Lo que callaron los faroles

Epílogo


 

El incendio arrazó con todo, curiosamente solo quedaron a salvo en una caja mitad calcinada los folios que preciadamente conservaba Benjamín  Yáñez , de quien solo supe que se ha dedicado a dar charlas educativas fuera del país , luego de que una de sus tantas conquistas universitarias se quitara la vida varios días antes de la exposición de su tesis, muy poco valorada por cierto,  debido a su poca credibilidad. Mateo, por su parte, fue  fiel a su vocación de sacerdote, dejando atrás los terribles recuerdos y trasladándose  a una pequeña comunidad de bajos recursos  muy lejos de la capital, donde nadie lo conocía.Ambos decidieron adoptar nuevas identidades y alejarse para siempre. Malena Ristre fue el peor de los casos, luego de sobrevivir a la terrible tragedia y de perder en ella al único y verdadero amor de su vida, regresó a la vida fácil por muy poco tiempo, ya que su inestabilidad emocional la llevó a ser encerrada en una institución mental, no sin antes confiarle a su amigo y compañero de trabajo Guillermo Sarmiento, tío de Mateo y amante más cotizado de la ciudad, su amarga experiencia, quien a su vez, reveló la historia a la prensa agregando sentirse amenzado por un ente oscuro que intentaba posesionarse de su cuerpo y aseguró además que se trataba del vengativo espíritu de Gelga Belarbi.

    Pocos días antes de que me decidiera a hacer públicas mis investigaciones, logré contactar a Guillermo, quien había dejado de ser la popular pantera para convertirse en un vagabundo a quien dejaban utilizar uno de los cuartos vacíos del prstíbulo por caridad y gratitud a sus años de servicio. Todo mi trabajo quedó interrumpido cuando al acudir a nuestra cita, encontré su cuerpo de gigante reducido a unos pellejos azulosos pendiendo de uno de los faroles en la casa, negligentemente me acerqué a él y de uno de sus bolsillos cayó rebotando en el suelo una pequeña esfera blanca, conocida en la ciencia como Actaea Pachypoda y en el argot popular como ojo de muñeca. Por mi parte, se que hubo mucho más que contar, detalles que quizás solo Guillermo Sarmiento pudiera revelar actualmente, sin embargo, presiento que hay historias que no desean ser dichas, secretos que  existen para no ser descubiertos, el caso Valladares es uno de ellos, el terrible secreto que callaron los faroles .



Fatima Redondo

#2906 en Thriller
#1652 en Misterio
#716 en Paranormal

En el texto hay: misterio, suspenso, paranormal

Editado: 29.06.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar