Los aullidos a la luna

Capítulo 25

Rescate
Angelic
🌙🌙🌙

Todo mi cuerpo sintió la descarga haciendo que de mi garganta se escaparan alaridos de dolor que fueron acallados por las risas de esos hombres. Un balde de agua fría con hielos me vuelve a mojar haciendo mi cuerpo temblar, secaron el sudor de mi frente y ajuntados de nuevo el mordisco en mi boca y volvieron a darme nueva descarga eléctrica. Me tenían amarrada de las manos y colgando del suelo al parecer estar atada a una silla no fue suficiente castigo. Ni siquiera sabía porque me estaban torturando tanto si yo prometí no decir nada.

Las manos asquerosas de uno de esos hombres me toca el abdomen subiendo por mis pechos siguiendo a mis brazos para ajustar las correas. Era tan asqueroso ser un trozo de carne en exhibicionismo delante de estos hombres que no conocía pero que me tocaban como si tuvieran el derecho sobre mi cuerpo. Mi mandíbula no dejaba de temblar me sentía débil vulnerable y no tenía esperanzas de salir de ese sitio.

Scott me había golpeado varias veces pidiendo perdón en cada golpe pero fue inútil no sentir dolor en todo en el cuerpo. Leo Haider me había venido a torturar dándome choques eléctricos, era demasiada tortura para una persona en un par de horas. Me habían casi destruido físicamente y querían jugar con mi mente hasta dejarme completamente destruida.

– Basta de darle choques se va a desmayar y no queremos eso – hablo Scott que había permanecido en una punta de la habitación escuchándome gritar. Sus compañeros se voltearon a verlo dándome la espalda dejándome respirar tranquila por unos minutos.

– ¿Cuál es el problema con eso? el alfa la trajo para que la matáramos – escupió en el suelo el tipo que me toquetea cada que tiene una oportunidad, deseaba con todas mis fuerzas poder liberarme de esta prisión y que ese tipo sufra por lo que me hizo.

– ¿Me cuestionas? soy el sobrino favorito del alfa ¿quieres morir tú también? aquí se hace lo que yo digo porque cuando Leo no está yo quedo a cargo entendido – tomo al tipo del cuello de la camisa levantándolo unos centímetros del suelo. Quise sonreír pero cada musculo de mi cuerpo me dolía y mover la cara seria una nueva tortura.

– De acuerdo – Scott soltó al hombre que cuando sus pies tocaron el suelo hicieron un sonido que hizo crujir las tablas, el hombre acomodo su camisa mirando al sobrino del alfa. Me dedico una mirada de odio colocando su mano en forma de puño cerca de su cuello y luego hizo un gesto de que me cortara el cuello.

– No me agradezcas por el descanso linda – Scott se acerco a mi para desatar el nudo de mis muñecas que ardían mucho. Mi cuerpo estaba por caer al suelo pero el muchacho me sostuvo antes de que eso pasara y me llevo de nuevo a la silla sentándome. Mis brazos dolían mucho al igual que el resto de mi cuerpo un pequeño descanso no me vendría para nada mal.

– Púdrete Scott, púdranse todos – mi voz salio como un susurro débil pero sabia perfectamente que él con su oído agudo me escucho. Una risa se escucho cerca de mi oído y mis brazos fueron llevados hacia atrás. Grite cuando sentí un liquido quemar mis heridas, luego algo cubrió mis heridas y mis muñecas fueron liberadas. Despacio moví mi brazo para ver mi muñeca derecha que estaba vendada y la izquierda igual.

– Tranquila fiera al menos te deje un descanso antes de que te maten – volvió a llevar mis brazos hacia atrás y me ato las muñecas nuevamente pero esta vez dando mas vueltas intentando cubrir mis vendajes.

– Si quieres que te perdone dame de beber un poco de agua, tengo mucha sed – pronuncie sintiendo mis labios secos y la garganta me dolía por la falta de agua.

– Está bien linda – salió de la habitación dejándome sola con mis pensamientos. Cada parte de mi cuerpo me dolía tenía muchos moretones por todo mi cuerpo. Sentía el gusto metálico en la boca de la sangre, mi cabeza sangraba tapando mi visión sentía que en cualquier momento me desmayaría. Donde esta Demian cuando lo necesito, quería sentir sus labios fundiéndose con los míos sus brazos rodearme la cintura. El calor de su cuerpo junto al mío. – Déjenme salir de aquí – comencé a llorar con desesperación. Scott entro con un vaso de agua en las manos su mirada parecía preocupado pero como saber si no estaba actuando, el me torturo y me lastimo sin tener piedad.

– Linda te traje el agua – me enseño el vaso que sostenía en su mano con un liquido transparente que en este momento mi cuerpo pedía a gritos.

– Déjame salir por favor Scott yo prometo no decir nada – lo mire suplicante el tan solo aparto la mirada y camino hacia mi dándome de beber un poco de agua. Mi garganta se sintió aliviada cuando ese liquido paso por ella trayendo nuevos ánimos en mi cuerpo, necesitaba mas pero ya estaba viendo que ese vaso seria lo máximo que podía conseguir.

Scott se fue de la habitación de nuevo dejándome sola sabiendo que cuando regrese Leo las torturas serian reanudadas y se que mi cuerpo no resistira esto por mucho tiempo mas. Se que estas personas no son amigos de mi padre porque cuando me dijeron de la existencia de los lobos me dijeron que su manada no me haría daño. Y Diego no debe estar enterado de esto, se que él jamas dejaría que me lastimaran pero su padre parece disfrutar de torturarme. La habitación dejo de parecerme tan oscura y la claridad comenzó a filtrarse en el pequeño espacio. No sabia hace cuanto tiempo me tenían en este sitio pero de lo que estaba segura es de que me habían torturado durante horas. En mi espalda los primeros rayos del sol me golpean anunciando que el día comenzaba y aun seguía encerrada en este infierno. Me había cansado de llorar por ser torturada pero rogaba por que Demian, papá o quien sea me encontrara.

Demian
🌙🌙🌙

Sostenía la jeringa en mis manos sabiendo que fue lo que utilizaron para drogarla y yo no estuve para impedirlo. A mi costado Duque hace un sonido con su garganta, estuvo inconsciente casi dos horas ahora estaba despertando de apoco. Se que si el hubiera estado despierto hubiera impedido que se llevaran a mi pequeña. No podía creer que fui tan estúpido de seguir a las gemelas dejando tan desprotegida a Angelic. Ahora en mi mente el rompecabezas comenzó a formarse las gemelas provocaron la ruptura de Alec y Bailey, querían que fuéramos detrás de ellas.



Danny Baladon

Editado: 29.04.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar