Mi primer amor (completa)

Capítulo 7: Enamorado de ti

—Lucy, ¿qué pasa? no dejas de mirar el reloj — dijo María

—Es que ya quiero irme — dijo Lucy sin dejar de mirar las agujas del reloj.

— ¿Qué raro?, a ti te encanta la clase, ¿Es por Damon verdad? — le pregunto María

—Si, dijo que me tenía algo que decir

—uy, ahorita y se te declara — dijo María con mucha alegría

—No lo creo — Dijo Lucy mientras mascaba su lápiz — Él solo me ve como una amiga.

Después de unos minutos tocó el timbre y Lucy estaba afuera esperando que su padre la viniera a buscar.

El día que más quiero que me busque temprano me buscan tarde que ironía.

Después de un rato la recogieron.

— ¿Cómo te fue? — Preguntó su padre

—Bien, ¿Qué hora es?

— 1:20

—Okey

— ¿Por qué? ¿tienes algo que hacer?

—No.

—Se me había olvidado, hoy te dejare en casa de tu tía

— ¡Que! Hoy, ahora.

—sí, la que se encarga de la casa no podrá ir hoy y no pienso dejarte sola.

— ¿Por qué? No me van a raptar, no quiero ir donde tía.

—No se discute, irás donde tu tía y punto.

—Pero mi celular está en la casa.

— ¿Y? no te vas a morir si no usas el celular por un día.

De todos los días que me podía pasar esto tenía que ser justamente hoy.

Narra Lucy

Llegue a la casa de mi tía, comí y fui directo mi habitación para bañarme y cambiarme de ropa, al abrir el closet veo que sólo tengo tres opciones de ropa.

 Pijama, un vestido floreado, un pantalón y un poloche azul.

Así que terminé poniéndome el vestido floreado, me hice una trenza francesa con pequeñas florecitas en ella y un brillo labial rosa.

 Ya estaba linda para ver a Damon, sólo tenía que averiguar cómo llegar al parque, era hora de convencer a mi tía de llevarme.

—Tía, ¿me llevas al parque? — dije con una linda sonrisa de niña inocente.

—Para

—Para una......tarea

— ¿De qué es la tarea?

—Diferentes...... Flores que hay en mi entorno y hojas.

— ¿En serio?

—Sí, ¿me puedes llevar?

— ¿Por qué no lo haces con las flores del patio?

Dios mío — Es que esas..... eh… ya las puse y me gustaría poner más y se que en el parques puedes encontrar de las pequeñas.

—Okey, dile a Hugo que te acompañe luego los paso a buscar — dijo mi tía para volver a poner su vista en la computadora.

—Hugo—abrí la puerta de su habitación pero no estaba, así que salí al patio y tampoco estaba, escuché su voz cerca así que me salí al patio y lo vi en el patio del vecino, crucé del otro lado y fui hacia él.

—Hola, Hugo necesito que me acompañes a un lugar.

—No — dijo Hugo mientras seguía jugando baloncesto con sus vecinos.

—Hugo no seas tan malo con tu prima — dijo unos de sus amigos — Alan un gustó —dijo mientras me daba la mano con una sonrisa picara.

—Lucy — dije cortante — Hugo vamos necesito llegar al parque.

—tendrás que pedírselo a otra gente porque yo no pienso ir.

—Te odio — y me fui de ahí enojada, me senté en la cera de la casa ,no me importaba si se ensuciaba mi vestido, quería llorar pero no iba a llorar, no quería dejar plantado a Damon y no tenia mi celular para avisarle que no iría.

—Si quieres yo te acompaño.

Al levantar la vista me encuentro con Alan sonriéndome — ¿en serio?

—Sí, vamos — él me ayudo a levantar.

—Si no quieres no tienes que acompañarme, se supone que Hugo es mi primo y él es el que se tiene que asegurar que no me pase nada de camino.

—Tengo ganas de caminar.

Caminamos hasta el parque en silencio, era una tanto incomodo pero agradecía la intención de acompañarme a pesar de que no me conoce.

—Gracias por acompañarme ya te puedes ir —Alan sonrió

—Eres muy linda Lucy .

Me sonrojé, no me esperaba que me dijera eso.

Me dio un beso en la mejilla —Nos vemos luego Lucy—me quede paralizada por un momento en serio no me lo esperaba, ni siquiera lo conozco.

Salí de mi trance y recordé a que vine al parque, mi mejor amigo me esperaba, camine hasta nuestro lugar secreto y Damon estaba sentado en una roca gigante esperándome.

—Hasta que al fin llegas — dijo con una sonrisa — Pensé que me ibas a dejar plantado.

—Jamás — y le di un abrazo

—Toma — me entregó una rosa rosada — una flor para otra flor

Yo sonreí, esa frase me es tan familiar.

—Gracias—Noté que tenía una guitarra a su lado— ¿para qué es la guitarra?   



Utópica

Editado: 18.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar