Mi soledad

16. somos diferentes

Mía:

Bostezo levantando a las... Miro el reloj, 8:30 pm. Esto debe ser un sueño. Seguro es una pesadilla. Aunque lo último que recuerdo es a Ayrton trayéndome a la casa.

- no, estoy segura que debe ser un sueño- me digo a mi misma.

Mi celular empieza a vibrar. Lo cojo y veo quien es. Niki para que estará llamando.

- hola Mía.

- hola Niki ¿para que llamas?

- ven al jardín de tu casa, te esperamos.

-¿esperamos? ¿quienes más están?

Maldicion me dejo con las palabras. Pero para que quiere que vaya al jardín. Iré después de un rato.

Bajo a la sala, me tomo un poco de limonada. Cojo una fruta y me lo como. Luego me siento en el sofá. Pasa un momento y terminó mi fruta, me levanto y lo botó a la basura. Vuelvo al sillón, me echo un ratito y me quedo dormida.

Niki:

Me pregunto porque aún no viene, ya debería estar acá.

- nos morimos de hambre- se queja Jamal.

Ya conocí a todos los chicos de esta mansión, pero a mi me gusta... No, no puedo pensar en eso.

Aria conversa con uno de ellos, creo que se llama Sebastian.

- aguanta ya debe venir- le digo.

- voy a ir a ver- dice Ayrton.

Vuelvo a llamarle pero no contesta, suena y luego dice buzón. Ya pasaron 30 minutos.

Mía:

Siento que alguien me está moviendo todo el cuerpo. Me hace recordar al momento en que mi Tia Alexa me estaba despertando y después vino ese chico y luego mas chicos, para al instante decirme que se iba.

Unas traviesas lágrimas se deslizan por mi mejilla.

- no llores- me dice una voz varonil.

Abro mis ojos, pero me decepcionó al instante, pensé que seria Adrien, pero es Ayrton.

- hola¿que paso?- pregunto.

- olvidas que hoy es tu cumpleaños- me dice.

Es cierto. Nadie a venido, ninguno de sus amigos de la tía, como lo había deseado, pero me siento sola.

- prefiero dormir que celebrar- digo.

- mañana podrás hacerlo, para tu buena suerte mañana es sábado- me dice.

- no quiero- le digo.

- ¿quieres que te lleve como princesa?- me pregunta.

- no molestes- le digo.

Siento que me elevan.

- siempre haces lo que dices ¿cierto?- le comento.

- si.- responde con una sonrisa.

Me lleva hasta el jardín, el frío recorre mis huesos. Me deja en el suelo cuando ya llegamos. Las luces están apagadas y de pronto se prenden.

- ¡feliz cumpleaños!- gritan todos.

En serio me alegra, pero no me gusta demostrarlo. Será mejor que me vaya.

- ¿en serio?, me voy - digo.

Rápidamente Niki esta a mi lado.

- vamos amiga, no seas así con tus invitados- me dice en un susurro.

- no me molestes, no me importa- le digo.

- Adrien esta aquí, te desea un feliz cumpleaños con bonus en la cama- me dice.

- aléjate- le aparto de mi.

- calma, amiga- dice con una sonrisa -¿ no quieres el bonus? entonces yo lo haré

No puedo seguir engañando a mi corazón, Adrien no me gusta, lo hé pensado varias veces, pero lo único en que somos iguales es en nuestra soledad. Lo demás,  es y somos diferentes.

- has lo que quieras con Adrien, no me importa- le digo en un susurro.

- amiga, espera- me dice.

- no te preocupes, " amiga"- le pongo un tonito en amiga- no te dejaré mal parada, después de todo somos amigas¿no?

Mi voz ha sonado maliciosa y cruel. Ella se queda pasmada por un momento. Luego dice:

-¡que empiece la fiesta!- exclama Niki.

Maldición mi mente trastornada me hizo hablarle con esa voz a Niki. Aunque se muy bien que esa soy yo, solo lo cubro con una máscara que nadie puedo verlo.

Por fuera me verán feliz, pero por dentro mi corazón se parte cada vez más, debido a la doble cara que soy.

No puedo evitar todo el tiempo a la persona que vive dentro de mi, ese es el mal. Por fuera esta el bien, aun así el mal no se da por vencido y sigue luchando por salir.

- diviértete - me dice Niki.

Suspiro.

- está bien- le respondo.

Todos se ponen a bailar, pero como sólo hay cuatro chicas, los hombres se turnan con las chicas.

- ¿no te gusta tu cumpleaños?- pregunta Ayrton.

- un poco - le digo.

- mi cumpleaños también se acerca, es en noviembre 5- me dice.

Me voy a molestar con él, si sigue tratando de animarme, en este apestoso día.

- espero que la pases bien.

- yo también - afirma Ayrton.

De casualidad veo a Adrien con Niki conversando de algo, él parece triste, vencido, puedo notarlo en sus ojos. Sin embargo no entiendo porque habla con ella y no conmigo.

- Mía, ¿me escuchas?- me pregunta Ayrton.

Volteo hacia él.

- si, claro.

Ayrton mira a la misma dirección que veía hace un momento, su seño se frunce, parece molesto. Luego vuelve a la posición de relajado.

-¿estas celosa?- me pregunta.

En mi mente proceso la palabra "celosa" nunca lo hé estado, ni siquiera ahora mismo.

- tal vez.- respondo.



imaginación sin limites

#23176 en Novela romántica
#15120 en Otros
#1499 en No ficción

En el texto hay: soledad amor decepcion

Editado: 01.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar