Memorias de un Arlequín

I.IV

[Años antes]

Papá, espérame- se escucho la voz de un niño cansado.

Deberías hacer mas ejercicio, si alguien en algún momento intentara atacarte necesitaras toda la energía posible para pelear o huir- Dijo un hombre de apariencia imponente con cabello cenizo, sus arrugas dejaban ver los años que este llevaba a cuesta.

Pero... Felix jamas tuvo que hacer ejercicio- La voz del niño parecía quebrada casi como si fuera a romper en llanto en cualquier segundo.

Sabes muy bien que desde pequeño tu hermano paso por un entrenamiento diez veces mas fuerte que el tuyo- dijo el hombre como si nada mientras trotaba- Tu madre cree que deberías estar jugando como cualquier niño pero no es así... Tu hijo mio, tienes un importante futuro y debes estar preparado para lo que el destino te depare.

Hacia mas de dos horas que se encontraban trotando por el campo, el niño parecía que caería desmayado en cualquier segundo; el padre en cambio no tenia un solo signo de estar cansado. Cuando se detuvo el infante por fin pudo tomar aire mientras se apoyaba en sus rodillas para no caer.

¿y-ya aca-bamos?- pregunto mientras intentaba que el oxigeno regresase a sus pulmones.

Así es... Sabes hijo, puedes creer que soy muy duro contigo pero eso se debe a que quiero que seas lo mejor de ti mismo- se arrodillo a la altura del niño y deposito una mano en su rostro- estoy seguro que cuando crezcas te convertías en alguien que la gente siga, alguien en que en verdad sea capaz de cambiar al mundo.

Como si una llama se hubiese encendido pudo ver como los ojos del pequeño se iluminaban y su sonrisa se hacia mas notoria. No supo si las palabras de su padre eran verdaderas pero ya no se sintió cansado, era como si una descarga de energía llenara su cuerpo; fue desde entonces que el se prometió dar todo de si para cumplir esas expectativas que su padre tenia.

[Actualidad]

Un joven de cabello naranja oscuro miraba hacia la ventana, un campo se visualizaba a lo lejos... su mirada se poso en las familias que transitaban por esos lados. Grande fue su sorpresa al ver a un niño parecido a el corriendo con su padre; un sin fin de emociones le recorrieron e inmediatamente se alejo del cristal.

¿Que dirías si me vieras ahora padre?- el joven parecía mirar un relicario que se encontraba en su cuello.

Suspiro cansado- Tu hijo que se supone estaba destinado a la grandeza no ha hecho absolutamente nada...

Estaba dispuesto a dormir, sin embargo el sonido de la puerta hizo que dejara de lado esa idea; tras caminar hacia la puerta decidí abrirla para ver de quien se trataba- Clein, es muy raro verte aquí de noche.

Disculpe joven amo, pero los preparativos que me ordeno para su viaje de mañana están casi listos- al inspeccionar su rostro pude observar las ojeras que este cargaba... creo que se sobre esfuerza demasiado.

Clein deberías descansar, se que te preocupas por mi pero no debes descuidar tu salud- muchas veces sentía que era yo quien lo cuidaba a el.

Lo haré, pero primero debo asegurarme de que tenga todo lo que necesite y que no le pase nada- su semblante cambio a uno de tristeza- no quiero romper la promesa que le hice a su padre.

Como si fuera un fantasma los recuerdos volvieron a mi mente. El primer cumpleaños en el que el estuvo, la confianza que tuvo para nombrarme uno de sus consejeros; Cada momento en el que el estuvo paso por mi mente, incluso el fatídico día en que nunca mas volvió a casa.

Sabes que no fue tu culpa... Las negociaciones con otros reinos no siempre se resuelven con diálogos- Aunque le digo esto, se que hubo algo mas... Mi padre, Aitram Everthmon fue uno de los reyes mas benévolos de todos los tiempos y estoy seguro de que muchos estaban detrás de el por preferir al pueblo antes que la riqueza.

Mañana seria un nuevo día y si quiero estar un poco mas cerca de cambiar al mundo voy a necesitar iniciar por el lugar que todos los nobles olvidaron... El pueblo de Moran.



Mr.Neon

#10812 en Fantasía
#14880 en Otros
#2259 en Aventura

En el texto hay: contenido altamente violento y sangre

Editado: 14.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar