Los pensamientos de una joven

Así te quiero

Me estoy quemando por dentro,

estas enloqueciéndome.

Te odio, pero te vuelvo a querer.

En mis pensamiento te encarcelo,

en mi espíritu te anhelo.

Tus dibujos me enamoran,

tu voz me abriga.

Y es que...

 

Eres un total desastre

al no creer en mis palabras.

Pero yo si creo en lo que digo,

y sé que te destruiré con un suspiro,

hasta que entiendas que me

matas lentamente con tu

frialdad, tus cambios de humor,

tu enojo que me fascina,

y esa risa que pocas veces

escucho con sinceridad.

 

Pero encantas así, tan confundido...

Tan incrédulo, tu insistencia,

esa inocencia que te abarca a veces.

Tus lados tiernos me

endulzan y amargan.

 

Pero eres así, distinto...

Extraño como un meteorito

proveniente de algún lugar desconocido

en el espacio.

 

Tú, inseguro de ti,

creyendo en tonterías.

Amándome aún en la distancia.

Así te quiero.

 

Artista temperamental

escondido entre la penumbra

y el latir de mi corazón.

Estas palabras llegarán

a ti cuando rías,

llores, cuando cantes

tu canción preferida.

Las recordarás repetidamente;

sabes que te lo diré una vez,

sólo una vez.

 

Por eso, no podrás evitarlo.

Será el momento que

más marcado te dejará.

Divagando entre la sorpresa,

arrancando tus cabellos

hundido en la frustración;

sin entender, soñando

con oírlo una vez más.

 

Esas dulces palabras

con las que sólo

la dama de hielo

puede lograr

hacerte estremecer.

Querrás besarme

apasionadamente

cuando nuestras

miradas se encuentren.

 

No habrá posibilidad de

evitar todo ese querer retenido

que se forma como un

nudo en tu garganta.

Éstas enamorado de

mi amor repentino.

Así te quiero.

 

De mis extraños afectos que

pocas veces te doy, para

que luego reclames más.

Los que sólo te daré

cuando me plazca,

porque te mantendrá

unido a mí,

esperando esos instantes.

 

Oh, porque ya estás ansioso,

no sabes cuando será el siguiente.

Odias a la dama de hielo

que tanto te hace esperar,

pero la amas así,

porque en el fondo ella te fascina.

 

En ese dilema me encantas,

tu indecisión me es adictiva.

Así te quiero.

Buscando la razones

para poder explicar lo que soy.

 

Intentando cavar profundo,

hallando más complicaciones.

Te gusta la rareza que habita en mí.

Desconoces mis reacciones,

conmigo los adelantos no existen.

 

Lo sabes, quieres saber

de mis verdaderos pensamientos, no

puedes ni imaginarlos.

 

Yo también te busco, analizo,

te grabo detalladamente

en mis memorias.

Fotógrafo, quieres plasmar

mi ser en imágenes, pero el

vendaval se mueve de prisa.

 



Karoline Acosta

#11887 en Otros

En el texto hay: poesia, poemas, pensamientos sobre el amor

Editado: 07.04.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar