Mundo Inmortal: Realeza Inmoral

Capítulo 2.

Yo soy...

| Miley |

Veinte horas exactas.

Fue el camino recorrido, veinte horas.

La lluvia cae severamente. El mes de abril tan frío como lo añoraba: hojas caídas, charcos por aquí y por allá. Respiro lentamente, alimentándome de la humedad y todos los olores que le rodea a Mons Land. 

En cierto sentido, el lugar se me hace tan lejano....como si nunca caminé por estos barrios, y tampoco disfruté deambular durante las noches. Sigue más prendido como acostumbra. 

Sus pisadas, la mirada perdida que tenía se centra en él.

 "¿La encontraste?"

Le pregunto.

"Lo hice. ¿Estás segura que estarás bien así?"

"Podrás observar lo que pasará"

"Si alguien hace o dice algo que te ofenda. Será mi cena"

Niego.

"Sólo tranquilidad Ros"

Él ruge.

"¿A dónde vamos?, puedes ocultarte así, pero es muy sospechoso"

Analizo mi atuendo y tiene razón. Estoy con la capucha negra que tanto suelo usar para pasar desapercibida en otros lares. Pero aquí no.

"A visitar un viejo amigo.—El único leal.Lo sé, pero sólo queda una calle para llegar a su casa"

Comienzo con mi paso, él lo sigue en la oscuridad, su mejor aliada.

Las personas por esta zona por suerte no la recorren constantemente, hoy está sólo. Aún así, puedo detectar el olor de algunos lobos. Continúo, dejando atrás lo poco que vi, y ahí está.

Una casa de dos pisos con colores sobresalientes.—La única .de este barrio  que llama la atención inmediatamente pero que nadie es capaz de  ofrecer un saludo cordial.

Suspiro.

Me acerco.

Dos toques leves en la puerta.

Pasos.

Sus ojos se abren con sorpresa cuando la puerta se abre. Reacciona y me da paso, la música se escucha: Kiiara- L***Is a Bad Word. Nada raro.

¡Princesa de mi love!—Se me escapa una risa—Pero mira bella flor de el más allá,¡tan hermosa como siempre!Hace una mueca graciosa y pone sus manos en las caderas¡Joder!, sabía que vendrías hoy pero aún así, la bomba siempre explota mi love.—Me inspecciona de  pies a cabeza— ¿Es que tú no puedes ser fea por un momento?, ¡Dame tu cuerpo!.

La carcajada que se me escapa es inevitable.

—¡Babú!, mi fiel amigo de oscuro deseos.Él  si hablamos de su físico, se ha transformado totalmente. Su cabello cuando lo vi la  última vez , era negro y corto. Su cara tenía un arete en la ceja y el labio, haciéndolo ver como un chico malo.

Ahora no. Él lleva su cabello largo y de color azul, tiene un arete pero en la nariz.

Y miento si digo que no le queda demasiado bien.

Lo abrazo sin dudarlo.

Te extrañé  Babú, son tantas cosas que debo contarte.Beso su mejilla.Pero será en otro momento, hoy estoy para que me hagas brillar.

Como siempre princesa.—Se detiene— ¡Espera espera!—Se alborota, yo me tenso confundida. Chasquea sus dedos, y en su mano está un...¿Trapeador? y una botella de plástico con ¡un líquido adentro, lo miro.Déjame limpiar el camino por donde  vas a pisar princesa, !Oh no, cuidado ensucias tus manos celestiales en la pared!.—Le pego un manotazo y me río con ganas.

—¡Tan dramático como siempre!, cállate bobo y ayúdame.Me da un casto beso en los labios, sigo su espalda mientras mis ojos no se olvida de las decoraciones; espejos de cuerpo entero por todo lado, cuadros con pinturas exóticas, adornos de colores entre negro, blanco y plateado.

Tan él.

Cuando estoy llegando, un grito agudo se escucha por toda la casa.

Corro.

—¡Pero qué es esta cosa majestuosa pero loca aquí en mi house!,— Ros  sentado en el sofá blanco—voy a llamar a control animal, puede dejar pulgas por todo lado.El pobre ofendido  le muestra sus colmillos y Babú grita abrazándome.

"¡Ros!"

"Me dijo pulgoso, ¿A caso soy un  perro?" 

Suelta un resoplido.

Es Ros Babú, no te hará nada. Tranquilo, pero no lo insultes. ¿Quién crees que lo baña con el champú anti-pulgas?— Sonrío irónicamente hacia el nombrado. Ros se da la vuelta y se acuesta dándome la espalda.

Babú me mira en shock.

¡Noooo!, ¿Es tuyo, entero todito?.— Mira de nuevo al pequeño animal, y parpadea.—Pero tú dijiste que nunca ibas a elegir uno, ¿Te sentiste sola a caso?.

Niego en silencio.

—Yo no lo elegí. Él me aceptó y yo a él.Abre su boca ligeramente, aún más impresionado.—¿Qué?, sabes  que conmigo las cosas son diferentes.—Paso una mano por mi cabello.—Bueno bueno, a lo que vine Babú. Ya te dije, te vendré a visitar luego, ahora quiero lo que te pedí.

Él asiente, coge una manilla de su mano y se agarra en una coleta baja su cabello.

Mmm, Babú sabe atraer a mujeres hermosas. Él a pesar de sus preferencias, su porte y contextura calienta. Y su rostro....

¿Por qué Safna mandó a un ser así de picante?

"Por qué mandó a un unicornio será"

"¿Estarás resentido gatito?"

No responde.

Haber mi love, aquí tengo lo que no pediste pero estoy seguro que  te encantará.Me muestra un vestido  hermoso. Es dorado y tiene brillo pero no para quedarte ciega, su largo hasta las rodillas y tiene un escote en pico, es  justo lo que necesito.—Sabía que te iba a gustar, busqué el azul que dijiste, pero a penas llegó este a mis ojos, no dudé.Me lo entrega.Báñate  y luego vienes acá.— Sin más hago lo que me dice.

~~~

Babú comienza a secar mi cabello, el calor emana la secadora hace cosquilla en la oreja.



Miless

Editado: 08.11.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar