Mente zombie

El oso

Pov.Léylany

Siento que alguien me acomoda un mechón detrás de la oreja, lo cual provoca que me incorpore, creo que me he terminado acostumbrando a esta rutina. Edson regresa de su guardia, o simplemente se despierta para avisarme que el día ya empieza; con ese simple gesto lo logra. Cada mañana me reprendo por no haberlo frenado la primera vez que lo hizo, pero admito que no estoy dispuesta a renunciar a mi poca convivencia con él, que por el ajetreo usual y la diferencia de guardias ya se ve limitada.

 

-Día de pesca- Me sonríe, o eso distingo entre parpadeos para adaptarme a la luz de la mañana. A pesar de que la casa tiene un generador de electricidad independiente, la gasolina que teníamos no era mucha y estábamos bastante lejos de la autopista principal donde se recolectaba. Así que solo en ciertas situaciones lo encendíamos. Mientras tanto teníamos que acostumbrarnos a las velas y a las ventanas sin cortinas.

 

-Y tu obviamente no vendrás-

 

Me contesta dejándose caer de espaldas a la cama.

 

-Nunca te he visto nadar- rememoro, el no formaba parte de mi grupo de amigos así que no nos acompañaba a nuestras salidas a la alberca.

 

-¿Quieres que te cumpla tu ilusión entonces?- se recarga sobre su brazo derecho para poder verme mejor.

 

-Acepta que solo buscas un pretexto para quitarte la playera- Me burlo mientras busco ropa que pueda ensuciar de arena.

 

-Y los pantalones- Me sigue el juego antes de cerrar los ojos, sé que después de eso no tarda mucho en dormirse así que no hablo más.

 

Han pasado 4 semanas desde que llegamos aquí, las cosas han ido muy bien o por lo menos aceptables, hemos reforzado las vallas que hay alrededor de todo el terreno, y además incluimos  nuevas alarmas en caso de que intrusos (Vivos o no) quisieran acercarse más de la cuenta. Racionamos  la comida del búnquer, debo admitir que Chucho se decepcionó porque ya estaba preparando sus herramientas para salir a cazar.

 

Aunque aprovechando que estamos cerca del mar cada semana una parte del grupo se ocupa de pesar mientras que otros aprovechan para disfrutar agua. Hemos organizado un plan de evacuación en caso de que una horda de zombies que no podamos controlar se apodere de la casa o que tengamos que huir en caso de un huracán o tormenta tropical ya que pronto se acerca la época de estos. Salimos al pueblo más cercano a unos 10 km para buscar gasolina, y productos de limpieza además de herramientas y más armas, la mayoría regresaba comiendo las golosinas que quedaban en las tiendas.

 Gustavo y Ezra fueron con Samuel para buscar municiones en una caseta de policías que vieron cuando venían hacia acá, no había muchas así que ahora hemos decidido ocupar armas blancas si estamos cerca del rancho. No hemos visto a ningún equipo pasar por aquí lo cual a Kaleb y a mí nos tiene algo preocupados y elaborando teorías pero no se lo hemos dicho a nadie (Aunque Dante inmediatamente se dio cuenta pero entendió que no valía la pena comentarlo para no causar pánico hasta no tener una idea clara, y de paso Judith le sacó la información) Al final nos hemos terminado adaptando y creo que todos por fin aceptamos la convivencia entre equipos

 

Me dirijo al pequeño muelle que mi padre mandó a construir, ahí  Chucho, Samuel, Ezra y Gustavo están pescando, mientras que Miguel, Stephany, Aáron y Gabriel prueban una balsa que han estado armando en estos días. No reparo en qué hacen los demás, solo sé que  Joshua y Diana están observando con binoculares la casa ya que por ahora son los responsables de avisar en caso de que ocurra algún problema.  Kaleb está sentado en la arena, me acerco por la espalda  y me siento a su lado.

 

-¿Lindo día, no?-

 

Intento averiguar si lo dijo con sarcasmo, o es verdad. Porque a mí efectivamente me parece un buen día, no hay soy y el aire corre refrescando un poco. Pero tal vez para un día en la playa no sea lo más adecuado.

 

-Sí- Es lo único que contesto

 

-Estaba pensando- cambia el tema inesperadamente-  que no nos hemos encontrado con ningún equipo porque una gran "Fuerza" o ¿"Masa"?...-Lo interrumpo

 

-O querrás decir ¿Horda súper masiva de zombies?-

 

Alza los ojos hacia el cielo y murmura antes de proseguir

 

-Y yo que intentaba ser positivo...bueno, esa "Horda súper masiva de zombies" está haciendo de barrera, lo cual impide que alcancen este lado de la costa- Y dibuja en la arena un cuadrado donde adentro escribe las letras griegas de Alpha y Épsilon, después pone una raya (A un lado de esta escribe "Zombies") y después una flecha que apunta en sentido contrario a donde estamos nosotros y al final de esta escribe a las palabras "Demás equipos". -Tal vez  pronto algunos puedan ir a explorar, para confirmar la idea- Yo niego con la cabeza y dibujo la flecha apuntando en sentido contrario, hacia nosotros. Él contempla todo lo que conlleva ese cambio de dirección, le explico



Zagred L.M

#11405 en Otros
#1480 en Acción
#6770 en Joven Adulto

En el texto hay: zombies, misterio y amor, juveniladulto

Editado: 17.08.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar