Metalord Revolution

CAPITULO 77 ¡LA TERCERA RONDA DA INICIO!

 

 

PERSPECTIVA: Tercera Persona

 

El día en que se llevaría la tercera ronda había llegado, desde la entrada al coliseo se encontraban Liha junto a Livia, inclusive afuera yacía Chrisha Morina junto a todos sus huérfanos, decenas de ellos que casi rebosan a los cien, parecería un numero imposible de manejar para una persona fuera del hogar, pero Chrisha demostraba una benévola naturaleza materna que le permitía mantener en control y tranquilo a sus “hijos”.

 

— ¿A que estamos esperando? –Pregunta Livia.

 

—Rozuel dijo que iría buscar a “alguien más” –Contesto Liha toda sonriente.

 

—Se tarda demasiado, es un sangre de bruja irresponsable.

 

—Calma chica, de todos modos vinimos muy temprano, faltan media hora para que sea mediodía y esa es la hora en que da inicio la primera pelea de esta ronda y sí que va a demorar bastante para que sea nuestro turno, jeje.

 

—Es una buena oportunidad para ver como luchan nuestros posibles futuros oponentes de la siguiente ronda.

 

—Oh, cuanta confianza, la suficiente para creer que esta ronda es pan comido, ¿o quizás exagero?.

 

—Confió en mis habilidades.

 

 —¿Y qué me dices de las habilidades de Roz?, ¿son buenas y confiables?.

 

Livia no tenía una respuesta inmediata alguna para aquella pregunta, miraba pensativa el suelo con el fin de decir algo a la duda formulada de su compañera de pelo naranja.

 

—Él…

 

Pero la respuesta de Livia es interrumpida con la llegada de Rozuel junto a Allum en su hombro, acompañado por el “alguien más” que fue a buscar, se trataba de un niño sangre de bruja, cabello marrón y ojos avellana, era Marcos Sabil el hijo de la bibliotecaria Hanna Sabil, biblioteca a la que Roz acudió hace unos días para hacerse con la historia de las brujas y descubrir sobre el origen de los tres primeros aquelarre.

 

—Cielos, sí que son muchos, me alegra saber que no seré el único sangre espectador –Dijo Marcos relajado al ver a todos los sangre de bruja presente.

 

Rozuel sentía las miradas tanto directa e indirecta de indignación de las brujas que pasaban allí para ingresar al coliseo, era evidente su desdén al ver a tantos “parias” en el lugar que consideran para ellas algo muy sacro y más aún les permitan el paso hacia adentro.

 

Inevitable fue su sentir de inseguridad por ellos, pero debía confiar en que todo saldría bien, pues la Eldar ha dejado en claro que si algo les hicieran a los huérfanos o su madre adoptiva, no quedarían impune sus actos, Rozuel solo debía mantenerles un ojo cuando estos no estuviesen bajo la protección de Carina.

 

— ¡Muy bien todos!, vamos adentro, la Eldar dijo que prepararía un lugar para todos ustedes –Aseguro Rozuel.

 

 

__________________________________________________________________

 

 

PERSPECTIVA: Rozuel Drayt

 

La guardia que vigilaba la puerta estando al tanto de nosotros, nos deja pasar sin quitar su expresión de repelús hacia nosotros, habíamos llegado justo a tiempo para el inicio de la primera lucha de esta ronda, se oía el ferviente exclamar del público por ver los combates.

 

Apenas llegamos fuimos recibidos por una bruja del Wixau, quien por orden de la Eldar nos escolta hacia el lugar reservado para los huérfanos y su tutora (además de Marcos), los asientos estaban en la parte más baja de la gradas donde la vista era más cercana al Magnus Kali.

 

Los lugares estaban vacío pese a que los asientos de alrededor yacían ocupados, era evidente que la Eldar hizo uso de su autoridad para hacerlo de uso privado, aunque también utilizo un papel fino amarillento que tenía escrito “reservado” y yacía pegado sobre los asientos reservados, los cuales curiosamente había suficiente como para cien personas.

 

—Es un buen lugar –Comento Marcos tomando su lugar cautivado por el paisaje de la arena.

 

—Debe ser un lugar increíble, una pena que no pueda verlo –Agrego Ermando quien estaba a su lado.

 

— ¿Eh?, ¿Ermando? –Cito Marcos el nombre del chico invidente al mirarle.

 

—Esa voz… ¿Marcos?, ¡ha pasado tanto tiempo! –Contesto él volteando su mirada hacia el joven Sabil.

 

— ¿Ustedes dos se conocen? –Pregunte de curioso.

 

—La población de sangre de brujas que ocupa en Macur es muy pequeña y eso hace que por general casi todos se conozcan entre sí  –Asevero Marcos —Me sorprende verte aquí Erm, en cuanto al detalle de los combates, no te preocupes, me asegurare de describírtelo para que sepas que ocurre.

 

— ¿En serio?, gracias Marcos, la verdad me harías un gran favor.



Sylar

#861 en Fantasía
#1041 en Otros
#77 en Aventura

En el texto hay: reencarnaciones, armas de fuego, magia y aventura

Editado: 05.05.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar