Luz de luna

23

Steven y Rossy se desligaron casi por completo de sus deberes y esta bien, es su decisión.

Por mi parte contaré la verdad, pero en su debido momento, por ahora, quiero esperar a su nacimiento y así me asegurare  que su vida no corre peligro como ya pasó hace unos días.

Jasmine ha estado muy extraña últimamente,  pues a tenido sueños que ella no encuentra explicación, tengo mi teoría, pero hasta que no esté completamente seguro, no le daré ilusiones. Estoy seguro que a quien ve en su sueño, es su compañero, aveces sucede, nuestro destino nos quiere preparar para ese momento. 

—Ya que solo dejaste ir a dos personas muy valiosas ¿Que harás al respecto? ¿Ya encontraste a alguien?

—No mamá, aun no —digo sin mirarla, después de que solo entro a mi oficina sin aviso alguno.

—¿Que estas esperando? 

Intenta ocultar su enfado, pero obviamente no le resulta, hasta estoy seguro que lo hace propósito.

—Tengo mucho en que pensar mamá.

—¿Y esto no es importante?¿Ocupa el ultimo lugar en tu lista de prioridades?

—Estoy trabajando y quiero acabar temprano ¿Te puedes retirar?

—¿Que diría tu padre?

Alzo la mirada molesto, hago lo posible por respirar y no gritar furioso.

—Retírate —digo apretando los dientes.

A penas cerro la puerta detrás de ella, golpeo el escritorio con fuerza y tiro todo lo que estaba en ella al suelo.

 

 

 

 

 

En el tiempo que llevo viviendo aquí, jamas lo había escuchado tan enfadado, parece que esta destrozando todo allí dentro. No soy la única que esta desconcertada y algo asustada, todos estamos pendientes de lo que esta sucediendo, muchos están asustado.

Imagino que llevan muchos años sin ver a su alfa furioso.

—¿Le puedo hacer una pregunta? —le pregunto a su mamá.

No comprendo por que deben presionarlo con eso, es su decisión, no se cuanto mas el pueda con todo.

—Disculpa querida ¿Pero no ibas al pueblo a pasear?

Desde que nos hicimos bueno amigos, ella dejo de ser amigable conmigo, siempre con indirectas. Lo peor es que  siempre, estamos enfrente de otros, como ahora, después me siento bastante avergonzada. Deseo contestarle pero solo empeorare las cosas, quiero quedarme aquí por mucho tiempo mas.

—Jasmine —continua— yo se lo que es mejor para esta manada y su felicidad, he vivido aquí por años, asique te sugiero que no te entrometas en temas que no son de tu incumbencia.

—¿Ha pensado que es lo mejor para su hijo y su felicidad? —respondo sin pensar.



Maria.A

Editado: 20.05.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar