Monólogos a Media Noche

Me voy sin quererme ir

12:07 a.m.

 

¿Por qué te extraño sin haberte dejado aún?

¿Por qué siento que me alejo de ti? Aún estoy

No me has dejado ir.

Siento la amarga despedida, no he dicho adiós

No he cruzado el cielo o el mar, ni fronteras, pero

Estoy ida.

 

Ya te extraño, como si estuviera del otro lado

Del mundo, extrañarte, es extraño, sensación

De tristeza, no quiero dejarte.

 

Seguiré pensando en ti a lo lejos, extrañándote

Tus colores, el caos de tus días, tu tensa calma

Por las noches, tu alboroto del día.

Tus aves coloridas, tu brisa tibia, extrañaré las

Caras conocidas, en la distancia estaré añorando

Volverte a ver.

 

Miraré el cielo, y sabré que no es el mismo, y

También soplará un viento extraño,

no serás tú jamás, será otro lugar.

No serás tú, mi tierra natal.

¿Por qué te extraño como si ya no estuviera?

No me he marchado, al hacerlo quizás te daré la

Última mirada, con un nudo en la garganta

 pero antes de esa última vez,

te miraré muchas veces antes, hasta grabarte,

como hago ahora asomada en la ventana,

así jamás podré olvidarte, y sentir que te recorro,

como todos los días.

 

Porque me voy sin quererme ir,

deseando volver algún día, no me olvides

tierra mía, yo nunca lo haría.

Aunque el acento me cambie, en mi sangre

Estará el calor de tus días.

 

“Dedicado a mi país Venezuela”



Becky Villm

Editado: 24.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar