Nether

Luz de esperanza

Al decir que somos el equipo Noble las luces de la camioneta se encendieron alumbrado casi todo el búnker y hemos notado que eran como unos 37 blobs dentro del búnker en el que unos 15 nos estaban apuntando con sus armas.

- Bajen sus armas, no son enemigos - dijo el que tenía el puntero laser puesta en su SCAR-L - Ya pueden bajar sus manos -

Después de la bienvenida muy agradable bajamos del vehículo y el blob de la SCAR-L se nos acerco y nos presentó a todo el búnker.

- Bueno yo soy Anyelo, hemos estado aquí desde que empezó la invasión, ahora ¿cómo podrá ayudarnos? - dijo el de la SCAR-L

- Bueno le daremos un mapa y con esta brújula podrá guiar a los blobs a llegar al lugar seguro, además podemos darle algo de gasolina si quiere. - dijo Álvaro

- Vale, gracias por su generosidad, pero esta seguro que esa ciudad existe? - dijo

- Claro que existe aunque igualmente nosotros tampoco sabíamos de su existencia pero ya sabemos que existe una ciudad... *interrumpen* -

- Señor, el radar muestra movimientos, y son demasiados, señor - dijo un blob

- Okey, pongan en los lugares seguro a las familias y que los demás se preparen - dijo Anyelo

- ¿qué está sucediendo? - dijo Diego

- Lamento informarles, pero una oleada viene hacia este búnker - responde Anyelo

- Una oleada de demons? - preguntaba Alex

- Exactamente - luego de decir eso se sube al segundo piso y salen para afuera ya que había un espacio para estar afuera que rodeaba a todo el búnker

- Podemos ayudar? - le pregunta Álvaro sino de los blobs

- Si pueden sí, pero no tenemos armas para todos, solo hay pistolas - menciona

- No es necesario a que nos den armas, nosotros traemos armas - dijo José

Luego de eso nos subimos a ayudar a los blobs que estaban afuera del búnker en el segundo piso y algunos andaban con miedo otros con frío, pero algo peculiar de aquí era que no era oscuro sino se veía como una luz haciéndose verse como un entorno frío  //un ejemplo sería ver el cielo llenos de nubes y tú estando en la Antártida y con un paisaje azulado//   no se necesitaba luces, podías ver a los demons acercarse, estaban de color azul, esto si era algo raro, cuando habíamos llegado era oscuro y ahora hay luz de la nada

- ¡¡Abran fuego!! - gritando Anyelo

todos empezaban a disparar a esos demons que por suerte sólo estaban en la tierra y nosotros en lo alto pero la suerte se acabó cuando salieron de los cielos unos demons voladores, eran tipo gargolas, eran demasiados. Entre los disparos se escuchan sonidos de bestias gigantes, pude reconocerlos, eran arañas.

- Tienen una bazuca? - pregunto

- Si, hay uno ¿pero para qué lo quiere? - pregunta uno de los blobs que estaban a lado mío

- oyes eso mijo, eso no es un simple demon, esa araña gigante no se mata fácil - dijo José mientras que yo me fui a buscar la bazuca, luego de estar buscando pregunté si se podía subir al techo y me dijeron que si a lo que vi unas escaleras y subí. El frío era demasiado, mis manos andaban temblando, me puse las gafas del casco y pude notar como unas sombras dentro de la nube se acercaba, busque su cabeza y lo encontré, estaba listo, listo para disparar y ¡zas! disparo, el misil y va justo a la cabeza, veo como cae pero la felicidad no duró mucho al ver como otras dos arañas salen de las nubes   // las nubes estaban topando el suelo era como si fueran una muralla de nubes congeladas con color azulado frío //  
- mierd... y ahora que voy a hacer, solo hay un misil *cargue el arma* - dispare el arma y solo le di a una de sus patas.

empece a bajar del techo - No podemos aguantar más, esas arañas son inmune ante las balas, retirese de aquí usted y su gente, nosotros les daremos tiempo - dije

- Nadie olvidará su sacrificio, soldado - dijo Anyelo - eres una luz de esperanza

- ¡¡Todos retirense!! es una orden, ¡¡Ya!! ¡¡Ya!! ¡¡Ya!! - dijo

- Y ahora qué? - me mira José con cara de desconcertado

- Bueno algún día tendríamos que morir - dijo Álvaro

- Al menos será por una bien a causa - dijo Alex

- Moriremos salvando a esta gente me agrada la idea - dice Diego  

Las alarmas empezaron a sonar y significaba que los demons ya estaban dentro del búnker.



Centinela Elay

#2768 en Fantasía

En el texto hay: tierno, otro mundo, aventura

Editado: 10.11.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar