Mar de Mentiras

-08-

Seguía en mi habitación pensando como todo había llegado a este punto, no podía creer que mi familia quisiera casarme con un individuo como el. En varias reuniones sociales había escuchado hablar sobre él y vaya que las palabras que usaban para referirse a él no eran demasiado agradables.

 

Siempre decían que antes de llegar a este país tuvo una esposa en Alemania y que seis meses después de que se casaran la mujer falleció, unos dicen que fue por una enfermedad que tenía desde la infancia y otros dicen que ella se suicidó debido a los malos tratos de ese hombre hacia ella. La verdad no estoy muy segura de eso además de que casi nadie conocía de qué familia venía ella, nuestro país tiene relaciones con Alemania y conocemos a algunas familias nobles de allá pero en este caso en particular nadie sabía de su origen.

 

Sean rumores o no, él no me agrada y si hubiera una remota posibilidad que esos rumores sean ciertos, con menos razón quiero estar con un hombre como él. Seguía sacando conclusiones cuando mi madre entró a mi habitación.

 

-Amelia- se asomo un poco desde el marco de la puerta.

 

-Madre, pase por favor- me levanté y abrí completamente la puerta cediendo el paso.

 

-Entiendo que esta situación pueda ser un poco complicada para ti pero veras que con el tiempo te acostumbraras a estar con él - giré mi cabeza rápidamente hacia ella- tal vez al principio te sea un poco incomodo pero te prometo que cuando pasen los años puedes llegar a sentir cariño, asi les pasa a todas las mujeres cuando se casan…

 

-¡¿Cómo?! - alcé la voz.

 

-No alces la voz Amelia-

 

-No, no, ¿cómo me voy a acostumbrar? Madre voy a estar con un hombre no con un perro, no entiendo porque dices cosas como esas-

 

-Y yo no entiendo quien te enseñó ese vocabulario-

 

-No entiendes madre-

 

-¿Y según tú qué debo entender?

-No quiero estar con él, ¿No has escuchado las cosas que dices sobre él?- si tenía que llegar a este punto de usar los chismes de esas mujeres falsas, lo haré, con tal de evitar esa forma tan lamentable de vida- Dicen que tuvo otra esposa y que se suicidó por los malos tratos que él le daba.

 

-Son solo rumores, ya sabes que no hay que hacer caso a todo lo que dicen, ademas se ve que es un buen hombre, no creo que te haga daño-

 

-No madre, se lo ruego- dije arrodillada.

 

-Amelia no hagas eso, es un tema que no está a discusión, ¿Te imaginas lo que dirían los demás si cancelamos tu compromiso? No permitiré que el nombre de nuestra familia esté rodando por la ciudad-

 

-Madre por favor escúcheme- mis ojos se estaban cristalizando.

 

-He dicho que no, te casarás con el hijo del duque, tú serás duquesa y punto- salió de mi habitación dejándome totalmente derrotada.

  

 



°SooMin°, AnaBet

#3321 en Otros
#316 en Novela histórica
#6403 en Novela romántica

En el texto hay: amor propio, guerra

Editado: 13.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar