Mi Profesor

Capítulo once| Un viernes de locos

El día del examen llegó estoy con los nervios de punta, bajo las escaleras de mi hogar y miro a Mássimo aún repasando para su examen que casualmente era hoy.

— Estas listo — pregunto abrazandolo por los hombros y besando su cabeza.

— Me falta comprender algo, pero es que aún no lo comprendo.

— ¿Dime que es? — pregunto nerviosa, no quiero que le vaya mal en el exámen.

— Aún no comprendo, ¿Cómo conseguí a la novia más hermosa del mundo?.

Sonrío como boba, dirijo mi mirada hacia el y respondoLa conseguiste siendo Mi profesor — Hize incapié en la palabra "Mi".

— Ah ¿soy tuyo?.

— Aja.— afirmó con mi cabeza.

—.Y ¿tu eres mía?.

— Mmm no, no soy de nadie.

— Entonces yo tampoco.

Tomo una pluma de su estuche y escribo en su cuello Propiedad de Ana Martinez.

— ¿Que haces?— pregunto riéndose.

— Si eres mío, aquí lo dice — señalo su cuello.

— Que tramposa eres.

— Pues es eso lo que me enseñas tu.—arrugo mi nariz y ladeó mi cabeza.

Se rió y me quito la pluma para escribir en mi muñeca Propiedad de Mássimo Fernandez.

— ¡Oye!— señaló mi muñeca.

— Aquí dice que eres de mi propiedad.— me acerca hacia el y besa mis carnosos labios.

— Eres un tramposo.

— Igual que tú.

Sonrio— Mássi ¿me puedes llevar a la preparatoria?— dije haciendo puchero como una niña pequeña.

— Amor siempre te llevo yo, ¿por que cambiaría eso ahora?

— No lo sé.- me encogi de hombros.

— Hay Anita Antonieta Martinez, ¿es enserio cuando te llaman la mejor de la clase?.

— Y tu ¿enserio estás en la universidad?.— me reí.

— Bien jugado. Vámonos ya, que llegaremos tarde.

— Muy bien señor mío.

— Porsupuesto señora mía.

___

Llegamos a la preparatoria mis amigas me estaban esperando en la puerta de esta.

— Nos vemos señor — doy un causto beso en sus labios y me bajo del auto— suerte amor.

— Para ti también amor.—sonrío para luego cerrar la puerta del auto.

— Cada día más meloso esta esto — muerdo mi labio inferior para luego sonreir— ¿Quien diría que Anita estaría enamoradita?, Me alegra mucho amiga que estés con quién te guste de verdad— dijo la rubia de Melody.

— Tu padre lo sabe ¿Verdad? — pregunto Verónica, a lo que yo negué con la cabeza— Ja, que bien— dijo con sarcasmo— y ¿que piensas decirle cuando se enteré?.— rodó los ojos.

_ Y a esta que le pasa.

Desde que Verónica se enteró de mi relación con Mássimo muchas cosas cambiaron, no le agradaba que hablara de el, tampoco que nos encontraramos en mi casa; ya que el estaba, e incluso termino con toda la relación rara que tenía con Jhon; pensé que era por lo de sus padres pero ahora estoy pensando que no es esa la razón.

— Aún no lo sé, pero cambiando de tema ¿ya te dieron los resultados del examen del ginecólogo?.— pregunto esperando lo mejor.

— Si… pero no quiero hablar de eso.— sin más que decir el timbre sono dando inicio a las clases.

______

— Ana ¿estás lista?— pregunta Simón.

— Si, si lo estoy.— dije terminando de prepararme mentalmente.

— Buenos días alumnos y buenos días señorita Martínez, espero que este lista para el examen.

— Asi es - digo desde mi asiento.

— Me alegra escuchar eso, ahora por favor me gustaria que me trajera los trabajos.

— Aqui tiene -  dejo mis trabajos en el escritorio.

— Por favor tome asiento y comience con la segunda guerra mundial.

— Muy bien, la segunda guerra mundial.

El examen duró aproximadamente una hora y no, no estoy siendo dramatica, asi es como el profesor nos castiga por haber reprobado el examen.

— Excelente Martinez tiene una A+.

— Muchas gracias profesor - Estrecho mi mano con la del profesor pero el nota algo escrito en esta y me reprende.

— ¿Acaso usted hizo trampa en el examen? - dijo señalando mi muñeca escrita por Mássimo.

— No profesor,  para nada, por favor lea lo que esta escrito. 

— Propiedad de... Esto debe ser un error, ¿ese no es el nombre de su profesor?- pregunta señalando mi muñeca.

— Profesor, el es mi novio - susurro aunque el salon este vacío.

— Y el señor Antony ¿lo sabe?- niego con la cabeza.

— Ya veo. Puede irse tranquila.

Salgo del salon y me encuentro con muchos pares de ojos viéndome.

— ¿Que ocurre?- pregunto al notar que no quitan su mirada de mi.

— ¿Has aprobado? - pregunta Simón. Asiento con la cabeza y todos corren a abrazarme.

— ¡Felicidades! - grita Isaac abrazandome y elevandome un par de centimetros del suelo.

¡¿Pero a este que le pasa?!.

— Bajamé por favor- el lo hace.— Gracias a todos.

— ¡Hoy fiesta en la casa de Ana!.- grita Verónica. 

— ¡Si! - gritaron todos al unísono.

¡¿Acaso todos estan locos?!

______________

Llego a casa junto con Massi, saludamos a Betty que ya sabia de nuestra relación; segun ella era muy obvio que terminariamos juntos, me separo de Massimo y voy a mi habitación a darme un relajante baño y a cambiarme, una vez qu termine de bañarme escojo algo comodo para ponerme y bajo las escaleras.

— Bueno ya estamos en casa, dime como te fue en el exámen.- dije, ya que no me quiso decir de camino a casa.

— A las tres, los dos.

1

2

3

— Aprobé - dijimos al unísono.

— Felicidades amor.

— Tu tambien felicidades - dije abrazandolo- eres un gran profesor. 

Sonrió — Tenemos que llamar a tu padre. 

— Esta bien.

1, 2, 3 tonos después 

—Hola, Tony. 

_ Hola chicos, me entere por tu profesor que has aprobado Anita. 

_ Asi es pa y Massimo tambien aprobo el examen de su Universidad.

_ ¡Felicidades!.

_ Gracias, oye pa te queria preguntar si puedo hacer una fiesta en casa, para festejar que aprobe.— mi novio me mira sorprendido e intento no reír.



Victoria Leguizamon

#548 en Novela romántica
#74 en Joven Adulto

En el texto hay: romance juveni

Editado: 09.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar