Legado

12

El silencio dominó el lugar dejando el sonido característico del silencio en los oídos de todos. Ela extendió sus manos al frente preguntándose varias veces si tenía los ojos cerrados o era la oscuridad total. Pero era la oscuridad, tan cruda que daba aquel efecto de estar en un vacío completo. Levi levantó la mano para crear una pequeña orbe de luz en su dedo índice, el cual iluminó gran parte de la habitación haciendo que las penumbras desaparecieran casi por completo.

— Gracias Daren, — agradeció la rubia sincera — y gracias Levi.

— Bien, ahora que nos quedamos a oscuras podemos salir de este apestoso lugar y conseguir algo de comida, tengo hambre — Piper se levantó de la silla y comenzó a caminar a la puerta, pero cuando llegó esta no se abrió — ¿Por qué todo el bunker funciona con electricidad?

— Cuando hay apagones en las madrugadas todas las puertas se abren — Ela se acercó a Piper y tocó la puerta con la punta de los dedos — debe de ser cortes de energía diferentes.

— No hay razón lógica para que las puertas se abran en las madrugadas y no ahora. Son las mismas circunstancias.

— No lo son — Daren comenzó poco a poco a levantarse del suelo — cuando la luz se va es como un método de ahorro de energía o algo así, — él también se acercó a la puerta, tomó la mano derecha de Ela y a esta le llegó una descarga — pero yo dejé de suministrarla, — después tocó a Piper y ocurrió lo mismo.

— ¿Tienes tú la energía? — Daren asintió.

— Solo la que se estaba suministrando — el chico pegó la mano a la puerta y esta se abrió silenciosamente — tardarán al menos una semana en volver a tener la misma cantidad de energía para todo el búnker.

Los seis se asomaron por el hueco de la puerta, donde no se veía nada más que penumbras. Piper comenzó a adentrar unos cuantos tentáculos de sombras a la habitación, probando el espesor de aquellas sombras, podrían ayudarles en algún momento.

— Tenemos que irnos de aquí y... — sus palabras fueron interrumpidas por la mano de Chloe extendiéndole algo. Era una manzana. — ¿Y esto rubia?

Ella sonrió — Cytokinesis.

La chica había creado un pequeño árbol en la esquina de la habitación, era de manzanas las cuales podrían darles algo de comida por unos días. O varias horas. Llenaron una pequeña mochila de color negro de manzanas, la cual después de un rato se turnarían para cargar todos. Levi por fin apagó la luz de su dedo regresándolos a todos a las penumbras. Poco a poco comenzaron a salir de la habitación.

* * *

Cuando todos quedaron en penumbras, no pudieron hacer otra cosa más que encender las linternas mientras lograban devolver el suministro de luz al bunker. Los superiores estaban molestos, y no sabían cómo actuar. Los del incidente de 18 años atrás ya se habían jubilado algunos años atrás. Nadie sabía cómo actuar en esos casos.

— No los quiero fuera más de dos días — la mujer de lentes de marco negro habló molesta — regrésenlos a su habitación. Y Byron — el hombre volteó a la mujer con la confusión en su cara — te encargas de lo demás.

La mujer salió de la habitación molesta iluminando su camino con una pequeña lámpara de mano. Los moderadores se miraron entre sí. Estaban asustados pero ya no había vuelta atrás. Nelly se sentó frustrada en la silla de metal junto a la gran mesa, recargó su cara en sus manos y dio un fuerte suspiro.

— ¿Cómo demonios se le ocurrió? — Se preguntaba la mujer angustiada — lo podría creer de los demás, pero de Ela...

— Tampoco lo creo yo — Byron tocó su hombro tratando de consolarla — pero ya lo hicieron y no hay vuelta atrás. Debemos armar grupos y buscarlos.

— Comenzar de abajo a arriba — sugirió Mateo.

— No — rechazó la mujer de piel morena — estoy casi cien por ciento segura que quieren salir. No hay manera de que estén en los niveles más bajos.

— Eso reduce los niveles en la búsqueda. Del subnivel 6 en adelante, — replicó el rubio — desde los dormitorios...

— Hasta el recibidor — continuó Milo.

— No podremos llegar lejos sin energía — comentó Leila.

— Daren debió quitarla — dijo Mateo con una voz ronca — es el único capaz de eso.

Debían armar su plan. Ambos grupos; un para salir y el otro para poder encontrar al primero antes de que lo hiciera. Ambos eran planes a contra reloj, y tenían que ser más listos que el otro. Pero ¿Qué posibilidades tenía uno de ellos al enfrentarse al otro con más de mil personas en él? ¿O que esas mil personas sobrevivieran al ataque de 6 chicos con diferentes habilidades las cuales podían usar a su antojo?

* * *

— Debemos salir de aquí lo más rápido posible — anunció Levi examinando el laboratorio con la esfera de luz en el dedo. Pero esta vez, emitía menos luz — Si abandonaron este lugar debe de ser por algo. Una fuga, algo derramado, lobos. No los abandonan solo porque sí. Este lugar debió costar muchísimo dinero como para que dejen lugares abandonados.



AlexaRamirez1412

#106 en Ciencia ficción
#434 en Thriller
#224 en Misterio

En el texto hay: misterio, amistad, poderes

Editado: 28.10.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar