Nahual - Espíritu Protector

Comencemos a materializar

 

Al terminar la clase los chicos salieron del salón Gina fue la primera en retirarse, Dan y Matius la alcanzaron, 

-No te preocupes, dijo Dan, 

-Son solo tres puntos, los recuperaremos pronto ya veras,- Dijo con una sonrisa Matius, Gina no tuvo más remedio que tranquilizarse y cambiar su rostro de tristeza a una sonrisa pura. 

-Ahora ¿qué clase sigue? -

-Vamos al salon T-7- Respondió Gina, 

Caminaron hasta llegar a él, fueron los primeros alumnos en entrar al aula, la maestra ya estaba en el lugar y al lado de ella un Búho de metro y medio, color blanco con los ojos bien abiertos se encontraba de pie, cuando llegaron todos los alumnos al aula se presentó, 

-Bienvenidos chicos mi nombre es Farida Medleel y esta es la clase de Materialismo Espiritual, ese Nahual de allí es mi compañero Bafa, si tienen alguna duda los dos podemos ayudar,-

Parecía un ave bastante sabia, los grupos que estaban en la primer clase fueron los que quedaron en todas las demás, la maestra Farida era bastante agradable, no se parecia nada a Markus. 

Pero no por eso podemos decir que la clase era más fácil, al contrario, dicha materia conllevaba mucho más concentración, los chicos tenían que cerrar los ojos e imaginarse a sus Nahuales, muchos de ellos podían ver una silueta si se esforzaban lo suficiente, Dan y Matius podían escuchar sus voces aunque un poco distorsionadas y no muy entendibles, Feber y Jezer ni escuchaban ni miraban nada, Gina y Aura podían escucharlos, Gina incluso le preguntó su nombre.

 -Mi nombre, aun no estas apta para saberlo, esfuérzate y apresúrate a materializarme, se me hace aburrido tener que estar aquí,-

 -Pero ¿Cómo lo hago? -

-No es tan difícil como piensas, solo ten fe en que lo harás, cree en ti y en mí.-

Luego de eso Gina no pudo seguir escuchándolo, Matius tuvo mejor suerte, incluso orbes de luz se formaron dentro del salón, y todos podían escuchar su nahual  hablar. 

-Muy bien Matius, muy bien, sigue así,- todos estaban asombrados, y mucho más la maestra.

-Matius esto es maravilloso, simplemente maravilloso, solo alguien a logrado esto en su primera clase y fue tu hermano,- cuando Matius escucho eso los orbes de luz comenzaron a desaparecer la voz de aquel nauhal ya no se escuchaba, Matius perdió totalmente la concentración que tenía. 

-Muy bien muchacho muy bien, dijo la maestra Farida pueden salir a su receso, nos vemos mañana, y Matius, llegaras muy lejos en poco tiempo,- el chico la vio con una aparente tristeza.

 El receso llegó, salieron del salón, Dan, Matius, Gina, Feber, Aura y Jezer se dispusieron a caminar y ver que cosas maravillosas encontraban a sus alrededores, avanzaron hasta el patio de la escuela donde vieron una pequeña cafetería la cual tenía un rótulo que decía, "Coffe Nahual, Te servimos, pero no nos hagas enojar", a los chicos les pareció gracioso y decidieron ir a beber algo, al abrir la puerta unos souvenirs que estaban colgados comenzaron a hacer ruido, el lugar era acogedor, mesas redondas adornaban el sitio y en el centro de cada una había una flor, cada mesas tenía una flor de color diferente, los chicos entraron al lugar y donde se preparaba el café estaba un hombre alto, delgado, con cabello hasta su cuello y unos guantes color blancos limpiando una tasa, -Bienvenidos chicos, por sus rostros puedo ver que han tenido un día bastante agotador, tomen asiento, ya les llevamos algo de comer y de beber, esta vez por ser los primeros en venir el día de hoy, la casa invita, Que alegría, al parecer su día estaba cambiando, por fin un poco de felicidad después de aquel trago amargo de su primera clase y del esfuerzo hecho en la segunda. Se acomodaron en una de las mesas del lugar.

-Matius eso fue ¡grandioso! ¿cómo es que lo conseguiste?, le preguntaron todos,-

-Mi hermano desde que estaba chico me dijo que tenía que visualizar a mi nahual enfrente de mi, que lo visualizará y que tuviera fe que el allí estaría, que si lo deseaba con el corazón el me diría su nombre y se aparecería enfrente de mí.-

-¿Y qué pasó, por qué no seguiste?,-

-Cuando la maestra menciono a mi hermano me puse triste porque él murió hace mucho tiempo,-

-Lo siento mucho,- dijo Dan,-

-Y ¿Cómo pasó?- 

-Gina, por favor como preguntas eso,- la reprendió Aura.

-Esta bien, fue hace mucho, aun desconocemos la verdad, pero se que algún día la sabremos.-

Pasados unos minutos la sorpresa invadió a cada uno de los chicos, pues el que llevaba los cafés y otras golosinas era nada más y nada menos que Gorel, el gorila que los había atendido en el festejo de iniciación. 

-Hola chicos, veo que están cansados, pero no se preocupen aquí les traigo algo de comer y beber Cortesía de Norman, tienen que recuperar energía porque las clases de la tarde son las más difíciles.-

Feber miró a sus amigos diciendo -No... ¿Porqué? ¡Ya quiero irme a mi casa!-

-Tranquilo Feber- le dijo Dan, -no creo los siguientes pueden ser más aterradores que Markus.-



Jezequiel

#13769 en Fantasía
#2884 en Magia

En el texto hay: colegios, magia, bestias espirituales

Editado: 08.02.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar