparecieron en el camino buscando la estrella de Belén que se perdió en las tinieblas de la oscuridad.
-Corran están muy cercas- Jack
-Allá se ve la salida- Greta
-Vamos, vamos, Amelia toma esto, corre sin mirar atrás, corre hasta que encuentres a la Tía Constance- jack entrega su capa para protegerse del frio
- ¿Pero qué haces? ¿Porqué me?- lo ha entendido se separaran
-Si alguien debe llegar, y puede resolver esto esa eres tu Amelia,- Jack
- no, no, no podre hacerlo yo sola- Amelia comienza a llorar
- No tengas miedo Amelia, eres muy fuerte, ¿Recuerdas cuando nos quedamos atrapadas en el granero? tu me dijiste que todo estaría bien y que no tuviera miedo- Greta
- ¿Pero? ¿Porqué debo ir solo yo?- Amelia
- Porque tu viste la luz en el firmamento, y la profecía decía: "Cuando la primera luna aparezca, la segunda destruirá la oscuridad revelando a los errantes la estrella que los habrá de guiar al nacimiento del Rey de Reyes"- Jack
- ¿Como es que tú?- Amelia
- No importa el cómo, lo que importa es que tu viste la primera luz, la estrella y la luna, además de Samantha, y ahora debes ir con la única persona que puede ayudarnos a que la profecía se cumpla- los gritos se acercan a ellos. - Debes irte ahora, nosotros los vamos a distraer- Jack
- No quiero perderte, a ninguno de los dos, eres mi único humano- Amelia
- y nos volveremos a ver te lo prometo, ahora vete, corre que no te vean, huye, ya- Jack
Amelia corre por entre los arbustos del bosque adentrándose buscando ese solar que atravesó cuando se encontró con Constance, debe apretar los labios y fingir que no escucha el aleteo de esos seres que van tras de su hermano y su mejor amiga quienes se sacrificaron para que ella descubra la verdad y pueda salvar a su pueblo de la oscuridad

- Corre Greta Corre- Jack
- Nos van a alcanzar, ¿Que vamos hacer?- Greta
- Me alcanzaran a mí, no a ti, Greta lo que he querido decirte es que, me gustas, no solo eres mi mejor amiga, eres- Jack
- Lo sé- un suave beso - pero tú eres el hermano de mi mejor amiga y si los dos decidimos que haríamos este sacrificio por Amelia, entonces seguiremos los dos juntos- Greta
- De acuerdo, juntos, y buscaremos Amelia- Jack
- vayamos por el camino si es verdad que ellos le temen no se atreverán a entrar, vamos- Greta
No avanzan ni medio metro cuando los errantes aparecen de nuevo por el camino que sube a la colina, son muchos, parecen fantasmas, comienzan a rodearlos mirando hacia el firmamento, a ellos no los pueden ver
- ¿Ya la vieron?-
-¿Donde quedo la estrella?-
-Debe estar por aquí, yo la vi-
- Herodes también la vio-
- Entonces ¿Donde está?-
Escuchan a cada uno de ellos
- Están buscando la estrella- Greta
- Shhh, no hablen, escuche una voz- no los pueden ver, pero si escucharlos
- oigan ¿Cuando era el eclipse? tal vez por eso no la vemos- dice un errante
- Shhh, que no hables, escuche una voz, era una chica- dice
- ¿Creí que no podían vernos?- Insiste Greta pero en un murmullo suave
- Debemos salir de este bosque, recuerden que aquí camina el Demonio, tal vez eso es lo que estas escuchando nos quiere distraer, sigamos caminando- Grita un errante el mayor de ellos, sigue con su cayado a paso lento pero firme todos los errantes pasan por un lado de Jack y Greta, pero la errante que escucho la voz se detiene agudiza sus oídos y trata de enfocar esa voz, estira su brazo sus dedos están por sentir la suavidad del rostro de Greta, Jack toma sus brazos y la atrae hacia él, hacia atrás
- Si eres un demonio, no caeremos en tu tentación pues el Rey de Reyes nos traer salvación, y si en caso eres ese bello ángel que nos anuncio su llegada, ilumina y guía nuestro camino- errante
- ¡Hey! vámonos, hay que salir de este bosque- otro errante
- Si ya voy- y regresa al camino con los demás errantes.

Amelia llega al solar, ese claro que ahora parece la boca del lobo, no sabe a dónde ir, se queda inmóvil al escuchar el crujir de las ramas y hojas secas pero no logra identificar si están atrás de ella, a su lado, de frente o todo es producto de su imaginación que esta aterrada jugándole bromas, haciendo ver falsas imágenes demoniacas a su alrededor, un grito la saca de su trance
- Amelia, ¿Que haces aquí?- Amelia grita al toque
- Tía Constance, que susto, casi me da un infarto, escapamos del pueblo, Cerbero el, él, la noche del cordero, nosotros, las lunas, la estrella, Samantha, muerta, la profecía, ¿Que hago?- Amelia
- De acuerdo tratando de unir tus palabras, y explicar o aclarar las cosas, al fin descubrieron quien es Cerbero en realidad, o una parte de el, la noche del cordero es la cena de los demonios, y ustedes su platillo principal, saliste del pueblo, viste la estrella de Belén, Samantha Owen murió ´por revelar la profecía de las Lunas, y ahora no sabes que hacer- Constance
- Exacto, eso, eso paso, Jack me dijo la profecía completa, pero no entiendo, ¿que son las dos lunas? ¿Porque Cerbero enfureció? ¿A que le teme? ¿Esa estrella que es, que guía, que hace? ¿Los errantes quiénes son?- Amelia

Constance se ha dado cuenta, confirma lo que sospechaba su sobrina Amelia es la clave para que la profecía se cumpla, ella fue la primera en ver la estrella, vio la luna cuando se perdió en el bosque, y a los errantes, ella será la única capaz de enfrentarse contra el demonio y desvanecer esta fría y cruda oscuridad.



Agata Crane

#10912 en Fantasía
#2254 en Magia

En el texto hay: amistad y amor, secretos del pasado, magia

Editado: 25.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar