Metalord Revolution

CAPITULO 54 LA PROPUESTA DE LA GRAMWIND MAYOR

PERSPECTIVA: Rozuel Drayt

 

Una pregunta nada esperada de la persona menos esperada.

 

—Roz, ¿te gustaría ser uno de los representantes de Windaz para la “Competencia Juvenil entre aquelarres”?.

 

— ¿¡EH!?...

 

Eso fue la pregunta planteada hacia mí por la hermana mayor de Riza, Liha Gramwind, no la he visto en cinco años y de repente saca este tema de la nada.

 

— Es broma, ¿no? –Fue mi respuesta “inteligente”.

 

—No, no lo es –Contradice ella para darle firmeza a su pregunta.

 

— ¿Hablamos de la misma competencia que se realiza cada 5 años y en la cual participan muchos aquelarres diferentes?.

 

—No conozco otra competencia juvenil entre aquelarres, más que esa.

 

—Eres consciente de que no soy “una bruja”, ¿no?.

 

—Sí, perfectamente.

 

—Quieres ver arder al mundo, ¿no es así?.

 

—No, solo quiero que participes y que seas uno de los candidatos que represente a Windaz este año.

 

— ¡No se puede!, es una competencia creada y exclusivamente para “brujas”, por lo tanto no puedo participar, duh.

 

—No, es una competencia entre “aquelarres”, cierto que no eres una bruja, pero en tus venas corre la sangre de una, literalmente eres un miembro sanguíneo de un aquelarre y las reglas de competencia solo permiten a los de “nuestra sangre” competir, si entiendes mi punto, se puede lograr que participes en el evento, solo debes confiar en mí.

 

—Apenas te conozco aparte de ser la hermana mayor de Riza, ¿y me pides que confié en ti para semejante cosa?.

 

—Así es, es lo que te pido –Acompaño su respuesta con una sonrisa —Piénsalo, mañana se llevara a cabo en la plaza del pueblo la lucha entre todas las brujas candidatos para representar a Windaz, solo tres pueden ganar e ir a la competencia.

 

Es cierto, como aquella vez hace 5 años, hubo una serie de luchas entre diversas brujas para decidir a las representantes de Windaz, era evidente que usarían el mismo procedimiento de nuevo para elegir a las nuevas candidatas.

 

Tras comunicármelo, Liha se despide dejándome con mis asuntos, con lo discutido hoy, perdí las ganas de seguir practicando y volví a casa a tomar un baño, debo aclarar que en los últimos días del año pasado en el jardín de nuestro hogar se halló sobre el suelo un interesante descubrimiento, agua minerales calentada de forma natural, para ser más claro eran aguas termales.

 

Con este hallazgo se construyó encima de estas una estructura con paredes y techo con el fin de mantener su calidad temperatura y acumulación de vapor en su interior, claro que todos en Windaz empezaron a usarla como un medio de relajación o reducir estrés y madre tan generosa no cobraba por ello (al fin de cuentas su construcción y descubrimiento fue gracias al resto también), ahorrare los detalles sobre lo incomodo que es a veces bañarse aquí siendo el único varón residente “de mi edad” en todo el pueblo.

 

Por suerte con el caer de la noche y en estos días no hay nadie en ella y aprovecho la ocasión para usarla en solitario, desnudándome por completo me adentro a las naturales aguas caliente, con solo empezar a sumergir los pies ya sentía un placer y gusto como ninguno.

 

—En verdad este sitio sienta tan bien… -Dije en mis pensamientos con un relax impecable.

 

Escucho la puerta abrirse, madre no estaba en casa, Laiza estaba en sus tareas de la escuela y Allum durmiendo en mi cuarto, ¿quién podría ingresar a esta hora desierta aquí?, volteo y quedo boquiabierto de averiguarlo.

 

Se trataba de un chico, calculaba tenía mi misma altura y quizás edad, su cabellera corta incluso era casi igual en estilo al mío con la diferencia de que color era un inusual gris, de la nada entro desnudo aquí sin previo aviso.

 

— ¿¡Quien rayos eres!? –Le dije señalando con el dedo algo alterado.

 

—Soy yo amo –Contesto el chico todo calmado.

 

— ¿Escuche bien?, ¿dijiste “amo”?.

 

—Soy yo, Allum.

 

—Que mal chiste, ya en serio, ¿de quién es la broma?.

 

—Realmente soy yo, amo, observe.

 

Adopto con uno de sus brazos en un intervalo de corto tiempo a una forma gelatinosa que reconociera sin duda a la de mi pegajoso compañero sin igual.

 

— ¿¡Allum!? –Cite su nombre con asombro y algo de incredulidad — ¿¡Pero cómo!? –Pregunte confuso.

 

—No sé, simplemente descubrí que podía transformar mi cuerpo a una apariencia humana, y como el amo es la única persona a la que he visto completamente en todo ángulo, me base en su aspecto para darle forma al mío.



Sylar

#856 en Fantasía
#1042 en Otros
#73 en Aventura

En el texto hay: reencarnaciones, armas de fuego, magia y aventura

Editado: 05.05.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar