Luz de luna

25

—¿Te encuentras bien? —le pregunto a Jasmine.

Acaba de llegar, después de ir a caminar con una amiga.

—Si, tranquilo.

—Mentira —dice Lindi, su amiga— íbamos caminando de regreso, cuando de pronto solo se desplomó en el suelo.

—¿Jas? —esta pálida y con la mirada perdida— déjanos, yo me encargo.

—Si, alfa.

Con mi brazo en sus hombros para sostenerla, la llevo hasta mi despacho y la acomodo en uno de los sillones. Camino hasta la ventana y sirvo un vaso con agua, para dárselo.

—Jamas me había sentido así —susurra con una lagrima cayendo por su mejilla.

—¿Así como? —me siento a su lado, ofreciendo el agua.

—Como si... es como si de un segundo otro me hayan arrancado el corazón, fue un dolor profundo y una tristeza que no logro sacarme de encima, no lo entiendo, por alguna razón, no logro calmarme, siento mucho miedo.

—Tranquila —la abrazo— no se que sea, pero lo vamos a descubrir.

Nos quedamos unos minutos ahí, estaba realmente mal, todo su cuerpo tiembla y su miedo es visible para cualquiera. La única vez que sentí algo parecido, fue cuando Armando llego aquella noche, por que mi lobita estaba en peligro.

Unos toques a la puerta, nos volvieron a realidad.

Me informan, que encontraron a las mujeres y a la niña, tal como el nos menciono. Después de caer inconsciente, su cuerpo volvió a su forma humana, lo llevamos a la casa y previamente ya había mandado a llamar al doctor, quien ni el podía creer como aun seguía respirando, sus heridas eran muy graves, mas de lo que ya se veía a simple vista. Sigue siendo atendido por el doctor. Por otro lado ellas estaban junto a al arroyo, pero estaban escondidas bajo un hechizo muy poderoso, que les permite ocultarse de tus enemigos por un corto periodo de tiempo, cuando ellas olieron a su hermano en Luke, fue que se dieron a conocer. Todas estaban heridas, pero no de gravedad, solo unos rasguños y moretones, incluida la mas pequeña de unos seis años.

Ordene que todas fueran atendidas, tanto en sus heridas, como en alimento y mande hacer guardia a cada uno de ellos, no puedo permitir que esto sea una trampa y que nos lleve a estar en peligro.

 



Maria.A

Editado: 20.05.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar