No eres un robot

Me escape

Capitulo 2

 

Kiara

 

La tarde está hermosa, quisiera poder ir a mi lugar favorito para así poder ver cómo se oculta el solo poder pedir un deseo, talvez suene extraño, deben pensar que estoy loca al querer pedir un deseo al sol en el momento en que se va a ocultar pero es una costumbre mía mi abuela siempre me decía " tú siempre cree en lo que pienses que es para ti" y yo pienso que el atardecer es para mí.

Cada vez se acerca más la noche tenía planes con mis amigas y no sé qué hacer no puedo avisarles que no iré, estoy sin celular sola en mi cuarto.

Tengo una brillante idea, si iré es fácil escabullirse en esta casa. 
 

***************************************************
 

La música sonaba y sonaba yo no dejaba de mover las caderas de un lado a otro, es bueno bailar, es bueno divertirse y las cosas son mucho más buenas si van acompañadas con adrenalina.

Y en este momento estoy viendo a kenn Scott mi chico después de todo las cosas no van tan mal. 
Tomo unas copas de vodka y Bacardi blanco y damos la misma cantidad de pasos cuando nos encontramos con un jugoso beso.

Kenn Scott es de esos chicos malos de los institutos el mejor jugador de baloncesto, por supuesto el más famoso y el más playboy de toda la escuela todas la chicas están obsesionadas con él, pero aquí estoy yo ocupando ese lugar.

La música estaba buena era una de mis favoritas de Camila Cabello y Daddy Yankee Havanna moví las caderas al son de la música mientras kenn seguía mi ritmo lo hacía bien, ví a Katrina mi mejor amiga que estaba en la multitud no había menor duda, me estaba buscando.

La música estaba muy alta así que decidí gritarle a kenn para que pudiera escucharme:

- Kenn, cariño iré donde está Katrina- y para mí mala suerte antes de acabar de decir Katrina tienen que apagar la música, eso es vergüenza, si me acaba de pasar a mi Kiara O'Higgins. Con la cara enrojecida caminé hacia Katrina, al llegar la saludé y la puse al día con lo de mis padres.

- Kiara básicamente te escápaste, de tu casa sin que tus padres se den cuenta.

- Si me escape, de hecho Sol lo sabe ella me ayudará a lo que vuelva, me dejara la ventana abierta del segundo piso, subiré por el árbol a la segunda planta que está junto a la ventana.

- Sol te quiere mucho, y la estás arriesgando, puede perder su trabajo.

Eran las doce de la noche todo en mi cabeza daba vueltas, tenía ganas de vomitar, me encamine hacia el baño, al girar el pomo empuje la puerta, nunca quise encontrarme con tremenda escena. Kenn en medio de las piernas de Rebeca, ella estaba sentada en el lavado lo que le daba una buena posición.

Me limité a hablar cerré la puerta y salí de aquel lugar a toda prisa, era la escena más vergonzosa que pude presenciar. 

Kenn caminaba atrás mío a toda prisa, deje de caminar regrese a toda prisa y le di una bofetada, él solo dijo: 


- Lo siento, amor perdoname.- era tarde debía regresar a mi casa estaba muy borracha no Hiba hacer algo que después me arrepienta, o que me lleve a ser la burla del instituto. 

Les dejo un segundo capítulo de no eres un robot. Sígueme en mi cuenta de instagram cómo 

jackeline._.17 
 



jamileth castillo

#10962 en Novela romántica
#6446 en Otros
#1059 en Humor

En el texto hay: romance dolor secretos tristeza amor

Editado: 06.10.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar