Mente zombie

Equipo ruidoso

Esperamos a que Edson y su grupo llegue, ellos ya estaban cerca así que no tardan mucho. Entonces empezamos a escuchar balazos y mucho ruido, gritos de

“¡Gustavo cúbreme, Chucho no te adelantes!”

“¡Empiezen a Avanzar, hay que sacarlos!”

Unos Zombies empiezan a subir por las escaleras yo y Miguel saltamos la barrera y les enterramos las navajas en la cabeza, para que no estorben cuando subamos las cosas los tiramos por el barandal. Cuando me doy vuelta Judith y Stephany se están encargando de unos zombies que estaban arriba. Seguimos esperando y al fin aparecen Chucho y Samuel caminando de espaldas y disparando a todos los zombies que se les acercan, yo quisiera ayudarles pero no voy a cambiar el plan agarro el walkie y digo

“Mauricio, Mauricio ¿Me escuchas?” digo usando el nombre que sé que odia

“Vale, esta te la dejo pasar por que es una situación de vida o muerte” me contesta “¿Qué pasa? ¿Ya vamos?”

“Prepárense, a mi señal entran a toda velocidad y se estacionan”

“Bien, cuando indiques”

Edson y Gustavo aparecen corriendo, y Chucho y Samuel ya eliminaron a todos los zombies que los perseguían.

“Ahora” le digo

Yo no escucho la voz de Tadeo pero por el Walkie oigo el ruido del motor acelerando. Y un minuto después entran las camionetas, cuando se estacionan Samuel y Chucho las rodean montando guardia y disparando a cualquier Zombie que tenga intención de acercarse, Todos ayudan subiendo cosas, yo me acerco a Chucho y le quito el Ak-47 mientras le digo

-Eres más fuerte que yo, ayuda a subir las cosas, yo monto guardia- el asiente y se va. Yo sigo disparando a los zombies.

-¡Listo! Ya subamos- Oigo decir a Edson. Samuel se sube a una de las camionetas y la estaciona de tal forma que quede como barricada bloqueando la entrada de las escaleras. Una vez arriba algunos se tiran al suelo, otros solo se recargan sobre sus rodillas.

-venga chicos, no hay que descansar todavía. Hay que asegurarnos de que aquí no haya zombies, vayan en grupo de dos, Edson y Judith, Samuel y Stephany, Gustavo y Miguel, Lizy y Tadeo, Jonathan vienes conmigo, Chucho ¿Puedes ir solo?-Y le entrego de regreso la Ak-47

-Obvio- y sale corriendo, todos los demás también.

Yo le doy mi navaja a Jonathan y empiezo a caminar

-Hay que analizar las bodegas, ahí es un lugar oscuro y muy bueno para que se escondan- le digo. El asiente y me sigue ya que no creo que sepa dónde están las bodegas. Una vez a ahí revisamos por todos lados pero no encontramos nada.

-Esto es demasiado fácil- le digo a Jonathan algo extrañada

-¿Y eso qué? Es mejor, así no tenemos que pelear, y yo no me quería ensuciar este sensual overol-

-Assh, tanta calma no es buena, eso puede significar dos cosas: O están siendo demasiado buenos y esto no es en realidad un reto o están preparando algo grande-

-O quieren que nos confiemos- me dice el, yo muevo la cabeza no muy convencida- Pero también hay que relajarse, ¿No crees que hay que aprovechar que vamos a vivir en un centro comercial?-

-Por ahora-

-¿No eres tú la que dice que hay que ser positivo?-

-También creo fervientemente en que hay que ser realista, y esto es demasiado bueno ¿Nunca has jugado videojuegos?-

-Una vez jugué Geometry Dash- me dice obviamente para molestarme

-Sabes, mejor ni me molesto en decirte mis ideas- y adelanto el paso a encontrarme con los demás del grupo

-Hubo algo?- les pregunto

-Unos cuántos pero no la gran cosa- responde Edson

-Los tiramos al piso de abajo- agrega Miguel

-Bien, antes de relajarnos chicos, hay que definir como “un cuartel” y llevar todas las cosas ahí-

-qué sea el cine- dice Gustavo- las cortinas metálicas dan seguridad y bloquearan la luz, es espacioso y pues seguramente tiene otras ventajas- dice no muy convencido al final

Los demás le dan la razón y acarreamos todo, al terminar les digo

-Ahora si, pueden descansar y cambiarse de ropa, tomen- les doy unos relojes digitales que agarré de una tienda- nos encontramos aquí en 40 minutos.-

Asienten, se ponen los relojes y se van en grupos a buscar la ropa. Yo junto con stephany y Judith entramos a una tienda, mientras buscamos y nos probamos ropa dicen

-Wow, nunca pensé que iba a estar en una tienda agarrando la ropa que quiera y sin preocuparme por el dinero- dice Judith mientras agarra un pantalón negro y una camisa de cuadros roja, entra a un probador. (Nunca se puede ser demasiado precavido si estás cambiándote en un lugar remotamente cerca de Jonathan y Chucho)



Zagred L.M

#11370 en Otros
#1476 en Acción
#6753 en Joven Adulto

En el texto hay: zombies, misterio y amor, juveniladulto

Editado: 17.08.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar