Lo Siento.

Polar

Después de la muerte de Harmony, las cosas en la casa han cambiado todos perdimos la esperanza de que Freya regrese a casa, Nadia ya no va a la escuela me pidió que el próximo año la inscribiera en una escuela cerca de los abuelos si eso pasaría necesitaríamos mudarnos al otro lado de la ciudad pero no quiero deja de buscar a Freya, pero ¿Aun estará viva? mi corazón me dice que si pero tal vez esta equivocado, supongamos que esta viva, nadie sabe donde esta no hay pruebas de nadie ningún sospechoso aun, y si esta muerta, cuando pienso eso se me eriza la piel, donde esta mi hija.

Acabamos de regresar del entierro, todos estamos cansados, la desgracia ha llegado a casa primero Freya y ahora Harmony quien sigue Nadia, yo esto no puede estar pasando el detective me dijo que debería de parar de buscar a Freya y centrarme en la hija que aun esta conmigo, pero ningún padre dejaría de buscar a su pequeña.

-Papá- dice Nadia sacándome de mis pensamientos

-Dime cariño, ¿necesitas algo?

-Estaba pensando que tal vez podemos ir a la casa del campo, para despejar un poco la mente, al menos por este fin de semana.

-Si es lo que quieres, esta bien amor, alista tus cosas- asiente y sale de la habitación

Tal vez tenga razón y debemos despejar la mente, llamare a la oficina para informar y cancelar las citas, la casa de campo esta cerca del mar, tenia mucho tiempo que no la visitamos, Harmony quería que la vendiera, pero siempre tuve la esperanza de que algún día regresaríamos a esa casa.

...

Entramos en la casa las cosas están como las dejamos, nada ha cambiado, en camino estuvo callado Nadia miraba la ventana un poco perdida, esta muy herida quiera o no sus dos personas se han ido, al igual que a mi, pero necesito ser fuerte para que no nos derrumbemos, veníamos cuando las niñas eran pequeñas ellas amaban estar aquí, pero con el tiempo crecieron y ya no les interesaba tanto venir.

*NARRA NADIA*

El cuarto de esta casa lo compartíamos Freya y yo amábamos dormir juntas, contábamos historias y no parábamos de reír juntas, papá esta cansado, pero yo se que mi hermanita esta viva, esta en algún rincón de esta ciudad y la encontraremos ojala hubiera ido con ella al salir de la escuela, pero no fue así, todo por irme con Eduardo para que al final solo me quisiera llevar a un hotel, maldito.

Aquí esta la casa que hacíamos con almohadas nunca usamos la cama al contrario dormíamos en el piso sobre unas colchonetas y una casa echa con cortinas, siempre peleábamos por Polar era un osito que papá nos había regalado pero Freya siempre lo agarraba en las mañanas y no me lo prestaba, hermanita te lo dejo, quédate con el. Pero regresa a casa, yo no puedo con esto sola tu siempre nos ayudabas nos dabas ánimos de una u otra forma ahora mas que antes te necesitamos en casa, para que nos regales la alegría que iluminaba a todos con tus chistes malos y tus actuaciones. Si tan solo hubiera estado mas contigo, pero siempre decía que tu eras como un chico pero me equivoque, por que no pudiste defenderte de ese maldito que te llevo, te veías tan fuerte, mas fuerte que yo pero eras una muñequita de porcelana.

Yo se que te vamos a encontrar, y te lo juro que lo haremos, apoyare a papá le daré la esperanza para que no deje de buscarte por que sigues ahí, solo espero que te encuentres bien.

Te amo- digo posándome sobre la cama abrazando a Polar.

Chicas denle me gusta para que mas gente conozca mi historia me ayudarian mucho. -LOLA MORALES



Lola Morales

#6585 en Thriller
#2773 en Suspenso
#3728 en Misterio

En el texto hay: cariño, soledad, trizteza

Editado: 13.04.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar