Las vicisitudes de tener balcón

Las vicisitudes de tener balcón

Siempre ha existido una particularidad en mi casa ¿cuál es? De seguro querrás saber, Bueno la particularidad es que tiene ¡Balcón! Si, así mismo un balcón ¿a que no es grandioso eh? Quizás en circunstancias normales me dirías algo como “Oh, wow, un balcón, como si el resto de casas no tuvieran uno…” o me espetarías un desganado “Si, si, que lindo lo del balcón, ¿podemos pasar a otra cosa? Pues bien, ahora es diferente, el balcón es como mi pedazo de calle personal ¡sí, señor! Puedo salir a ver las palomas que revolotean en el tejado de la casa del vecino, o por el contrario ver a mis irresponsables vecinos salir a la calle como si nada estuviese pasando, un desastre total, no me dirás tu ¡Si es que estamos en cuarentena por Dios! La última persona que vivió la gripe española debió de haber fallecido por allá en los 90 o inicios del 00 ¿y a quien le importa esto? ¡a nadie! Los niños salen a jugar por ahí, con tapabocas claro está, pero si, la OMS dijo que no servían de mucho ¡Daria lo mismo que se pusieron pañuelos e hicieron el juego del ninja, a su casa en silencio y adiós! Pero no, resulta que a los chicos les gusta más estar con sus tapabocas jugando a luchar tocándose, tocando a otros ¡Que desastre, de veras! Si estuviesen infectados, creo que ya media ciudad estaría en periodo de incubación ¿y sus padres? ¡Pues que nada, allá sentaditos viendo las noticias en sus teléfonos rezando ave marías, eso sí, todos con sus tapabocas personalizados (Que la vanidad hasta en tiempos de pandemias sale a flote) Ah, pero diles que se metan a sus casas y veras al diablo en persona “¿y porque tengo que enclaustrarme en mi casa? ¡Eso es de los chinos, acá nos protege el calor!” Claro, eso dicen envalentonados, como todo héroe mitológico de novela, ah, pero vean a la policía y de repente sus casas parecen mansiones, se levantan, llaman a los niños y se enclaustran otra vez ¿y yo? ¡Pues leo en el balcón! ¿Qué más puedo hacer actualmente? ¿clases virtuales? ¡Me aplazaron las ICFES!, ¿trabajo virtual? ¡Pues estudiaba, aunque no me hubiese venido mal...! ¿pero de que trabajaría? ¿Bibliotecario online? Seguramente debería de sacar una licenciatura en literatura, cosa que no tengo…de manera oficial, dame un libro y te lo puedo resumir en tres páginas ¡Pero nadie me los da!

Pasada la mañana, es mejor bajar a planta baja, los mirtos del jardín ya las flores blancas como el marfil se han caído de ellos, quizás a destiempo por culpa de una “Calima” la cual, me hizo ver algo extraordinario en mis muy poquísimas visitas al balcón en esos días, no había nadie fuera, todas las puertas cerradas, las ventanas igual ¡y ni autos pasaban por mi calle!, claro una vista demasiado preciosa para mis aguados ojos que así como llegaron se fueron a su cuarto a dormir, porque la calima no me permitía subir ¿y si no subo qué sentido tiene estar despierto? ¡Nada! De veras que ni tiene sentido, aunque es irónico pensarlo ¿no? Ni el virus, ni los asesinatos, ni la prisión, ni nada, lo que los mantiene encerrados es una condenada calima ¡UNA CALIMA! Que si que los pulmones, los ojos y a largo plazo, pero ¡eh! Dime idiota y todo lo que quieras, pero le tengo mas miedo a algo que no puedo ver y me va a asfixiar lentamente hasta hacerme ver al creador ¡y yo que no soy de ningún lado! ¿Qué voy a ver entonces? ¿a Brahma debatiendo con Allah y Yahveh sobre quien se va a quedar con mi alma? ¿o quizás deba ver a asuras y onis peleándose por mi hasta ese entonces incrédula alma? O oh ya se ¿y si mejor están Zoroastro, Jesús y Mahoma tomándose un cafecito decidiendo a donde debo ir a pagar mis culpas? Y a decir verdad, prefiero antes que eso quedarme en mi casa, ¿Qué por qué? Es simple, ¡aun no quiero morir! ¿y si es verdad eso de reencarnar en una vaca? ¡Por Dios que no, que destino tan funesto seria acabar en la hamburguesa de doble carne de algún americano con problemas de obesidad!

 

Dicho esto, la planta baja esta igual, el internet nos tiene conectados ¿puedes creerlo? ¡Sabemos que hace unos días el Krakatoa hizo erupción por quien sabe cuántas veces en lo que lleva la tierra poblada! ¿y sabes que es lo mejor? ¡Que un familiar dijo que el mundo se iba a acabar por eso! Ah que la ignorancia es linda a ratos ¿no? Con esto te digo, hace años no estábamos tan apocalípticos porque el mundo era una plancha y ¡Ay de ti pobre intento de vasco da Gama que oses guiar tus barcos hacia allá, pues no solo caerás a un profundo abismo, no eso, no es lo peor, vendrá la serpiente y te comerá! O Ah, que hermoso era el mundo cuando nos enterábamos que Napoleón había sido desterrado a Santa Elena un año después, y me dirás ¿Por qué me dices esto? Porque tanta información nos funde el cerebro, de veras que si el volcán que cada año hace uno erupción, que si en Asia se ha presentado un nuevo huracán por décimo tercera vez en este mes, que si en oriente próximo se lanzan cohetes sobre el muro de los lamentos, que si aún tenemos dictaduras bananeras en el continente de los bonapartismos fracasados, que si en X lugar nos esconden información, ¡Y a quién le importa! Pongamos un ejemplo mi familiar, llega todo alarmado, publica algo que una persona con nervios de cristal se toma en serio y se muere, ¿Cómo queda el imbécil que dijo que el mundo se iba a acabar si no se acaba? No se usted mi querido lector, pero yo, oh yo no le mentiré, tampoco haría como Mishima, no me vería capaz de hacerme un seppuku, así que me largaría a otro estado a seguir quejándome ¿no es una gran idea? Pues que no, la verdad pero que más podría hacer ¿empezar mi secta a lo Heaven’s gate o hacerme el peinado más hortera que los 70s me puedan dar, hacerme comunista y después hacer el suicidio ritual mas grande como Jim Jones? ¡No y no! ¿o quizás debería simplemente perder la cabeza como Calígula y nombrar a mi mascota mi ministro de sanidad y nombrar mi casa como “El estado independiente de los eternamente saludables” Pero que digo yo, ya son las dos de la tarde, iré a subir a ver que veo.



HRRH

#5424 en Otros
#1775 en Relatos cortos
#778 en Novela contemporánea

En el texto hay: cuarentena, balcon, noche

Editado: 24.04.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar