Libros malditos lll

Capitulo 6 El Libro del caballero Zifar

El Libro del caballero Zifar, compuesto a principios del siglo XIV es el primer relato de aventuras de ficción extenso de la prosa española, con rasgos de novelas de caballería y se trata de uno de los manuscritos más interesantes e importantes creados en la península ibérica.

El libro se inicia con un prólogo (aunque no se nombra así en los manuscritos) en el que un tal Ferrand Martínez asegura haber traducido la historia titulada : Libro del caballero Zifar o Libro del caballero Çifar o Libro del caballero Cifar según las ediciones de la lengua caldea, que aquí significa probablemente «árabe». Aunque es este un tópico habitual de los relatos de tradición caballeresca, lo cierto es que muchos de los antropónimos del Zifar son árabes y también ciertos motivos estilísticos, pues la técnica de inserción de los cuentos recuerda la estructura de Las mil y una noches. De hecho, la obra en sí es un homenaje a la traducción y a el lejano Oriente.

Por otro lado, muchas veces el autor medieval es anónimo por razones sencillas. La obra medieval es una obra colectiva donde la palabra del autor está considerada como la palabra de Dios. Era habitual que el autor medieval recurriera a una obra anterior. En nustro caso, el personaje de Ferrán Martínez aparece en los prólogos de dos manuscritos, sin embargo no se dice que este personaje es el autor de la obra.

El Zifar está clasificado como novela de caballería cuya fecha de escritura oscila entre 1300-1341, pero estamos seguros de que fue escrita en el siglo XIV. Diferentes manuscritos fueron encontrados y el que se acerca más al original desconocido sería el manuscrito de París.

El ejemplo prologal nos sitúa en el año de 1300, año jubilar bajo el papado de Bonifacio VIII, y en Roma, adonde llega Ferrand Martínez, archidiácono de Madrid para encontrarse con Gonzalo García Gudiel, arzobispo primado de Toledo y posteriormente cardenal en Roma, que le ruega a Ferrand que traslade a Toledo su cuerpo finado, lo que ocurre al año siguiente. Datos comprobados de este cuento son el jubileo, la historicidad de Ferrand Martínez y de Gonzalo García Gudiel, por lo que la crítica ha creído verosímil que Ferrand Martínez compusiera el libro hacia 1300 y que escribiera el cuento introductorio tres o cuatro años después.

De lo que no cabe duda es de que el autor poseía formación jurídica y experiencia en cancillerías. En todo caso el autor del Zifar tuvo que conocer o tener noticia de estos personajes históricos. La fecha ante quem de redacción no iría más allá del primer cuarto del siglo XIV. No obstante, en su estudio «Los problemas del Zifar» de la última edición facsímil de 1996, Juan Manuel Cacho Blecua retrasa su fecha de composición hasta mediados del siglo XIV.

 

El caballero Cifar: La obra

El caballero Cifar: La obra

Copias la obra:

1: El manuscrito M de la Biblioteca Nacional de Madrid: El ms. 11.309 que se conserva en una caja fuerte de la Biblioteca Nacional de España del siglo XIV, llamado códice M. El manuscrito es un volumen de gran tamaño (41,5 por 27,2 cm). Consta de 192 folios, escritos a dos columnas entre 30 y 45 líneas de texto. El texto está escrito en letra gótica semicursiva de finales del siglo XIV, y se distinguen dos manos, una corresponde al texto y la otra a las rúbricas. El texto se encuentra dividido en 219 capítulos más un prólogo.

2: El manuscrito P de la Biblioteca Nacional de de París – Esp.36: Por otro lado, tenemos el ms. espagnol 36 en la Biblioteca Nacional de Francia llamado códice P o manuscrito de París, de 1464. A este manuscrito se le suele llamar manuscrito "casi-original", está famoso primero por su estado de conservación y por sus miniaturas preciosas.

El manuscrito de París está compuesto por 192 folios, con cuatro hojas de guarda al principio y al final. Está escrito sobre vitela (el primer folio) y papel. Sus folios miden, aproximadamente, 400 x 260 mm. Posee dos numeraciones: una antigua, en números romanos, equivocada a partir del folio 122 (cxxiij) y otra moderna, hecha a lápiz, en números arábigos, ambas en la esquina superior derecha.

El texto está escrito a dos columnas, con letra redonda o semigótica, la habitual para los textos en castellano en el siglo XV. Parece escrito por dos amanuenses distintos, uno hasta el folio 121 y otro en adelante. La tinta para el texto ha conservado su tono oscuro. También se emplea tinta roja en los epígrafes y calderones, y morada solo para los calderones, alternándose con la roja. Las letras capitales, al comienzo de cada capítulo, son góticas adornadas con arabescos y representaciones florales. Para el cuerpo de la letra se utiliza el dorado sobre una base de tinta marrón; para la decoración interior, el azul celeste y el rojo burdeos; y, para el contorno de la letra, el negro.

El códice posee 243 hermosísimas miniaturas muy ricamente iluminadas sobre la vida civil y militar de la época, repartidas a lo largo del texto, con medidas que oscilan entre 120 x 100 mm cuando se sitúan en una columna, y 150 x 180 mm si ocupan la anchura de la caja de escritura. El artista principal (se aprecia la colaboración de varias manos) ha sido identificado con Juan de Carrión, famoso pintor de una obra muy amplia que firmó los libros de coro de la catedral de Ávila.



MAVCufat

#18530 en Otros
#1190 en Novela histórica
#13619 en Fantasía

En el texto hay: libros, maldiciones y profecías, hechizos

Editado: 21.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar