Minicuentos

El duro golpe

Una vid producía bellos racimos de uvas rojas, no eran muchas uvas; pero sí las suficientes para alimentar a una pareja de aves, las cuales comían bajo el cielo azul y radiante.

Cierta noche cayó una fuerte tormenta donde el agua, el viento y los rayos cayeron en abundancia, todo eso produjo un durísimo golpe en la vid, la cual quedó con pocas hojas, el tronco retorcido y sus raíces fuera de la tierra, parecía que era su fin; sin embargo, con el tiempo recuperó hojas, su tronco se enderezó lo suficiente  para vivir, sus raíces alcanzaron mayor profundidad, así sobrevivió aquella tortura, y sorprendentemente ... ¡ahora produce abundantes cosechas como nunca antes!, después de aquel mal momento sus uvas son tantas que miles de aves y de toda clase, viajan desde lejos cada año para saciar  su enorme apetito. 



cesarin

#1547 en Otros
#479 en Relatos cortos

En el texto hay: misterio, ciencia ficcion, amor aventura

Editado: 07.12.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar