Mi Primer y Último Amor

Capítulo 25: "La hora más oscura de la noche"

Se puede llegar a pensar infinitamente en miles de cosas, es así de maravillosa la mente que se convierte en un transporte a diversas dimensiones capaces de hacernos olvidar cualquier problema y ocupar nuestro cerebro de tanta información que podría olvidarse fácilmente de todo aquello que muchas veces queremos olvidar, sin embargo, irónicamente es ese el mayor problema que la mayoría tenemos, pensamos demasiado, quizás unos más que otros, que de una u otra forma nos obligamos a pensar en lo que no queremos pensar, pero mírame cada día que pasa llegan recuerdos, pensamientos vagos, no concreto a hacer nada de tanto pensar, debo tener un problema de colapso mental, muchas veces pasa que me emociono mucho con un tema, y en diferentes ocasiones en el peor momento, como en este instante, me encuentro frente a Argymous, mi lado oscuro, en lo que ahora me he convertido, solo que tengo miedo de dañar a quienes más quiero, tengo miedo de mí mismo.

Una historia muy particular, la cual mi tío Pedro nos contó a Arthur y a mí de niños, se trataba de una familia loca y con muchos precedentes los cuales marcaban la vida de sus descendientes, sólo imagina los Simpson pero en versión medieval condenados por la bruja del bosque a comer sapos y luego darlos de boca para servirlos en sopa y alimentar a la bruja malvada, quedando aquellos completamente vacíos por dentro.

Bueno ese no fue el mejor ejemplo pero algo tiene que ver, que mediante un pacto estúpido ésta familia empezó a servirle a los reyes de las tinieblas, pacto el cual existió dando paso a estas deidades a elegir entre estos solo uno de los descendientes de la familia por cada nueva generación, aquellos seres solo tienen la oportunidad de encarnar por medio de ésta, es triste verlo ahora así pero somos los esclavos del inframundo. Eso no es todo, el elegido debe cumplir con mayor gradualidad a los aspectos a los que debe ceñirse, al igual desde las sombras se analizan cada uno de estos, solo uno de la generación debería cumplir con aspectos en su vida como soledad, desgracia y temor, cosa que en este preciso momento estaba sintiendo.

Al principio creía que era una simple historia aburrida, pero ahora mismo desearía que el tío Pedro estuviera aquí nuevamente en éste mundo con nosotros para aclarar muchas dudas. En fin, ¿Alguna vez has escuchado que los demonios tienen nombres?, resulta que esas historias ficticias antes contadas, se convierten ahora en la mera verdad, entre los cuales existen linajes y rangos, ¿Adivina qué?, también nombres raros que incluso en esas historias no les fueron cambiados, ¿Recuerdas a Cireth? Bueno él me había llamado por el nombre de Argymous, ya había escuchado acerca de éste; quien lo diría, el niño que deseaba de su programa favorito convertirse en un súper héroe especial, en el Power Rangers rojo, el que la mayoría de los niños siempre elige, hasta eso era posible después de todo, sólo que me he convertido en el villano y mi historia favorita en una pesadilla.

Todo a mi alrededor comenzó a nublarse, mi cuerpo se inmovilizó ante vil despreciable monstruo que estaba enfrente, que aunque tuviera mi propio rostro se apoderaba del cuerpo que me definía como persona, pero no, él no estaba allí, solo era un reflejo de lo que en mí ya habitaba, de ahí yace la oscuridad que por mis venas corrían como las nieblas que ahora como humo que se esparce rápidamente en un solo lugar, he quedado sin visión ante lo que allí sucedía, fue en ese momento en el cuál, cómo trueno agudo que se pasea por el mismo infierno, se escuchó su voz.

- ¡Ay querido, Andrew! Hasta que por fin nos conocemos, no temas, no te hare daño, puedo sentir como tus latidos van acelerando…

Y sí, sentía como mi propio cuerpo salía de mi cuerpo, las manos frías mientras al mismo tiempo los poros de la piel brotando en calor, y mis venas como un desagüe que desborda las aguas con ferviente furia por el bombeo del corazón desenfrenado que podía como éste sería capaz de salir y volver a entrar sin ningún problema, era una sensación terrible. Y eso era todo, poco a poco sentí esa sensación de poder que aunque a mí mismo me debilitaba y me dejaba sin control del esquema corporal cayendo al suelo pero aun consiente, de otra manera, ese poder se sentía muy fuerte, capaz de dominar al mundo…

- Eres tan débil que no puedes dominar el poder que se te otorga, que triste, Andrew, estas noches sentirás que te vas de tu cuerpo, será como una dosis de Cannabis solo que no despierto, a partir de las nueve, donde la melatonina te dominará, pero tranquilo yo seré tú, cuidare de tu cuerpo como un león cuida la vida de su presa antes de proceder a comer. Recuerda que la hora más oscura de la noche es la que precede a la salida del sol… -He aquí cuando las nieblas empezaron a desvanecer.

- Andrew, ¿Estas bien? –Y allí estaba ella, tomándome del brazo y tocando mi rostro mientras yo apenas veía sus hermosos ojos como la luz dulce capaz de seducir a las tinieblas…

¿La hora más oscura? Un sacerdote irlandés escribió una vez un pasaje que decía que “la hora más oscura de la noche es la que precede a la salida del sol” pues es así, año tras año muchos pueden llegar a ver la noche como unas simples horas que son para dormir, donde la mayoría de la gente empieza a sentir sueño entre las 9 y 11 pm, donde durante esas horas siempre empiezan las fiestas, es ese el preciso momento y perfecto para que la oscuridad haga su trabajo. Pero también se dice que entre más oscura es la noche, más pronto llega el amanecer, por lo que hay que tener en cuenta que la luz es aquella maravillosa creación del mundo en la que la paz gobierna, es por eso que ahora, Belén es mi luz y amanecer, capaz de darme paz cuando las tinieblas me atormentan…



JAMB

#15766 en Fantasía

En el texto hay: aventura, el primer amor, transgresores

Editado: 12.09.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar