Luz de luna

24

Salgo furioso de mi despacho.

Me observan esperando a ver mi reacción, pero no me desquitare con ellos ,al menos de eso intento convencerme.

—¡Espera! —grita Jasmine, cuando me dirigió a la salida.

No me detengo, pero ella camina a mi lado, en silencio.

—Creo que tu mamá estuvo a punto de arrancarme la cabeza —dice con un tono de gracia.

—No tengo tiempo Jasmine, después hablamos, debo ir al entrenamiento de los más jóvenes.

—Lo se, te acompañaré.

—¿No tienes nada más que hacer?

—¿Sabes cuál es el principal problema de lo que está pasando? no es tanto que mantengas un secreto, sino que te has apartado de todos, mantienes tu responsabilidades de alga, eso nadie lo cuestiona, pero en todo el resto no.. Te seguiré toda la tarde, porque necesitas apoyo, necesitas alguien de tu lado, no lo estuve en un comienzo y no estoy de acuerdo con tu decisión, pero te apoyaré, así como tu lo hiciste conmigo.

—Gracias, eres la única.

—Te equivocas, todos lo estan, incluso Steven y Rossy siguen ahí, a tu lado, pero no puedes verlo.

Los más jóvenes deben aprender a defenderse, es primordial, pero también tienen que saber como cazar y seguir un rastro. Nos adentramos en el bosque un par de horas, todo estaba bien hasta que llegamos estuvimos cerca de la frontera, en el norte.

Un lobo, de pelaje negro y blanco, se acercó, a penas si caminaba, estaba sangrando  de un ojo y una de sus patas parecía estar rota.

—Rodeenlo —ordeno a los más jóvenes.

Luke, uno mis exploradores, que nos acompaña, se acerca a mi, esperando un orden

—¿Que quiere hacer? —me pregunta.

—Busca en los alrededores, quiero saber de donde viene  y si hay alguien más.

—Mi hija porfavor, está herida, necesita atencion —dice el desconocido.

—¿Donde? —Pregunto.

—A tres kilómetros de aquí, hacia el norte, en un arrollo, los llevaré —intenta regresar.

—No te muevas —amenazo.

Todos se pusieron en alerta, preparados para atacar.

—Esta herida, a penas si tiene seis años —suplica— esta con mis hermanas.

Lo observo con desconfianza, pero decido ayudarlo.

Ordeno a Luke, que se lleve a cuatro de los jóvenes en busca de ellas, los demás nos quedamos.

—Iré con ellos —insiste.

—No, a penas si puedes mantener la conciencia, ellos van a ir por ellas.

Intento decir algo más, pero con la gravedad de sus heridas, no pudo resistir más, solo se desplomó en el suelo.



Maria.A

Editado: 20.05.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar